La historia

Memorial de Lincoln

Memorial de Lincoln


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Lincoln Memorial es un monumento de estilo griego en el West Potomac Park de Washington DC.

Historia del Lincoln Memorial

El Lincoln Memorial fue construido para honrar al presidente Abraham Lincoln, quien fue el decimosexto presidente de los Estados Unidos de América, durante la Guerra Civil estadounidense, un hecho que se conmemora sobre la estatua gigante de Lincoln dentro del monumento con las palabras "En este templo como en el corazón de las personas para las que salvó la unión, la memoria de Abraham Lincoln está consagrada para siempre ”.

El presidente Lincoln fue asesinado por un actor y espía confederado, John Wilkes Booth, en el Ford Theatre el 14 de abril de 1865. Si bien un comité para el establecimiento de un monumento a Abraham Lincoln se incorporó por primera vez en 1867, la autorización para el monumento no se otorgó hasta 1911 y la construcción no comenzó hasta el 12 de febrero de 1914.

La construcción también fue un proceso largo y el Monumento a Lincoln finalmente se dedicó el 30 de mayo de 1922. El Monumento a Lincoln fue diseñado por el arquitecto Henry Bacon, quien también esculpió la estatua de Lincoln que los visitantes pueden ver dentro de sus paredes.

Como lugar de muchos discursos y eventos políticos importantes, el Lincoln Memorial tiene una historia propia, independiente de su propósito original. En particular, fue el lugar donde Martin Luther King pronunció su famoso discurso "Tengo un sueño" el 28 de agosto de 1963; el lugar está marcado con un grabado. Hoy, las palabras del discurso de Gettysburg y el segundo discurso inaugural de Lincoln están grabadas en la pared detrás del monumento.

Lincoln Memorial hoy

Lincoln Memorial se erige majestuosamente en National Mall y Memorial Parks, supervisado por el Servicio de Parques Nacionales y rodeado de otros importantes sitios históricos. Los visitantes son libres de ingresar al monumento en todo momento y, a menudo, puede estar bastante concurrido.

Por el momento, se está trabajando para abrir la bóveda subterránea debajo del monumento a los visitantes por primera vez. Intente venir de noche: el monumento está iluminado y, a menudo, está mucho más vacío.

Llegar al Lincoln Memorial

Como uno de los sitios más emblemáticos de Washington, es bastante difícil pasarlo por alto. El monumento se encuentra en el extremo oeste de Reflecting Pool, con vistas a él. Mucha gente camina por los jardines desde el Monumento a Washington. No hay estacionamiento desesperadamente cerca, pero un taxi puede dejarlo en cualquier lugar cercano. Está a medio camino a pie del centro de Washington.


Los 45 presidentes de Estados Unidos han dejado su legado y su huella en el país de una manera profunda. Por lo general, el partido político y las creencias personales de un ciudadano determinan su opinión sobre el funcionario ejecutivo. Sin embargo, el decimosexto presidente, Abraham Lincoln, es votado continuamente como el mejor presidente de la historia de Estados Unidos en una encuesta de estadounidenses modernos. Por ello, congresistas, arquitectos e historiadores que trabajaron juntos para crear el Memorial de Lincoln en su honor sabía que el monumento debía destacar entre los demás monumentos de Washington, D.C.

Abraham Lincoln fue presidente durante la Guerra Civil y es famoso por priorizar la unidad en el país. Fue asesinado poco después de que terminara la guerra el 14 de abril de 1865. El Congreso decidió rápidamente que era necesario hacer algo para honrarlo.

En 1910, Shelby M. Cullom y Joseph G. Cannon, miembros de la Cámara de Representantes, aprobaron la Proyecto de ley en memoria de Lincoln, que fue firmado por Presidente William Howard Taft en 1911. El proyecto de ley creó el Comisión Memorial de Lincoln y apartó $ 2 millones para construir el monumento. En esta lección, aprenda sobre la arquitectura, el diseño y la construcción del Lincoln Memorial y su lugar en la historia.


15 hechos monumentales sobre el Lincoln Memorial

Ubicado con orgullo en el extremo oeste del National Mall de Washington, D.C., el Lincoln Memorial es uno de los monumentos estadounidenses más queridos: atrae a millones de visitantes cada año. Aquí hay algunas cosas que quizás no sepa sobre su construcción y legado.

1. TOMÓ MÁS DE 50 AÑOS OBTENER UN MEMORIAL PARA LINCOLN CONSTRUIDO Y ABIERTO AL PÚBLICO.

Los esfuerzos para crear un tributo apropiado a Abraham Lincoln comenzaron inmediatamente después del asesinato del líder en 1865. En dos años, el Congreso formó oficialmente la Asociación del Monumento a Lincoln y comenzó a buscar artesanos para dar vida al proyecto. Sin embargo, las disputas sobre los detalles del proyecto retrasaron la construcción hasta 1914. Según el Servicio de Parques Nacionales, la mayoría de los "elementos arquitectónicos" del monumento se completaron en abril de 1917, la construcción se vio frenada por la Primera Guerra Mundial, y el monumento no se abriría hasta 1922.

2. EL DISEÑO DEL SIGLO XIX FUE MUCHO MÁS ELABORADO QUE EL PRODUCTO TERMINADO.

En las primeras etapas del plan del Congreso para honrar a Lincoln, se reclutó al escultor Clark Mills para idear el diseño. (Mills ganó el concierto después de crear un molde de la cara y la cabeza de Lincoln en 1865 y una famosa estatua de Andrew Jackson a caballo en 1853). Sin embargo, el Congreso no estaba preparado para la visión de Mills para el tributo, que involucraba una imagen de 12 pies. de Lincoln firmando la Proclamación de Emancipación y una colección de 36 figuras de bronce (seis a caballo) todas alojadas dentro de una estructura de 70 pies.

3. UN SUPERIOR DESAPARECIDO DEL WEST POTOMAC PARK COMO SITIO CONMEMORATIVO DEBIDO A SU REPUTACIÓN CRIMINAL Y PISOSA.

Cuando se revivió el proyecto del Monumento a Lincoln a principios del siglo XX, todavía había opositores a su construcción, principalmente, el presidente de la Cámara, Joe Cannon. El conservador acérrimo "Tío Joe" tuvo varios problemas con el proyecto (incluida su aversión a los grandes gastos del gobierno), pero la principal queja de Cannon se refería al diseño propuesto y la ubicación del monumento, que consideró indigno de su héroe Lincoln. “Mientras yo viva”, le dijo una vez al secretario de Guerra Elihu Root, “nunca permitiré que se erija un monumento a Abraham Lincoln en ese maldito pantano”, refiriéndose al terreno pantanoso y proclividad a producir cadáveres desechados.

