La historia

La guerra mexicana

La guerra mexicana


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Richard Pakenham era un diplomático británico que trabajaba en México. En 1841 escribió a Lord Palmerston, el secretario de Relaciones Exteriores, instando al gobierno británico a "establecer una población inglesa en el magnífico Territorio de la Alta California ... ninguna parte del mundo ofrece mayores ventajas naturales para el establecimiento de una colonia inglesa ... ... deseable por todos los medios ... que California, una vez que deje de pertenecer a México, no caiga en manos de ninguna potencia que no sea Inglaterra ... especuladores atrevidos y aventureros en los Estados Unidos ya han dirigido sus pensamientos en esta dirección ".

Los políticos de Estados Unidos se dieron cuenta de que Gran Bretaña y Francia estaban interesados ​​en quitar Texas y California de México. En 1842, Waddy Thompson, Jr., un ex miembro del Congreso, argumentó que Estados Unidos debería considerar tomar el control de California: "En cuanto a Texas, lo considero de muy poco valor en comparación con California, el más rico, el más hermoso y el país más saludable del mundo ... con la adquisición de la Alta California deberíamos tener la misma ascendencia en el Pacífico ... Francia e Inglaterra han puesto sus ojos en él ".

En julio de 1845, el Ejército de los Estados Unidos, bajo el liderazgo de Zachary Taylor, llegó a Texas. Las conversaciones comenzaron con el gobierno mexicano, pero el 29 de diciembre de 1845, James Polk, el presidente de los Estados Unidos, anunció que Texas se había convertido en el estado número 28. Algún miembro del Congreso, incluido Abraham Lincoln, argumentó en contra de la acción, creyendo que era una guerra de agresión imperialista y un intento de buscar nuevos estados esclavistas.

El general Zachary Taylor derrotó a los mexicanos en Palo Alto el 8 de mayo de 1846, mientras que el general Winfield Scott organizó una campaña que implicó una invasión marítima de México que capturó Veracruz y una marcha hacia el interior de la Ciudad de México, que fue capturada el 14 de septiembre de 1846. Mientras tanto. El general Stephen Kearny conquistó Nuevo México y con el apoyo de John Fremont tomó el control de California.

Las hostilidades terminaron con la firma del Tratado de Guadalupe-Hidalgo en 1848. Según los términos del tratado, Estados Unidos ganó los territorios de California, Nuevo México y Utah. El tratado también estableció que el Río Grande marcaba la línea fronteriza definitiva entre los dos países. Durante la guerra, el ejército de los Estados Unidos perdió 13.283 hombres y tuvo 8.304 heridos.

Las provincias de Nuevo México y las Californias son contiguas a los territorios de los Estados Unidos, y si fueran sometidas al gobierno de nuestras leyes, sus recursos - minerales, agrícolas, industriales y comerciales - pronto se desarrollarían.

La Alta California limita al norte con nuestras posesiones de Oregón, y si estuviera en manos de los Estados Unidos, pronto sería colonizada por una parte de nuestra población resistente, emprendedora e inteligente. La bahía de San Francisco y otros puertos a lo largo de la costa de California proporcionarían refugio a nuestra Armada, a nuestros numerosos barcos balleneros y otros buques mercantes empleados en el Océano Pacífico, y en un corto período se convertirían en los mercados de un comercio extenso y rentable. con China y otros países del Este.

Estas ventajas, en las que participaría todo el mundo comercial, serían aseguradas de inmediato a los Estados Unidos mediante la cesión de este territorio; si bien es cierto que mientras siga siendo parte de los dominios mexicanos, no podrán ser disfrutados ni por el propio México ni por ninguna otra nación.

Al proponer la adquisición de Nuevo México y las Californias, se sabía que una parte insignificante del pueblo mexicano se trasladaría con ellos, siendo el país abarcado por estas provincias principalmente una región deshabitada.

Estas fueron las principales consideraciones que me indujeron a autorizar los términos de paz que se propusieron a México. Fueron rechazados y, al finalizar las negociaciones, se reanudaron las hostilidades. Nuestro valiente ejército asaltó los lugares fuertemente fortificados cerca de las puertas de la ciudad de México y la ciudad misma, y ​​después de varios días de severo conflicto, las fuerzas mexicanas, muy superiores en número a las nuestras, fueron expulsadas del ciudad, y fue ocupada por nuestras tropas.

Inmediatamente después de que se recibió información sobre el resultado desfavorable de las negociaciones, creyendo que su continua presencia con el Ejército no produciría ningún bien, decidí llamar a nuestro comisionado. Se le remitió un despacho a tal efecto el 6 de octubre pasado. Se informará al gobierno mexicano de su destitución, y que en el estado actual de cosas no consideraré apropiado hacer más propuestas de paz, pero estaré en todo momento listo para recibir y considerar cualquier propuesta que pueda ser hecha por México.

Una guerra de conquista es mala; pero la guerra actual tiene sombras más oscuras. Es una guerra por la extensión de la esclavitud sobre un territorio que ya ha sido purgado por la autoridad mexicana de esta mancha y maldición. Se establecerán nuevos mercados de seres humanos; se abrirán más oportunidades para este tráfico odioso; el látigo del capataz se acelerará en nuevas regiones; y el desdichado esclavo debe ser llevado apresuradamente a campos de trabajo desacostumbrados. Difícilmente se puede creer que ahora, más de mil ochocientos años desde los albores de la era cristiana, un gobierno, que profesa la ley de la caridad y la justicia, deba emplearse en la guerra para extender una institución que existe desafiando estos principios sagrados.

Ya se ha demostrado que la anexión de Texas se consuma con este propósito. La Guerra Mexicana es una continuación, una prolongación de los mismos esfuerzos; y el éxito que coronó al primero envalentona a los partidarios del segundo, que ahora, como antes, profesan ampliar el espacio de libertad, al tiempo que establecen una nueva esfera para la esclavitud.

Las autoridades ya aducidas con respecto a los objetos de la anexión ilustran los objetos reales de la Guerra Mexicana. También se han hecho declaraciones, en el pleno del Congreso, que lo aclaran. El Sr. Sims, de Carolina del Sur, ha dicho que "no tenía ninguna duda de que cada metro de territorio que ocuparemos permanentemente, al sur de los treinta y seis grados treinta minutos, será territorio de esclavos"; y, en respuesta a su colega, el Sr. Burt, quien preguntó si esta opinión era "consecuencia de la determinación conocida del pueblo del Sur de que sus instituciones se llevarán a ese país, si se adquieren", dijo, en palabras que proporcionan un clave para todo el proyecto, "Se basa en la determinación conocida de la gente del sur de que sus instituciones se llevarán allí; se basa en las leyes de Dios, escritas en el clima y el suelo del país: nada más que el trabajo esclavo puede cultivar, de manera rentable, esa región del país ".

Pero no se propone simplemente abrir nuevos mercados para la esclavitud: también está diseñado para confirmar y fortalecer el "Poder Esclavo". He aquí una distinción que no debe dejar de tenerse en cuenta. La esclavitud es odiosa como institución, si se considera a la luz de la moral y el cristianismo. Por este solo motivo deberíamos abstenernos de prestarle apoyo voluntario alguno. Pero se ha convertido en la base de una combinación política, a la que no se le ha aplicado inadecuadamente la designación de "Poder Esclavo".

Los esclavistas del país, que se supone que no superan los 200.000 o como máximo 300.000 en número, por el espíritu de unión que los anima, por el fuerte sentido de un interés común y por la audacia de sus líderes, se han erigido en un nuevo "estado", por así decirlo, según la Constitución. Haciendo caso omiso de los sentimientos de muchos de los grandes artífices de ese instrumento, que consideraban notoriamente la esclavitud como algo temporal, lo proclaman como una institución permanente; y, con una extraña inconsistencia, presionan de inmediato su título a una influencia suprema en el gobierno general, mientras niegan el derecho de ese gobierno a interferir, de cualquier manera, en su existencia. Según ellos, el gobierno general nunca puede restringirlo o abolirlo, aunque puede prorrogarse indefinidamente.

Si me dedico a otras actividades y contemplaciones, primero debo ver, al menos, que no las persigo sentado sobre los hombros de otro hombre. Primero debo alejarme de él, para que él también pueda continuar con sus contemplaciones. Vea qué gran inconsistencia se tolera. He escuchado a algunos de mis vecinos decir: "Me gustaría que me ordenaran salir para ayudar a sofocar una insurrección de esclavos, o para marchar a México, a ver si puedo ir"; y sin embargo, estos mismos hombres, directamente por su lealtad, y así indirectamente, al menos, por su dinero, han proporcionado un sustituto. El soldado es aplaudido que se niega a servir en una guerra injusta por aquellos que no se niegan a sostener al gobierno injusto que hace la guerra; es aplaudido por aquellos cuyo propio acto y autoridad él ignora y menosprecia; como si el Estado se arrepintiera hasta tal punto que contratara a uno para azotarlo mientras pecaba, pero no tanto como para dejar de pecar por un momento. Así, bajo el nombre de Orden y Gobierno Civil, todos estamos finalmente hechos para rendir homenaje y apoyar nuestra propia mezquindad. Después del primer rubor del pecado viene su indiferencia; y de inmoral se vuelve, por así decirlo, inmoral, y no del todo innecesario para la vida que hemos creado.