4. LA ESTACIÓN DE TREN FUE UNA UBICACIÓN ALTERNATIVA PROPUESTA PARA EL MEMORIAL.

La Union Station de Washington, D.C., un importante centro de transporte estadounidense desde su apertura en 1907, fue sugerida por los aliados de Cannon como un lugar superior para un tributo a Abraham Lincoln de lo que jamás podría ser el río Potomac. El presidente Theodore Roosevelt aprobó originalmente la reubicación del proyecto en la parada del ferrocarril, pero recibió críticas del Instituto Americano de Arquitectos, que quería mantener los planes para desarrollar el sitio de Potomac.

5. LOS BRAZOS DE LINCOLN SE SIENTAN SOBRE UN SÍMBOLO ROMANO.

El Lincoln Memorial cobró vida gracias a la colaboración de muchos diseñadores y artesanos. Daniel Chester French diseñó la estatua del decimosexto presidente de Estados Unidos, que fue producida por una familia de escultores de mármol toscanos conocidos como los hermanos Piccirilli, y el arquitecto Henry Bacon creó el edificio del monumento. El italiano Piccirillis inyectó influencia romana en el proyecto, modelando los pilares sobre los que Lincoln apoya sus brazos sobre fasces, los haces de madera que han representado el poder durante siglos.

6. TAMBIÉN HAY INFLUENCIAS GRIEGAS EN EL MEMORIAL.

Mientras tanto, Bacon abordó la construcción del edificio exterior utilizando señales de diseño del clásico templo dórico griego. Según el Servicio de Parques Nacionales, se basó específicamente en el Partenón. Según los informes, Bacon sintió que "un monumento al hombre que defendió la democracia debería seguir el modelo de una estructura del lugar de nacimiento de la democracia".

7. EL PRINCIPAL COMPETIDOR DE BACON TENÍA ALGUNAS IDEAS EXTRAÑANTES PARA EL MONUMENTO.

Cuando algunos funcionarios electos se opusieron a las ideas de Bacon para la estructura, el arquitecto John Russell Pope presentó diseños alternativos para un tributo a Lincoln: entre sus propuestas estaban un templo maya tradicional, un zigurat mesopotámico y una pirámide egipcia.

8. EL MEMORIAL FUE REALMENTE LA SEGUNDA ESCULTURA DE LINCOLN DISEÑADA POR FRANCÉS.

Apenas dos años antes de comenzar el proyecto de Washington, French presentó una estatua de bronce de Lincoln a la Asociación Conmemorativa de Abraham Lincoln de Lincoln, Nebraska. La pieza representa al presidente en posición vertical con las manos unidas por la cintura y la cabeza inclinada hacia abajo. Como sería el caso del monumento posterior, la base sobre la que se asienta la escultura fue diseñada por Bacon. La estatua todavía se encuentra en los terrenos del Capitolio del Estado de Nebraska.

9. LINCOLN CASI DUPLICÓ SU TAMAÑO A MEDIDA QUE PROGRESÓ EL PLAN.

Los planos iniciales de French incluían un Lincoln de 10 pies. Para no ver al presidente superado por la grandeza de la sala circundante de Bacon, French subió al Honest Abe hasta una altura más majestuosa de 19 pies.

10. CERCA DEL 40 POR CIENTO DEL MONUMENTO ESTÁ SUBTERRÁNEO.

Cuando los espectadores disfrutan del Lincoln Memorial de 99 pies de alto y 202 pies de ancho, en realidad solo ven un poco más de la mitad de la construcción. Enraizado bajo el suelo está la base de la pieza, que se extiende 66 pies en la tierra en su punto más profundo para soportar el peso de la estructura de mármol.

11. EL HIJO DE LINCOLN VIVIÓ PARA VER LA DEVELACIÓN DEL MONUMENTO.

Al final, el monumento tardó ocho años en construirse. Entre los presentes para observar la dedicación oficial del Lincoln Memorial en mayo de 1922 se encontraba Robert Todd Lincoln, de 78 años, el único hijo sobreviviente del ex presidente, que había visitado el sitio durante la construcción.

12. EL FRANCÉS PUEDE HABER DISEÑADO LA ESTATUA CON UN NOD AL LENGUAJE DE SEÑAS AMERICANO.

Los observadores que saben leer y escribir en lenguaje de señas estadounidense han tomado nota de la posición de los dedos esculpidos de Lincoln, reconociendo en su disposición el significado de las letras. A y L. Aunque no hay ningún registro que indique que los franceses tenían la intención de que la estatua participara en el acto de la firma, el historiador Gerald J. Prokopowicz encuentra motivos para creer que el diseño fue deliberado. Entre los hechos que apoyan la afirmación de Prokopowicz se incluyen una escultura que French había hecho de la educación del pionero sordo Gallaudet donde estaba enseñando a un estudiante la letra A, y el hecho de que se sabe que French ha modificado sus modelos originales de la mano derecha de Lincoln de una mano apretada. a uno abierto.

Además, el propio Lincoln estaba particularmente involucrado en la causa de promover el estudio de la lengua de signos: autorizó la creación y firmó la carta de la Universidad de Gallaudet, la escuela para sordos cuyo fundador francés también había esculpido.

13. SE REALIZÓ UN CONCIERTO AD HOC SOBRE LOS PASOS CONMEMORATIVOS EN RESPUESTA AL PREJUICIO RACIAL.

En 1939, a la cantante afroamericana Marian Anderson se le prohibió actuar en el Salón de la Constitución de las Hijas de la Revolución Americana en Washington, D.C. Después de enterarse de esta discriminación, la Primera Dama Eleanor Roosevelt y el Secretario del Interior Harold LeClair Ickes ofrecieron el Monumento a Lincoln como el lugar para un concierto masivo para presentar a Anderson el próximo Domingo de Pascua. Anderson actuó en el sitio histórico ante una multitud de 70.000 personas.

14. RICHARD NIXON VISITÓ EL MONUMENTO A LAS 4 A.M. UNA NOCHE PARA DEBATEAR LOS MÉRITOS DE LA GUERRA DE VIETNAM.

A medida que la oposición a la guerra de Vietnam ganó fuerza entre la juventud estadounidense, sitios como el Lincoln Memorial se convirtieron en lugares para protestas pacifistas. En mayo de 1970, pocos días después de los tiroteos de Kent State, el monumento organizó una vigilia con velas que se prolongó hasta la noche. La manifestación atrajo a un visitante poco probable: el presidente Richard Nixon, quien visitó el Memorial poco después de las 4 a.m. para "hablar con sentido común" entre la multitud que protestaba de unos 30 estudiantes. Nixon relató más tarde: "Me acerqué a un grupo de ellos y les di la mano. No fueron hostiles. De hecho, parecían algo sobrecogidos y, por supuesto, bastante sorprendidos".