Guerra México-Americana

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Guerra México-Americana, también llamado Guerra mexicana, Español Guerra de 1847 o Guerra de Estados Unidos a México ("Guerra de los Estados Unidos contra México"), guerra entre Estados Unidos y México (abril de 1846-febrero de 1848) derivada de la anexión de Texas por parte de Estados Unidos en 1845 y de una disputa sobre si Texas terminó en el río Nueces (reclamo mexicano) o el Río Grande (reclamo estadounidense) . La guerra, en la que las fuerzas estadounidenses obtuvieron una victoria constante, resultó en la adquisición por parte de los Estados Unidos de más de 500,000 millas cuadradas (1,300,000 km cuadrados) de territorio mexicano que se extiende hacia el oeste desde el Río Grande hasta el Océano Pacífico.

¿Qué fue la Guerra México-Estadounidense?

La Guerra México-Estadounidense fue un conflicto entre Estados Unidos y México, que se libró desde abril de 1846 hasta febrero de 1848. Ganado por los estadounidenses y condenado por sus críticos contemporáneos como expansionista, resultó en que Estados Unidos ganara más de 500,000 millas cuadradas (1,300,000 km) de territorio mexicano que se extiende hacia el oeste desde el Río Grande hasta el Océano Pacífico. Surgió de la anexión de la República de Texas por Estados Unidos en 1845 y de una disputa sobre si Texas terminó en el río Nueces (el reclamo mexicano) o el Río Grande (el reclamo estadounidense).

¿Qué tuvo que ver la Guerra México-Estadounidense con el Destino Manifiesto?

El concepto de Destino Manifiesto sostenía que Estados Unidos tenía el derecho providencial de expandirse al Océano Pacífico. En 1845, Estados Unidos anexó la República de Texas, que había obtenido la independencia de facto de México en la Revolución de Texas (1835-1836). Cuando fracasaron los esfuerzos diplomáticos de Estados Unidos para establecer un acuerdo en la frontera entre Texas y México y para comprar los territorios de California y Nuevo México en México, el presidente expansionista de Estados Unidos. James K. Polk encontró un fundamento para justificar un intento de tomar esa tierra por la fuerza cuando las tropas estadounidenses y mexicanas se enfrentaron al norte del Río Grande el 25 de abril de 1846.

¿Hubo oposición a la guerra entre México y Estados Unidos dentro de los Estados Unidos?

Los demócratas, especialmente los del suroeste, estaban a favor de la guerra entre México y Estados Unidos. La mayoría de los whigs, sin embargo, vieron la guerra como un acaparamiento de tierras sin conciencia, y la Cámara controlada por los whigs votó 85 a 81 para censurar al presidente demócrata. James K. Polk por haber iniciado “innecesaria e inconstitucionalmente” la guerra. Polk afirmó que los mexicanos invasores habían "derramado sangre estadounidense en suelo estadounidense", y el congresista y futuro presidente Abraham Lincoln presentó las "Resoluciones puntuales" en un intento de determinar con precisión dónde había ocurrido el conflicto inicial entre las tropas estadounidenses y mexicanas y si " era, o no era, nuestro propio suelo en ese momento ".

¿Qué ganó Estados Unidos al ganar la guerra entre México y Estados Unidos?

Bajo el Tratado de Guadalupe Hidalgo, que resolvió la guerra entre México y Estados Unidos, Estados Unidos ganó más de 500,000 millas cuadradas (1,300,000 km cuadrados) de tierra, expandiendo el territorio estadounidense en aproximadamente un tercio. México cedió casi todo el territorio que ahora se incluye en los estados estadounidenses de Nuevo México, Utah, Nevada, Arizona, California, Texas y el oeste de Colorado por $ 15 millones y la asunción estadounidense de los reclamos de sus ciudadanos contra México.

¿Cómo aumentó el seccionalismo la guerra entre México y Estados Unidos en Estados Unidos?

La guerra entre México y Estados Unidos reabrió el tema de la extensión de la esclavitud, que dividía el norte y el sur y que había estado en gran parte inactivo desde el Compromiso de Missouri. Los abolicionistas vieron la guerra como un intento de los estados esclavistas de extender la esclavitud y mejorar su poder con la creación de estados esclavistas adicionales a partir de las tierras mexicanas que pronto serán adquiridas. El 8 de agosto de 1846, el representante David Wilmot de Pensilvania intentó agregar una enmienda a un proyecto de ley de asignaciones de tratados. El Wilmot Proviso, que prohíbe la esclavitud en cualquier territorio adquirido de México, nunca se aprobó, pero dio lugar a un enconado debate y contribuyó en gran medida al creciente antagonismo entre sectores.