15. LAS PAREDES CONMEMORATIVAS TIENEN UN TIPO.

La pared norte del edificio del monumento presenta una inscripción del segundo discurso inaugural de Abraham Lincoln, un discurso pronunciado originalmente en marzo de 1865 al final de la Guerra Civil. El memorable encantamiento de Lincoln, "Con grandes esperanzas para el futuro, no se arriesga ninguna predicción con respecto a él", concluye el primer párrafo de la inscripción, aunque con un pequeño error: la palabra "FUTURO" está mal escrita como "EUTURO", un error que permanece visible a pesar de los intentos de corregirlo.


Lincoln High se mudó a lo que ahora es Lincoln Middle School antes de cerrar

Después de la marcha del sábado, los invitados fueron llevados al auditorio de la Escuela Secundaria Lincoln, donde el Capítulo de Antiguos Alumnos de la Escuela Secundaria Lincoln cantó el alma mater.

Los oradores de antiguos alumnos recordaron a los viejos maestros y recordaron cómo era Lincoln antes de su cierre.

La portavoz Lynn Jones, quien se graduó en 1962, dijo que solo vivía a cuatro cuadras de Lincoln High School cuando estaba en la escuela primaria.

En ese momento, Lincoln High School estaba en Northwest Eighth Avenue antes de ser trasladada a la actual ubicación de Lincoln Middle en 1001 SE 12th St. en 1956.

"Estábamos tan felices, incluyéndome a mí, de estar en una escuela tan grande, era grande para mí viniendo de una pequeña escuela primaria en la que estaba, y ciertamente disfrutamos todo el tiempo que estuvimos aquí", dijo Jones.

Sue Marie Duncan, presidenta de la última promoción de graduados, subió al podio y pidió que su clase se pusiera de pie y fuera reconocida.

Ella dijo que los mejores momentos llegaron al comienzo del año escolar en septiembre de 1969, cuando sus compañeros de clase anticiparon un año escolar típico.


Datos interesantes sobre el Lincoln Memorial

los Memorial de Lincoln es un monumento nacional estadounidense construido para honrar al decimosexto presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln.

El monumento es situado en el extremo occidental del National Mall en Washington, D.C.

El Lincoln Memorial fue diseñado por Henry Bacon.

El Lincoln Memorial construcción tuvo lugar entre 1914 y 1922.

El edificio tiene la forma de un Templo dórico griego y contiene una gran escultura sentada de Abraham Lincoln.

El monumento mide 57,8 por 36,1 metros. (189,7 por 118,5 pies) y es 30 metros (99 pies) alto.

Tiene 36 columnas que representan los estados de la unión en el momento de la muerte de Lincoln y # 8217. Las columnas miden 13 metros (44 pies) de altura con un diámetro de base de 2,3 metros (7,5 pies).

Daniel Chester French diseñó la estatua del decimosexto presidente de Estados Unidosque fue producido por una familia de talladores de mármol de la Toscana conocida como los hermanos Piccirilli.

los estatua está compuesto por 28 bloques de mármol blanco de Georgia y se eleva 9.1 metros (30 pies) desde el piso, incluida la figura sentada de 5.8 metros (19 pies) (con sillón y reposapiés) sobre una altura de 3.4 metros (11 pies) pedestal. La estatua pesa 159 toneladas métricas (175 toneladas estadounidenses).

Los brazos de Lincoln descansan sobre representaciones de fasces romanos, un toque sutil que asocia la estatua con el tema de Augusto (e imperial) (obelisco y monumentos funerarios) del Washington Mall.

Directamente detrás de la estatua de Lincoln puedes leer las palabras de Royal Cortissoz tallado en la pared: & # 8220EN ESTE TEMPLO COMO EN LOS CORAZONES DEL PUEBLO POR QUIÉN SALVÓ A LA UNIÓN LA MEMORIA DE ABRAHAM LINCOLN ESTÁ CONSAGRADA PARA SIEMPRE.”

Además de la inscripción detrás de la estatua de Lincoln, dos de los discursos más famosos de Lincoln están inscritos en las paredes norte y sur del monumento a Lincoln.

Encima de cada una de las inscripciones del Lincoln Memorial hay un metro de 18,3 por 3,7 (60 por 12 pies) mural pintado por Jules Guerin retratar gráficamente los principios rectores evidentes en la vida de Lincoln. En el mural de la pared sur, se muestran la libertad, la libertad, la inmortalidad, la justicia y la ley, mientras que la pared norte representa la unidad, la fraternidad y la caridad.

los techo del Memorial, a 18 metros (60 pies) sobre el piso, está compuesto por vigas de bronce, adornadas con hojas de laurel y roble.

El exterior es de mármol blanco de Colorado, las paredes interiores y las columnas de piedra caliza de Indiana, la escultura de mármol blanco de Georgia, el suelo de la cámara de mármol rosa de Tennessee y las claraboyas de mármol de Alabama.

Existen 58 pasos desde la cámara hasta el nivel de la plaza, y 87 pasos desde la cámara hasta la piscina reflectante.

Debajo del Lincoln Memorial hay un sótano enorme y oscuro. donde las columnas de hormigón armado están decoradas con trabajadores de la construcción & # 8217 graffiti de 90 años & # 8212 Mutt y Jeff aquí, un hombre fumando una pipa allí. Estalactitas una vez formadas por cientos en el interior. El Servicio de Parques Nacionales solía ofrecer recorridos, pero ya no. & # 8220 Nunca fue diseñado para la seguridad de las personas & # 8217, & # 8221 explicó el Servicio de Parques & # 8217s Stephen Lorenzetti, jefe de gestión de recursos para el área que incluye el monumento.

Una leyenda es que Lincoln se muestra usando lenguaje de señas para representar sus iniciales, con su mano izquierda en forma para formar un & # 8220A& # 8221 y su mano derecha para formar un & # 8220L& # 8220. El Servicio de Parques Nacionales niega ambas historias, llamándolas leyendas urbanas.

Algunos han afirmado que el La cara del general Robert E. Lee fue tallada en la parte posterior de la cabeza de Lincoln & # 8217, y mira hacia atrás a través del Potomac hacia su antigua casa, Arlington House, ahora dentro de los límites del Cementerio Nacional de Arlington.

Hay una 'error de tipografía’En el Lincoln Memorial. Los textos completos del discurso de Gettysburg y del segundo discurso inaugural de Lincoln fueron tallados a mano, y el grabador inscribió accidentalmente la palabra EUTURO en lugar de FUTURO en el muro norte. Se completó la línea de base de la E, pero la reparación es obvia a simple vista.

La estatua, originalmente pensada para tener solo 3 metros (10 pies) alto. Sin embargo, se revisó a 5,8 metros (19 pies) en el momento de la construcción.

El monumento ha sido escenario de muchos discursos famosos, incluido el discurso de Martin Luther King & # 8217s & # 8220I Have a Dream & # 8221, pronunciado el 28 de agosto de 1963, durante el mitin al final de la Marcha en Washington por el Empleo y la Libertad.

De 1959 a 2008, el Lincoln Memorial se mostró en el reverso de la moneda de un centavo de los Estados Unidos., que lleva el busto del retrato de Lincoln en el frente. La estatua de Lincoln se puede ver en el monumento. Esto se hizo para conmemorar el 150 aniversario del nacimiento de Lincoln.

El monumento también aparece en el reverso del billete de cinco dólares estadounidenses., el frente del cual lleva el retrato de Lincoln.

El Lincoln Memorial es uno de los monumentos estadounidenses más queridos.

Ha sido incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos desde el 15 de octubre de 1966.

En 2007, ocupó el séptimo lugar en la Lista de Arquitectura Favorita de América # 8217 por el Instituto Americano de Arquitectos.


Lincoln Memorial: un templo de tolerancia


Se enviaron invitaciones como la anterior a los dignatarios, pero el público en general también pudo asistir a la inauguración del Lincoln Memorial el 22 de mayo de 1922. Esta imagen muestra una pequeña parte de la multitud masiva. (Arriba, Subastas patrimoniales, Archivos Nacionales de Dallas / Getty Images)

Para colmo de males, un grupo de "supervivientes vestidos de gris del ejército confederado", ancianos blancos que habían emprendido la rebelión para desafiar a Lincoln y defender la esclavitud, recibieron asientos especiales de honor junto a los veteranos supervivientes del lado de la Unión. El Washington Post Aplaudió el hecho de que "dos grupos de hombres inclinados en azul y gris tenían asientos a derecha e izquierda de una bandera a favor y en contra de la existencia de la que una vez lucharon". Pero un testigo afroamericano vio una cruel ironía en el hecho de que “los hipócritas de la gran nación” habían practicado “Jim-Crowism del tipo más grosero” en un día dedicado a Lincoln. Las anomalías en los asientos dejaron claro, se quejó, que "el botín ha ido a parar a los conquistados, no a los conquistadores".

Ese día de dedicación, otra indignidad esperaba a los admiradores afroamericanos de Lincoln. Este desaire adicional, sin embargo, al principio solo sería conocido por algunos de los invitados especiales que ascendieron a la plataforma de los oradores en lo alto de los escalones del Lincoln Memorial, todos ellos tan blancos como los pilares frente al edificio. El único orador afroamericano en el programa de ese día fue Robert Russa Moton, director del Instituto Tuskegee totalmente negro. En un gesto aparentemente generoso, los organizadores lo habían invitado a representar a “la raza de color” con un discurso de dedicación separado y presumiblemente igual. Aunque conocido como un conservador, Moton redactó un discurso sorprendentemente provocativo, insistiendo: "Mientras se niegue a cualquier grupo dentro de nuestra nación la protección total de la ley", entonces lo que Lincoln había llamado su "obra inconclusa" permanecería "todavía inconclusa, ”Y el nuevo Memorial en sí,“ pero una burla hueca ”.

Después de revisar el manuscrito de Moton Sin embargo, la Casa Blanca insistió de antemano en que se borraran los comentarios críticos. Moton podría pronunciar un discurso más anodino o perder su lugar en el programa. Ante la perspectiva de perder la mayor audiencia a la que se había dirigido, Moton cedió ante los censores. Su manuscrito original permanecería inédito durante décadas.

Tras el discurso truncado de Moton, el presidente del Tribunal Supremo William Howard Taft, presidente de la Comisión del Monumento a Lincoln, se levantó para declarar casi desafiante que el nuevo santuario representaba la "restauración del amor fraternal de las dos secciones", no las dos razas. Lincoln, insistió, era "tan querido por los corazones del Sur como por los del Norte".

En sus propios comentarios, el presidente Warren G. Harding secundó esa emoción. Como si hablara principalmente a los veteranos confederados en la audiencia, Harding declaró de Lincoln: “Cómo suavizaría su angustia saber que el Sur hace mucho tiempo que se dio cuenta de que un vanidoso asesino le robó a su más sincero y poderoso amigo ... [cuyo ] la simpatía y la comprensión habrían ayudado a curar las heridas y ocultar las cicatrices y acelerar la restauración ". Al periódico negro el Defensor de ChicagoLas palabras de Harding parecían "un intento supino y abyecto de justificar, con palabrerías de disculpa, el acto más grande del mayor estadounidense: la liberación de los esclavos pobres e indefensos". El periódico llegó a advertir a sus lectores que ese día no se había realizado ninguna dedicación del Monumento a Lincoln.

En vista de su vergonzosa inauguración, lo más notable del Lincoln Memorial puede ser que finalmente emergió como el santuario secular más universalmente venerado de Estados Unidos, y el más unificador.

Casi un siglo después, ahora es la primera y más importante parada en la lista de destinos patrióticos de muchos estadounidenses, así como un imán para grupos que se cuentan por decenas de miles. Aquí, el Dr. Martin Luther King Jr. coronó la Marcha de 1963 en Washington con su discurso "Tengo un sueño". Aquí, un asediado Richard Nixon apareció sin previo aviso poco antes de su renuncia para comunicarse con el espíritu de Lincoln. Y aquí, los futuros presidentes desde Bill Clinton hasta Donald Trump han aparecido en las vísperas de sus investiduras para reclamar simbólicamente el manto de Lincoln. Ya sea que sirva como un santuario para la contemplación o un lugar de reunión para la protesta o el boato, el monumento rara vez decepciona.

El escultor Daniel Chester French posa con dos modelos de yeso del Lincoln Memorial. Parte del genio de French fue la capacidad de ampliar sus esculturas sin perder proporción. (Topfoto / The Images Works)

No sin importancia, el monumento es el logro supremo del hombre talentoso pero esquivo que creó la estatua que se cierne entre sus paredes: el escultor Daniel Chester French (1850-1931). Gracias a su visión y talento, el sitio aún evoca la combinación de majestad y humildad que los estadounidenses creen que personifican su país y sus más grandes líderes. El sombrío gigante se las arregla para presentar su tema, como lo expresó French, en toda “su sencillez, su grandeza y su poder”, una trinidad de virtudes que no es fácil de transmitir en una sola obra de arte. La representación texturizada personifica la creencia simultánea de los estadounidenses tanto en su modestia colectiva como en su posición preeminente en el mundo.

La estatua de mármol de Lincoln de French es probablemente la escultura más famosa jamás creada por un estadounidense individual, por no mencionar, con 19 pies de altura y unas 200 toneladas de peso, la más grande. Es el más visitado, el más apreciado y el más reproducido (tanto en miniatura como en selfies) de los iconos nacionales. En una época en la que se desata la controversia sobre las estatuas públicas que honran a los generales confederados, a los padres fundadores esclavistas y a otras figuras imperfectas del pasado estadounidense, el Lincoln de French permanece majestuosamente entronizado sin objeciones.