La Guerra México-Americana

La Guerra México-Estadounidense se encuentra entre los eventos más trascendentes en la historia de ambas naciones. Aunque el casus belli Porque el 12 de mayo de 1846 de los Estados Unidos, la declaración de guerra fue la emboscada mexicana de una patrulla del Ejército de los Estados Unidos en la disputada Franja de Nueces el 25 de abril de ese año, dos causas subyacentes hicieron que el conflicto fuera inevitable. La disputa por Texas fue la primera y el deseo de ambas naciones de controlar las provincias mexicanas de Nuevo México y California fue la segunda. El presidente James Knox Polk identificó la adquisición de ese territorio como el principal objetivo de su administración.

El conflicto también sigue siendo digno de mención por la medida en que el entorno político en ambos países resultó tan importante como los acontecimientos en los campos de batalla. En México, una devastadora guerra de independencia (1810-1821), múltiples derrocamientos violentos del gobierno federal, el fracaso de dos constituciones para producir una estructura aceptable tanto para conservadores como para liberales, y las enemistades generadas por la estructura socioeconómica limitaron severamente el crecimiento de México, tranquilidad y potencial de resistencia armada a un invasor. En los Estados Unidos, la unidad nacional evidente al estallar la guerra se desvaneció ante las rivalidades sectoriales, las bajas inesperadamente altas y el declive de las relaciones entre los poderes ejecutivo y legislativo.

Las fases militares de la guerra se dividen en dos segmentos. En el primero, fuerzas considerablemente más pequeñas que las desplegadas en fases posteriores de la guerra lucharon en Texas y en las provincias mexicanas de Nuevo México, California, Tamaulipas y Nuevo León. Cuando las victorias de Estados Unidos en el norte de México no lograron producir la rendición mexicana anticipada, la segunda fase del conflicto comenzó el 9 de marzo de 1847 con la invasión del centro de México por parte del general Winfield Scott y terminó con su entrada en la Ciudad de México el 14 de septiembre de 1847.

En los siguientes siete meses, ambos gobiernos buscaron obtener los mejores términos. Una ola creciente de rebelión rural violenta en México y una ola creciente de oposición whig a la administración Polk en Washington sirvieron como catalizadores durante las negociaciones. Dos acuerdos, el Tratado de Guadalupe-Hidalgo del 2 de febrero de 1848 y el Acuerdo de Tregua del 6 de marzo de 1848, pusieron fin a las hostilidades.


Guerra mexicana

El conflicto entre Estados Unidos y México en 1846-1848 tuvo sus raíces en la anexión de Texas y el avance de los colonos estadounidenses hacia el oeste. Al asumir la presidencia estadounidense en 1845, James K. Polk intentó asegurar el acuerdo mexicano para establecer el límite en el Río Grande y la venta del norte de California. De lo que no se dio cuenta fue que incluso su política cuidadosamente orquestada de presión gradual no funcionaría porque ningún político mexicano podría estar de acuerdo con la enajenación de ningún territorio, incluido Texas.

Frustrado por la negativa mexicana a negociar, Polk, el 13 de enero de 1846, ordenó al ejército del general Zachary Taylor en Corpus Christi que avanzara hacia el Río Grande. El gobierno mexicano vio eso como un acto de guerra. El 25 de abril, las tropas mexicanas en Matamoros cruzaron el río y tendieron una emboscada a una patrulla estadounidense. Polk aprovechó el incidente para obtener una declaración de guerra el 13 de mayo sobre la base del derramamiento de "sangre estadounidense en suelo estadounidense". Mientras tanto, el 8 y 9 de mayo, el ejército de 2,200 hombres de Taylor derrotó a 3,700 mexicanos al mando del general Mariano Arista en las batallas de Palo Alto y Resaca de la Palma. La estrategia estadounidense inicial requería un bloqueo de la costa mexicana y la ocupación del norte mexicano. declara con la esperanza poco realista de que estas medidas conduzcan a un arreglo territorial aceptable. Taylor, reforzado por un gran número de voluntarios, incluidos regimientos de tejanos, se apoderó de Monterrey en septiembre y declaró un armisticio con el general Arista. Los rifles montados de Texas del coronel John Coffee Hays jugaron un papel importante en el asalto de las defensas de la ciudad. Polk repudió el armisticio, por lo que Taylor avanzó hacia el sur hasta Saltillo y hacia el este hasta Victoria. Una segunda fuerza bajo el mando del general John E. Wool marchó desde San Antonio para amenazar a Chihuahua, pero finalmente se unió a Taylor. El general Stephen W. Kearny dirigió otra columna desde Fort Leavenworth para apoderarse de Nuevo México. Durante julio, mientras las fuerzas de Taylor se reunían, el escuadrón del Pacífico de la marina bajo el mando del comodoro John D. Sloat ocupó Monterey y San Francisco, California. Se vincularon con los colonos estadounidenses que habían establecido su propio gobierno a instancias del explorador John C. Frémont. Aunque fracasó una incursión en el sur de California en agosto, el área fue asegurada por una expedición conjunta del ejército y la marina al mando de Kearny y el comodoro Robert F. Stockton en enero de 1847.