Que esta estatua inspiradora fue el trabajo de un artista profesional reservado, a veces impenetrable, que vivió la mayor parte de su vida en la Edad Dorada y dejó pocas pistas escritas sobre sus ideas o instintos, lo que hace que su relevancia en constante expansión sea aún más asombrosa. Escultor profesional durante casi medio siglo, cuando su estatua más famosa ocupó su lugar entre los grandes monumentos públicos de Washington, "Dan" French era, en el nivel más obvio, un rudo New Englander, un hombre de muchos logros pero pocas palabras. Su exterior taciturno, sin embargo, enmascaraba el alma de un genio creativo.

El francés nunca iluminó su arte a través de explicaciones. Más bien, habló, de hecho existió, a través de su arte, expresándose apasionadamente a través de una habilidad poco común y un toque común que ningún otro escultor estadounidense ha combinado con tanto éxito. "Si soy articulado", comentó una vez con una subestimación típicamente modesta, "es en mis imágenes". Juzgado solo en términos visuales, French se convirtió en el artista público más articulado de Estados Unidos. Creó el icónico "Minute Man" para su ciudad natal, Concord, Mass., Cuando solo tenía 24 años. Luego pasó a diseñar el símbolo central de la Exposición Colombina Mundial de 1893 en Chicago, "La República", junto con retratos aclamados y realistas de Ralph Waldo Emerson y John Adams. Se especializó en estatuas del campus como "John Harvard", "Thomas Gallaudet" y "Alma Mater" en Columbia, junto con marcadores de cementerio evocadores y cargados de símbolos en honor al difunto escultor Martin Milmore en Boston y los tres hermanos Melvin nacidos en Concord que Murió durante la Guerra Civil.

Los héroes militares de la guerra también se convirtieron en una especialidad; todos ellos, por supuesto, hombres de la Unión. Para cuando French obtuvo el encargo de crear la estatua del Lincoln Memorial (aparentemente sin competencia), ya era el escultor más conocido y mejor pagado de Estados Unidos, fideicomisario del Museo Metropolitano de Arte y residente de verano de Stockbridge, Massachusetts. , donde vivió y trabajó en una magnífica propiedad y estudio, “Chesterwood”, ahora un sitio de National Trust (ver recuadro a continuación). French también presidió la Comisión Nacional de Bellas Artes, el mismo organismo asignado para aprobar el Monumento a Lincoln. Renunció a regañadientes sólo cuando se hizo evidente que el conflicto de intereses era insuperable.

Aun así, el proyecto fácilmente podría haberse descarrilado. Por un lado, no todos los partidarios del Congreso creían que el parque pantanoso en el borde occidental del nuevo National Mall fuera un lugar apropiado y apropiado para un Lincoln Memorial. Las sugerencias alternativas incluyeron Union Station, el Capitolio, el Observatorio Nacional, la Casa de los Soldados y el punto medio entre Washington y la capital confederada de Richmond.

Incluso cuando prevalecieron cabezas más sabias con respecto al sitio, los detalles sobre la estatua en sí permanecieron en disputa. Para ahorrar tiempo y dinero, algunos propusieron pedir una réplica del "Lincoln de pie" de Augustus Saint-Gaudens en Chicago. Fue necesario un esfuerzo concertado de French y el arquitecto del Memorial, su colaborador frecuente Henry Bacon, para bloquear ese esfuerzo.

Se dice que la figura en primer plano es uno de los hermanos Piccirilli, los artesanos nacidos en Italia que tallaron la estatua de mármol bajo la supervisión de French. Sorprendentemente, la estatua nunca se ensambló por completo hasta que se colocó en el Memorial. (Archivos Nacionales / Getty Images)

Sin embargo, French originalmente contempló un Lincoln propio. Rechazó la idea solo cuando calculó sabiamente que los visitantes que se acercaran desde los escalones inferiores del exterior no podrían ver el rostro de una estatua vertical. Durante un tiempo, French jugó con la idea de fundir su Lincoln en bronce, una idea que luego rechazó.

Los planificadores eligieron las palabras del Discurso de Gettysburg y la Primera Inauguración para rodear la estatua, pero si French se salía con la suya, el discurso de despedida de Lincoln a la gente de Springfield, Ill., Pronunciado el 11 de febrero de 1861, cuando se fue a Washington, DC, y se habría añadido su notable carta de consuelo a Lydia Parker Bixby, una mujer de Boston que perdió cinco hijos en la batalla: la primera, una obra maestra reconocida, aunque anterior a la Guerra Civil, la segunda, una obra cuya autoría ha sido cuestionada desde entonces. Menos resultó ser más. Como por arte de magia, French produjo un pequeño modelo de arcilla en Chesterwood que capturó la esencia de la futura estatua desde el principio.

No hasta que el edificio estuviera casi terminado. ¿Se dio cuenta el escultor de que la obra final imaginada de 12 pies de altura quedaría eclipsada dentro de su vasto atrio? El escultor convenció al Congreso de que pagara para aumentar su altura en dos metros sólo después de colgar una cabeza de yeso de tamaño proporcional del techo del interior del monumento para demostrar que cualquier cosa más pequeña se vería decepcionante. Los talladores franceses nacidos en Italia, Bronx, Nueva York, luego elaboraron la estatua final a partir de 28 bloques de mármol. Sorprendentemente, nunca se ensambló en un todo hasta que llegó al edificio, bloque por bloque, en 1919.

El resultado final representó la última posición de French para el clasicismo en la era del modernismo que se acerca rápidamente. El hecho de que su Lincoln Memorial haya trascendido de manera tan desafiante los gustos artísticos cambiantes y el estado de ánimo del público cambiante es un testimonio de la creencia casi desafiante del artista en la relevancia perdurable de la imagen heroica. Con el Lincoln Memorial, French logró no solo un retrato magistral para la posteridad, sino también una plataforma para sus infinitas aspiraciones.

Pero la metamorfosis del Monumento a Lincoln en algo más grande que un monumento a Lincoln no comenzó hasta 1939, 17 años después. Esa primavera, a la contralto afroamericana Marian Anderson se le impidió actuar en la sede de Washington de las Hijas de la Revolución Americana. Al renunciar a su membresía del DAR en protesta, la Primera Dama Eleanor Roosevelt instó a que el concierto se traslade a un escenario aún más grande: los escalones del Lincoln Memorial. Allí, el programa del Domingo de Pascua de una hora de duración de Anderson atrajo a una multitud integrada de 75.000, "la reunión más grande que Washington ha visto desde que Charles A. Lindbergh regresó de París", dijo el New York Herald-Tribune. Una transmisión de radio nacional trajo a millones más las magníficas interpretaciones de Anderson de "My Country’ Tis of Thee "y" Nobody Knows the Trouble I’ve Seen ".