Ni el éxito estadounidense en el campo de batalla ni la restauración al poder del depuesto hombre fuerte Antonio López de Santa Anna trajeron las esperadas negociaciones. La administración preparó un nuevo ejército al mando del general Winfield Scott para marchar desde la costa hasta la ciudad de México. Santa Anna, consciente de los planes estadounidenses, intentó derrotar a las tropas de Taylor en el norte antes de regresar para enfrentarse a la fuerza de Scott. El plan del comandante mexicano fracasó cuando el ejército de 4.600 hombres, en gran parte no probado, de Taylor ganó una batalla muy reñida contra 15.000 mexicanos en Buena Vista del 22 al 23 de febrero de 1847. El astuto trabajo de reconocimiento de la compañía de espías del mayor Benjamin McCulloch contribuyó significativamente a la victoria estadounidense.

Un escuadrón naval al mando del comodoro David Conner puso al ejército de diez mil hombres de Scott en tierra cerca de Veracruz el 9 de marzo de 1847. Fue el primer asalto anfibio a gran escala de Estados Unidos. Después de asegurar el puerto como base, Scott condujo a su ejército tierra adentro.En Cerro Gordo, del 17 al 18 de abril, los estadounidenses destruyeron la fuerza oriental reunida apresuradamente de Santa Anna de casi 17.000 hombres. El avance de Scott se detuvo en Puebla en mayo, cuando los voluntarios que componían más de la mitad de su fuerza insistieron en regresar a la vida civil. El ejército estadounidense permaneció en Puebla, aislado de su base en Veracruz, hasta que los refuerzos, especialmente los Texas Rangers al mando de Hays, reabrieron las comunicaciones en agosto.

Después de iniciar una campaña notablemente exitosa, Scott partió hacia la Ciudad de México. En las batallas de Contreras y Churubusco del 19 al 20 de agosto, sus 8.500 hombres empujaron posiblemente tres veces su número de defensores mexicanos hacia la capital mexicana. Cuando Santa Anna no pidió la paz como se esperaba, Scott reanudó el asalto a la ciudad con un ataque a las afueras de Molino del Rey el 8 de septiembre. En el asalto final del 13 al 14 de septiembre, la fuerza de Scott se apoderó de las alturas de Chapultepec y rompió las defensas internas. Santa Anna abandonó la ciudad, pero rescató lo suficiente de su ejército para atacar a Puebla sin éxito a finales de mes. Los mexicanos no pudieron evitar la ocupación estadounidense a voluntad de otras ciudades del centro y este de México. A lo largo de la costa del Pacífico, la armada, ahora comandada por el comodoro W. Branford Shubrick, también se apoderó del puerto principal, Mazatlán, neutralizó Guaymas y eliminó la autoridad mexicana en Baja California.

Dado que ningún gobierno mexicano funcionó después de la caída de la Ciudad de México, Scott y el agente del Departamento de Estado, Nicholas P. Trist, tuvieron que esperar hasta febrero de 1848 antes de que se pudiera formar un gobierno que aceptara la paz. Luego, en el Tratado de Guadalupe Hidalgo, Estados Unidos ganó California, Arizona, Nuevo México y el límite del Río Grande para Texas, así como partes de Utah, Nevada y Colorado.


Contenido

Se desarrollaron civilizaciones grandes y complejas en las regiones del centro y sur de México (con la región sur extendiéndose hasta lo que hoy es Centroamérica) en lo que se conoce como Mesoamérica. Las civilizaciones que surgieron y declinaron durante milenios se caracterizaron por: [2]

  1. asentamientos urbanos importantes
  2. Arquitectura monumental como templos, palacios y otra arquitectura monumental, como la cancha de pelota.
  3. la división de la sociedad en élites religiosas, políticas y políticas (como guerreros y comerciantes) y plebeyos que se dedicaban a la agricultura de subsistencia
  4. Transferencia de tributos y desgarro de trabajo de los plebeyos a las élites.
  5. la dependencia de la agricultura a menudo complementada con la caza y la pesca y la ausencia total de una economía de pastoreo (pastoreo), ya que no había animales de manada domesticados antes de la llegada de los europeos
  6. redes comerciales y mercados.