El significado del Lincoln Memorial nunca volvería a ser el mismo que se había transfigurado, en el transcurso de una sola hora, de un monumento a la reunión seccional en una piedra de toque para la reconciliación racial. El prestigio del Memorial se expandió aún más gracias al poder de la cultura popular. La película de Frank Capra El Sr. Smith va a Washington, lanzado apenas seis meses después del concierto de Anderson, presentaba una escena particularmente evocadora desde su interior. En busca de inspiración, el incierto estudiante de primer año "Senador Jefferson Smith", en la persona del actor de Lincolnesque James Stewart, visita el Memorial y escucha "con ojos húmedos" mientras un niño lee en voz alta el Discurso de Gettysburg a su abuelo con discapacidad visual. An elderly black man enters the chamber just as the words “new birth of freedom” escape from the child’s lips.

The scene fades out with a giant close-up of the statue’s face to the swelling strains of the “Battle Hymn of the Republic” and “The Star Spangled Banner.” Dr. King’s appearance a quarter century later, in what he called “the symbolic shadow” of “a great American,” only cemented the metamorphosis.

The original, flawed 1922 Lincoln Memorial dedication closed with a benediction—after which most of the dignitaries along its top step clustered around white-bearded Robert Todd Lincoln, the president’s sole surviving son, to offer greetings. As the huge, segregated crowd below began to disperse, French strolled unnoticed into the building and spent a few silent minutes communing with the huge marble figure he had created. After a few moments in solitude, he glanced to his side and noticed Robert Russa Moton standing next to him, gazing at the work as well.

To French’s delight, Dr. Moton “praised the statue.” French, in turn, confided to him that he remained worried about the way it was lit, for despite last-minute modifications, the sculpture still did not look as he had intended. "Dr. Moton was a sympathetic listener and Dan found himself being drawn out to give him some of the details of the building,” remembered the sculptor’s daughter.

Did French confide to Moton that he had intended that the statue would “convey the mental and physical strength of the great president”? Did Moton confide his disappointment at the prejudice manifested at the dedication ceremony? Unfortunately, no one made a further record of their conversation.

We know only that after they spoke, “the powerfully built college president and the frail-looking sculptor walked out into the sunshine and the May wind as they went down the steps and stood on one of the terraces looking up at the memorial”—the same breathtaking view enjoyed by millions of fellow Americans, black and white, ever since.

Harold Holzer, winner of the Lincoln Prize and chairman of the Lincoln Forum, is the author, coauthor, or editor of 53 books, most recently Monument Man: The Life and Art of Daniel Chester French, from which this article is adapted.

The House at Monument Mountain

In 1896, longing for a place to live and work during the summertime, Daniel Chester French purchased a farmhouse in Stockbridge, Mass. Although the main structure was dilapidated and an old barn seemed unsuitable as a studio, the surrounding vistas captivated him: Monument Mountain rising in the near distance, and a carpet of trees and flowers blooming on all sides. French called it “the best ‘dry view’ he had ever seen.” Obtaining a cash advance on a statue he was fashioning of General Ulysses S. Grant, French paid $3,000 to acquire both buildings and 150 surrounding acres. He named his new estate “Chesterwood” after his grandparents’ hometown of Chester, N.H.

Chesterwood – the studio of Daniel Chester French located in Stockbridge, Connecticut. Daniel Chester French (1850-1931) was the sculptor of the statue of Abraham Lincoln in the Memorial in Washington, D.C. The studio has a standard-gauge railroad track used to roll large sculpture outdoors for viewing in natural light. The museum holds what is probably the largest single collection of work by any American sculptor.

For the next 33 years, French and his family summered here. The sculptor hired architect Henry Bacon—future designer of the Lincoln Memorial—to create a fine replacement house and an adjacent studio (moving the barn up the hill). By 1898, French began working here on an equestrian statue of George Washington for the city of Paris. Here, French would later fashion the original clay model of his seated Lincoln, plus sculptures of Civil War Generals Joseph Hooker and Charles Devens. French later said of his Chesterwood routine, “I spend six months of the year up there. That is heaven New York is—well, New York.”


When was the Lincoln Memorial Designed and Built?

While it was built over an eight-year period – between 1914–1922 — the Lincoln Memorial structure was first designed back in the late 1800s, when Congress decided to up the ante of the existing statue due to popular demand. Lincoln was a much-loved figure and the demand for a memorial more fitting of the president's legacy was considerable. The original statue was erected in 1868, three years after the assassination of the president. But, as we said, many believed that this statue was not fitting for the President and his services to the US, so they demanded a more impressive memorial to commemorate Lincoln.

Congress complied with this request and began to enlist designers and builders for the memorial project. At this point, a fierce debate raged on as some parties believed that Lincoln would have preferred a modest log cabin memorial. The original design was chosen, but the project ran out of steam soon afterwards. However, as the charitable subscriptions needed to build, the statue did not reach the necessary amount. At the turn of the 1900s, Congress was challenged again to create another monument. After five failed bills to restart the project, the sixth finally passed in 1910. The next step in the process was for the Lincoln Memorial Commission, led by President Taft, to decide upon a site and design for the project. Each of these came with their own debates surrounding them and the issue of where to place the statue was particularly contentious.

After the plans were approved, and although they changed throughout time, the building was finally underway. The statue of Lincoln was originally intended to be 10-feet tall, but it was nearly doubled in size to 19 feet after designers expressed concerns that the statue may look small compared to the huge housing that surrounded it. The result was the huge statue we see today, and it was obviously well built and maintained as it remains in impeccable condition to this day.


Lincoln Memorial - History

The Lincoln Memorial suits its surroundings so well that it seems to have always been there. The city's master designer, Pierre L' Enfant, could hardly have imagined a better architectural anchor to the west end of the Mall, the grassy area he visualized between the Capitol Building and the Potomac River.

Behind the memorial to the west lies Arlington National Cemetery and the stately Lee-Custis Mansion to the east you see the Washington Monument and Capitol Hill. The massive sculpture of Lincoln faces east toward a long reflecting pool. The peaceful atmosphere belies the years of disagreement over what kind of monument to build and where.

Help from Lincoln's Friends

In 1910 two members of Congress joined forces to create a memorial which honored Lincoln. Shelby M. Cullom and Joseph G. Cannon, who had known Lincoln in Illinois, pushed through a Lincoln Memorial bill which President Taft signed on February 11, 1911. The bill created the Lincoln Memorial Commission to oversee the project and set aside $2 million in funds. The final cost, however, was $3 million.

Before the commission completed plans to build in what was known as the Potomac Flats, it considered various locations and memorial ideas which ranged from a highway to a huge pyramid. John Hay, one of Lincoln's White House secretaries, promoted the Potomac location, saying that the monument should stand alone, distinguished, and serene.