Estas civilizaciones surgieron en una región sin grandes ríos navegables, sin bestias de carga y un terreno difícil que impedía el movimiento de personas y mercancías. Las civilizaciones indígenas desarrollaron rituales complejos y calendarios solares, una comprensión significativa de la astronomía y formas de comunicación escritas en glifos.

La historia de México antes de la conquista española se conoce a través del trabajo de arqueólogos, epigrafistas y etnohistoriadores (estudiosos de historias indígenas, generalmente desde puntos de vista indígenas), quienes analizan manuscritos indígenas mesoamericanos, particularmente códices aztecas, códices mayas y códices mixtecos. .

Los relatos son escritos por españoles en el momento de la conquista (el conquistadores) y por cronistas indígenas de la posconquista constituyen la principal fuente de información sobre México en la época de la conquista española.

Sobreviven pocos manuscritos pictóricos (o códices) de las culturas maya, mixteca y mexica del período Posclásico, pero se ha avanzado particularmente en el área de la arqueología y la epigrafía mayas. [3]

Principios Editar

Alguna vez se pensó que la presencia de personas en Mesoamérica se remontaba a 40.000 años, una estimación basada en lo que se creía que eran huellas antiguas descubiertas en el Valle de México, pero después de una mayor investigación utilizando la datación por radiocarbono, parece que esta fecha puede no ser exacta. [4] Actualmente no está claro si los restos de fogatas de 23.000 años encontrados en el Valle de México son los primeros restos humanos descubiertos hasta ahora en México. [5]

Las primeras personas que se asentaron en México encontraron un clima mucho más suave que el actual. En particular, el Valle de México contenía varios paleo-lagos grandes (conocidos colectivamente como lago Texcoco) rodeados por un denso bosque. Se encontraron ciervos en esta área, pero la mayor parte de la fauna eran pequeños animales terrestres y se encontraron peces y otros animales lacustres en la región de los lagos. [ cita necesaria ] [6] Tales condiciones alentaron la búsqueda inicial de una existencia de cazadores-recolectores.

Los pueblos indígenas del occidente de México comenzaron a cultivar maíz selectivamente (Zea mays) plantas de gramíneas precursoras (p. ej., teocintle) hace entre 5.000 y 10.000 años. [7]

La dieta del antiguo centro y sur de México era variada, incluyendo maíz domesticado (o maíz), calabazas como calabaza y calabaza, frijoles comunes (pinto, riñón, azul marino y otros frijoles comunes que se consumen hoy en día), tomates, pimientos, mandioca, piñas. , chocolate y tabaco. Las Tres Hermanas (maíz, calabaza y frijoles) constituían la dieta principal. [1]

Religión Editar

Los mesoamericanos tenían el concepto de deidades y religión, pero su concepto era muy diferente de los conceptos abrahámicos. Los mesoamericanos tenían la creencia de que todo, cada elemento del cosmos, la tierra, el sol, la luna, las estrellas, que habita la humanidad, todo lo que forma parte de la naturaleza como los animales, las plantas, el agua y las montañas, todo representa una manifestación de el supernatural. En la mayoría de los casos, los dioses y diosas a menudo se representan en relieves de piedra, decoración de cerámica, pinturas murales y en los diversos manuscritos mayas y pictóricos como códices mayas, códices aztecas y códices mixtecos.

El panteón espiritual era vasto y extremadamente complejo. Sin embargo, muchas de las deidades representadas son comunes a las diversas civilizaciones y su culto sobrevivió durante largos períodos de tiempo. Con frecuencia adquirieron diferentes características e incluso nombres en diferentes áreas, pero en efecto, trascendieron culturas y tiempos. Grandes máscaras con fauces abiertas y rasgos monstruosos en piedra o estuco a menudo se ubicaban en la entrada de los templos, simbolizando una caverna o cueva en los flancos de las montañas que permitían el acceso a las profundidades de la Madre Tierra y los caminos sombríos que conducen al inframundo. . [8]

Los cultos relacionados con el jaguar y el jade permearon especialmente la religión en toda Mesoamérica. El jade, con su color verde translúcido, era venerado junto con el agua como símbolo de vida y fertilidad. El jaguar, ágil, poderoso y rápido, estaba especialmente relacionado con los guerreros y como guías espirituales de los chamanes. A pesar de las diferencias de cronología o geografía, los aspectos cruciales de este panteón religioso fueron compartidos entre la gente de la antigua Mesoamérica. [8]

Por lo tanto, esta cualidad de aceptación de nuevos dioses en la colección de dioses existentes puede haber sido una de las características que dieron forma al éxito durante la cristianización de Mesoamérica. Los nuevos dioses no reemplazaron de inmediato a los antiguos; inicialmente se unieron a la creciente familia de deidades o se fusionaron con los existentes que parecían compartir características o responsabilidades similares. [8] La cristianización de Europa también siguió patrones similares de apropiación y transformación de las deidades existentes.

Se sabe mucho sobre la religión azteca debido al trabajo de los primeros frailes mendicantes en su trabajo para convertir a los pueblos indígenas al cristianismo. Los escritos de los franciscanos Fray Toribio de Benavente Motolinia y Fray Bernardino de Sahagún y el dominicano Fray Diego Durán registraron mucho sobre la religión nahua, ya que vieron la comprensión de las prácticas antiguas como esencial para convertir con éxito a las poblaciones indígenas al cristianismo.

Escritura Editar

Mesoamérica es el único lugar de las Américas donde se inventaron y utilizaron sistemas de escritura indígenas antes de la colonización europea. Si bien los tipos de sistemas de escritura en Mesoamérica van desde la "escritura de imágenes" minimalista hasta los complejos sistemas logofonéticos capaces de grabar habla y literatura, todos comparten algunas características centrales que los hacen visual y funcionalmente distintos de otros sistemas de escritura del mundo. [9]

Aunque muchos manuscritos indígenas se han perdido o destruido, se conocen textos de códices aztecas, códices mayas y códices mixtecos que aún sobreviven y son de gran interés para los estudiosos de la era prehispánica.

El hecho de que existiera una tradición prehispánica de escritura significó que cuando los frailes españoles enseñaron a los indígenas mexicanos a escribir sus propios idiomas, particularmente el náhuatl, se estableció una tradición alfabética. Fue utilizado en documentos oficiales para casos legales y otros instrumentos legales. El uso formal de la documentación en lengua nativa duró hasta la independencia de México en 1821. A partir de fines del siglo XX, los académicos han extraído estos documentos en lengua nativa en busca de información sobre la economía, la cultura y el lenguaje de la época colonial. La Nueva Filología es el nombre actual de esta rama particular de la etnohistoria mesoamericana de la era colonial.

Durante el período precolombino, muchas ciudades-estado, reinos e imperios competían entre sí por el poder y el prestigio. Se puede decir que el México antiguo produjo cinco civilizaciones principales: la olmeca, la maya, la teotihuacana, la tolteca y la azteca. A diferencia de otras sociedades indígenas mexicanas, estas civilizaciones (con la excepción de los mayas políticamente fragmentados) extendieron su alcance político y cultural a través de México y más allá.

Consolidaron el poder y ejercieron influencia en asuntos de comercio, arte, política, tecnología y religión. Durante un lapso de 3.000 años, otras potencias regionales hicieron alianzas económicas y políticas con ellas y muchas les hicieron la guerra. Pero casi todos se encontraron dentro de sus esferas de influencia.

Olmecas (1500-400 aC) Editar

Los olmecas aparecieron por primera vez a lo largo de la costa atlántica (en lo que hoy es el estado de Tabasco) en el período 1500–900 a. C. Los olmecas fueron la primera cultura mesoamericana en producir un estilo artístico y cultural identificable, y también pueden haber sido la sociedad que inventó la escritura en Mesoamérica. Para el Período Preclásico Medio (900-300 a. C.), los estilos artísticos olmecas se habían adoptado en lugares tan lejanos como el Valle de México y Costa Rica.

Maya Editar

Características culturales mayas, como el surgimiento de la ahau, o rey, se remonta al año 300 a. C. en adelante. Durante los siglos que precedieron al período clásico, los reinos mayas surgieron en un área que se extendía desde las costas del Pacífico del sur de México y Guatemala hasta el norte de la península de Yucatán. La sociedad maya igualitaria de los siglos anteriores a la realeza dio paso gradualmente a una sociedad controlada por una élite adinerada que comenzó a construir grandes templos y complejos ceremoniales.

La fecha de conteo largo más antigua conocida, 199 d.C., presagia el período clásico, durante el cual los reinos mayas sostenían una población de millones. Tikal, el más grande de los reinos, solo tenía 500.000 habitantes, aunque la población promedio de un reino era mucho menor, algo menos de 50.000 personas. Los mayas hablan una familia diversa de idiomas conocidos como mayas.