On Memorial Day, May 30, 1922, the building was dedicated, 57 years after Lincoln died. About 50,000 people attended the ceremonies, including hundreds of Civil War veterans and Robert Todd Lincoln, the president's only surviving son. The main speakers were President Warren Harding, former President William Howard Taft, and Dr. Robert Moton, principal of the Tuskegee Institute, who delivered the keynote address.

New York architect Henry Bacon modeled the memorial in the style of a Greek temple. The classic design features 36 Doric columns outside, symbolizing the states in the Union at Lincoln's death. The building measures 204 feet long, 134 feet wide, and 99 feet tall, with 44-foot columns. It blends stone from various states: white Colorado marble for the exterior, Indiana limestone for the interior walls, pink Tennessee marble for the floor, and Alabama marble for the ceiling.


© Abraham Lincoln Online
The Statue

Daniel Chester French, the leading American sculptor of the day, created the famous statue of Lincoln which dominates the interior. He remarked, "We all have an inner consciousness of how Lincoln looked or must have looked, and this was mine." The memorial plans originally specified a 12-foot bronze statue, but it proved out of scale for the huge building. The finished statue is 19 feet tall, carved of 28 blocks of white Georgia marble. French later had special lighting installed to enhance the figure. Visitors sometimes ask if the hands have special significance, such as forming the letter "A" in sign language, but there is no indication French intended it.

Directly behind the Lincoln statue you can read the words of Royal Cortissoz carved into the wall: "IN THIS TEMPLE AS IN THE HEARTS OF THE PEOPLE FOR WHOM HE SAVED THE UNION THE MEMORY OF ABRAHAM LINCOLN IS ENSHRINED FOREVER."

The chamber north of the statue contains Lincoln's Second Inaugural Address, topped by a mural by Jules Guerin called "Reunion." Guerin also painted the "Emancipation" mural in the south chamber over the Bliss version of the Gettysburg Address.

This site on 23rd Street NW is maintained by the National Park Service and is open 24 hours a day. Parking near the memorial is extremely limited, even at night, when the monument is best viewed. The closest Metro stop is Foggy Bottom. For more information write: National Capital Parks, 900 Ohio Drive SW, Washington, D.C. 20242 or call 202/426-6841.

Text and photos copyright © 2019 Abraham Lincoln Online. Reservados todos los derechos. Política de privacidad


After Abraham Lincoln’s assassination, many people felt a memorial should be made in his honor. Getting it built took more than 50 years.

Hechos graciosos

  • The first memorial was built in 1868, three years after Lincoln’s death.
  • Later, Clark Mills proposed a design for a larger memorial but it was so extravagant that raising enough money to build it wasn’t possible. Progress on a memorial floundered until finally in 1910, Congress approved a design and President William H. Taft oversaw the project.
  • The Lincoln Memorial is designed after a Greek Temple. It features a 19 foot statue of Abraham Lincoln sitting in a chair. Inscribed on the monument are the words from two of Lincoln’s most well-known speeches, the Gettysburg Address and his second inaugural address.
  • The memorial was constructed from 175 tons of Georgia white marble. Anuncio publicitario

Vocabulary

Questions and Answers

Pregunta: Who designed and built the memorial?

Respuesta: Henry Bacon designed the building’s neoclassical exterior, which many people thought did not represent Lincoln’s humble nature.

Some people thought a log cabin would be more fitting. Daniel Chester French designed the sculpture and the Piccalilli brothers carved it. Jules Guerin painted the murals on the walls of the building.


Lincoln Memorial Cents

I started collecting coins in the mid 1950s, and like most collectors, then and now, I was hooked on Lincoln cents. At the time, all the Lincolns I encountered had wheat stalks on the reverse, or "Wheaties," in other words.

The end to new Wheaties came with the 1958 cent, replaced by 1959 cents with a representation of the Lincoln Memorial on their reverses. 1959 was an auspicious year for me, as that&aposs when I graduated from high school.

Of course, the year was also the 50th anniversary of the Lincoln cent, which had begun in 1909, with Victor D. Brenner&aposs design. 1909 wasn&apost just chosen at random, as it was the 100th anniversary of Abraham Lincoln&aposs birth on February 12, 1809. Obviously, that would make 1959 the 150th anniversary or sesquicentennial of Lincoln&aposs birth.

Frank Gasparro, an assistant to Chief Engraver Gilroy Roberts, submitted the design chosen for the memorial reverse. Gasparro&aposs design depicted a front view of the Lincoln Memorial in Washington, DC, complete with the Lincoln statue visible in the center of the building. The designer&aposs initials, FG, are located in the field to the right of the building.

With Roberts&apos departure to more lucrative fields (chairman of the board of the General Numismatic Corporation, which morphed into the Franklin Mint), Gasparro was appointed to the vacated position. Q. David Bowers, writing about Gasparro in A Guide Book of Lincoln Cents, offered the following description: "More than any chief engraver up to that time, Gasparro was a warm, friendly, outgoing man who loved numismatics and enjoyed meeting members of the coin collecting community. He was ever ready to relate his experiences and to grant interviews." He was widely mourned following his death in 2001.

COLLECTING LINCOLN MEMORIAL CENTS

One glance at a pricing guide such as "Market Watch" (MW) in this magazine will tell you that the vast majority of Lincoln Memorial cents are worth little more than face value. Mintages tell the story, as most are either well into nine figures or into the billions. To put these humongous mintages into perspective, the total mintage of Wheaties over their 50-year run was approximately 24.5 billion coins. By contrast, more than 27 billion Memorial cents were coined at the Philadelphia and Denver mints between 1964 and 1970!

That said, there&aposs much interest in this 50-year series. With such huge mintages, anomalies are bound to surface, and, in fact, there are several interesting die varieties.

The first of these came in the second year of the new series: the 1960 small date cent. With a David Lange (The Complete Guide to Lincoln Cents) estimated mintage of a little more than two million, this variety was spotted early because it occurred in the first month of mintage, with the result that many were saved by numismatists. Although there was rampant speculation and outrageous prices were charged for the variety near the time of discovery, the value given for an MS60 in this magazine is just $2.75, with an MS65 worth $12.

According to Bowers, a quick way to tell if your 1960 cent has a large or small date is to examine the relationship between the date&aposs first two digits: If the tops of the 1 and 9 are at the same level, it&aposs the small date variety. Otherwise, it&aposs the large date.

Another interesting and valuable 1960 cent variety is the small over large date proof 1960 cent. In the Fivaz and Stanton Cherrypickers&apos Guide (F/S), this is listed as a Doubled-Die Obverse, which Bowers called a large date over small date. No matter what it&aposs called, MW says it&aposs worth $600 in PR65.

The Denver mint was not immune from 1960 cent variety creation, and the most interesting variety is what F/S again called a Doubled-Die Obverse cent. Their description reads, "The doubling is evident as a Small Date Over Large Date. There is also a very wide[ly] repunched mintmark, with the secondary D far north of the primary D, actually touching the 9 of the date." MW values are $125 in MS60, $300 in MS65.

Variety gold struck again in 1969, with the 1969-S Doubled Die. As F/S described it, "Extreme[ly] strong doubling is evident on all obverse lettering and numbers." The mintmark is not doubled, however, and if someone offers you a strike doubling (also called machine doubling) version of the real thing, it&aposs essentially worthless.

You wouldn&apost believe how many novice collectors think they&aposve hit the jackpot when they find a 1969-S cent with strike doubling. When they show their find on CoinTalk, there&aposs always an old hand on the site who gives a link to the real deal, putting an end to the finder&aposs dreams of fortune.

Thinking the first examples reported were spurious, the Secret Service destroyed five of them before determining that they were actually genuine. The 1969-S Doubled Die is quite rare, with appropriately high MW values: $32,000 in MS60, $100,000 in MS65. Fivaz and Stanton noted that a PCGS MS65 RB example sold for $130,000 in 2008.

The 1970-S cent has its share of varieties as well. The small date versions are the ones of collector interest, both in the regularly issued coins and the proofs. According to F/S, "The easiest way to distinguish the Small Date cents of 1970-S is actually the word LIBERTY, which weakens dramatically from left to right." Bowers noted that in the date on the Small Date cents, the 7 is level with the top of the 0. It&aposs also known as the 1970-S High 7 variety. MW values are $40 in MS60, $90 in MS65, and $60 in PR65.

Doubled die cents abound on the 1970-S Lincolns, with Lange reporting six. He wrote, "DDO-1 is quite pronounced and extremely rare, perhaps too rare to be considered collectable

. . . ." MW prices reflect this rarity, with values of $20,000 in MS65 and $15,000 in PR65. About the variety, Bowers noted, ". . . significant doubling is seen on the peripheral lettering. This issue. . . remains very rare, despite intensive searching through hoarded cents of this date."

F/S listed three doubled dies on the obverse of the 1971-S proof cent, with DDO-002 having the most pronounced doubling. Doubling is strongest on the motto and IN GOD WE TRUST, with none on the date. "This is by far one of the rarest Proof doubled dies in the Lincoln cent series. . . . .," they wrote. MW gives a value of $400 in PR65.

The next major variety is found on the 1972 cents, with pronounced doubling on the date, motto, and LIBERTY. There are several other doubled die obverse varieties of the 1972 cent, but DDO-001 commands the largest premiums. MW values are $285 in MS60 and $600 in MS65. Next, we come to the 1983 cent with reverse doubling. Although there are several 1983s with obverse doubling, the 1983 with reverse doubling is the cream of the crop.

F/S described it as follows: "All reverse lettering is strongly doubled, including UNITED STATES OF AMERICA and ONE CENT. Also doubled are the designer&aposs initials and portions of the memorial. . . . We suggest checking current price guides for constantly changing prices." The prices in MW are $180 in MS60 and $325 in MS65.

Next, we come to a variety I found in circulation (actually, in my wife&aposs purse), had certified, and eventually sold, the 1984 Doubled-Die Obverse. It&aposs also known as the 1984 Doubled Ear.

At some point in 1984, I read in a numismatic periodical about the new variety and that some had been found in a relatively nearby city in my state. After looking through all my saved cents and not finding it, I asked my wife if she had any pennies, she did, and the rest, as they say, is history. She had an example that was a nice, red, mint state coin. It was subsequently certified as MS64 Red.

Although Bowers wrote, "This variety can be discerned under low magnification and shows part of an extra earlobe below and slightly left of Lincoln&aposs ear," I was able to see it clearly without magnification. Of course, you must realize that my eyes were 37 years younger than they are today!

My point is that the most interesting and expensive minting varieties are not so subtle that you need magnification to see them. Think 1955 Lincoln cent doubled die. Novice collectors frequently think they have found the 1984 Doubled Ear and send dramatic enlargements to CoinTalk. Unfortunately, their picture of the obverse of the coin doesn&apost show anything of the sort. Remember: If you can only see a minting variety at certain angles, in a particular light, and with 15X or greater magnification, forget it. It&aposs either nonexistent or too subtle to be of much value.

Incidentally, I found it a lot harder to sell the 1984 Doubled Ear than I expected it to be. Most dealers I showed it to at a large ANA convention had no interest in it. When I took it to a dealer in die variety and error coins, he told me that there was a problem with zinc cents, that they sometimes developed what looked like tiny bubbles on the surface as the copper coating begins to separate from the zinc. Sure enough, when I looked at my coin with a loupe, I could see the tiny bubbles.

Armed with this knowledge, I became even more determined to get rid of mine. I offered it to a dealer I had done a lot of business with, told him what it was, and got an offer of $10. At the time, the wholesale value was maybe $200. I eventually got him up to $65, which I took.

Although there are many additional die varieties among the Lincoln Memorial cents, including another doubled ear (1988), I&aposll close with the 1995 Doubled-Die Obverse. According to F/S, the coin has "Very strong doubling. . . evident on LIBERTY and IN GOD WE TRUST, with minor doubling on the date."

"First reported by Felix Dausilio, this variety received rapid recognition when it appeared on the front page of USA Today, sending all of us on a nationwide treasure hunt." I bought a certified example of this, kept it awhile, then sold it because I didn&apost think the actual doubling was nearly as dramatic as it appeared in photographic enlargements. Bowers appears to agree with my assessment, as he described the variety as ". . . slightly doubled on the obverse. . . ." MW gives values of $25 in MS60 and $60 in MS65, which is about what it was when I bought my example in 1995.

As I think you can see from my article, the 50-year Lincoln Memorial series has a great deal going for it for the average collector. For one thing, except for the varieties I&aposve talked about (and many varieties I didn&apost talk about), it&aposs a series with no real key dates or even scarce semi keys. Thus, it would be simple and relatively inexpensive to put together a really attractive set.

As for the minting varieties, doubled dies and the like, there are enough of these to whet the appetite of even the most jaded Lincoln cent collector. If you&aposre interested in these, a good starting place for your search would be the most recent copy of the first volume of Bill Fivaz and J. T. Stanton&aposs Cherry Pickers&apos Guide to Rare Die Varieties of United States Coins. The last edition (6th) was published by Whitman, and it appears on Amazon that a new edition is on the way. However, I found no listing for the book on the Whitman site.

At any rate, see if you can find a reasonably priced example of the 6th edition, and take it with you to the next coin show you attend. Happy Hunting!


Ver el vídeo: Lincoln Memorial Dedication, 1922 (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Matro

    Creo que no tienes razón. Estoy seguro. Escribe en PM.

  2. Ryan

    normul

  3. Bretton

    Estas equivocado. Me ofrezco a discutirlo. Escríbeme por MP.

  4. Jaivyn

    En mi opinión, se cometen errores. Intentemos discutir esto.



Escribe un mensaje