Teotihuacan Modificar

Teotihuacan es un enorme sitio arqueológico en la Cuenca de México, que contiene algunas de las estructuras piramidales más grandes construidas en las Américas precolombinas. Además de las estructuras piramidales, Teotihuacan también es conocida por sus grandes complejos residenciales, la Avenida de los Muertos y numerosos murales coloridos y bien conservados. Además, Teotihuacan produjo un estilo de cerámica delgada de color naranja que se extendió por Mesoamérica. [10]

Se cree que la ciudad se estableció alrededor del año 100 a. C. y se siguió construyendo hasta aproximadamente el año 250 d. C. [11] La ciudad puede haber durado hasta algún momento entre los siglos VII y VIII de nuestra era. En su apogeo, quizás en la primera mitad del primer milenio de nuestra era, Teotihuacan era la ciudad más grande de las Américas precolombinas. En este momento puede haber tenido más de 200.000 habitantes, lo que la sitúa entre las ciudades más grandes del mundo en este período. Teotihuacan fue incluso el hogar de complejos de apartamentos de varios pisos construidos para acomodar a esta gran población. [11]

La civilización y el complejo cultural asociado con el sitio también se conoce como Teotihuacan o Teotihuacano. Aunque es un tema de debate si Teotihuacan fue el centro de un imperio estatal, su influencia en toda Mesoamérica es evidencia bien documentada de la presencia de Teotihuacano que se puede ver en numerosos sitios en Veracruz y la región maya. Los aztecas pueden haber sido influenciados por esta ciudad. La etnia de los habitantes de Teotihuacan también es tema de debate. Los posibles candidatos son las etnias nahua, otomí o totonaca. Los estudiosos también han sugerido que Teotihuacan era un estado multiétnico.

Tolteca Editar

La cultura tolteca es una cultura arqueológica mesoamericana que dominó un estado centrado en Tula, Hidalgo, en el período posclásico temprano de la cronología mesoamericana (ca 800-1000 EC). La cultura azteca posterior vio a los toltecas como sus predecesores intelectuales y culturales y describió a la cultura tolteca que emanaba de Tollan (náhuatl para Tula) como el epítome de la civilización, de hecho, en el idioma náhuatl la palabra "tolteca" tomó el significado de "artesano". .

La tradición oral y pictográfica azteca también describió la historia del imperio tolteca dando listas de gobernantes y sus hazañas. Entre los eruditos modernos es un tema de debate si las narrativas aztecas de la historia tolteca deben recibir crédito como descripciones de eventos históricos reales. Si bien todos los estudiosos reconocen que hay una gran parte mitológica de la narrativa, algunos sostienen que mediante el uso de un método comparativo crítico se puede rescatar cierto nivel de historicidad de las fuentes, mientras que otros sostienen que el análisis continuo de las narrativas como fuentes de la historia real es inútil. y dificulta el acceso al conocimiento actual de la cultura de Tula, Hidalgo.

Otra controversia relacionada con los toltecas incluye la mejor manera de comprender las razones detrás de las similitudes percibidas en la arquitectura y la iconografía entre el sitio arqueológico de Tula y el sitio maya de Chichén Itzá; aún no ha surgido un consenso sobre el grado o la dirección de influencia entre los dos sitios. .

Imperio azteca (1325-1521 d. C.)

Los pueblos nahuas comenzaron a ingresar al centro de México en el siglo VI d.C. Para el siglo XII, habían establecido su centro en Azcapotzalco, la ciudad de los tepanecas.

El pueblo mexica llegó al Valle de México en 1248 d.C. Habían emigrado de los desiertos al norte del Río Grande [ cita necesaria ] durante un período que tradicionalmente se dice que ha sido de 100 años. Es posible que se hayan considerado herederos de las prestigiosas civilizaciones que les precedieron. [ cita necesaria ] Lo que los aztecas inicialmente carecían de poder político, lo compensaron con ambición y habilidad militar. En 1325, establecieron la ciudad más grande del mundo en ese momento, Tenochtitlan.

La religión azteca se basaba en la creencia en la necesidad continua de ofrendas regulares de sangre humana para mantener a sus deidades benéficas para satisfacer esta necesidad, los aztecas sacrificaron a miles de personas. Se cree que esta creencia era común en todo el pueblo náhuatl. Para adquirir cautivos en tiempos de paz, los aztecas recurrieron a una forma de guerra ritual llamada guerra de las flores. Los tlaxcalteca, entre otras naciones náhuatl, se vieron obligados a participar en tales guerras.

En 1428, los aztecas lideraron una guerra contra sus gobernantes desde la ciudad de Azcapotzalco, que había subyugado a la mayoría de los pueblos del Valle de México. La revuelta tuvo éxito y los aztecas se convirtieron en los gobernantes del centro de México como líderes de la Triple Alianza. La alianza estaba compuesta por las ciudades-estado de Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan.

En su apogeo, 350.000 aztecas presidieron un rico imperio tributario que comprendía 10 millones de personas, casi la mitad de la población estimada de México en 24 millones. Su imperio se extendía de océano en océano y se extendía hasta América Central. La expansión del imperio hacia el oeste se detuvo por una devastadora derrota militar a manos de los purépechas (que poseían armas hechas de cobre). El imperio se basó en un sistema de impuestos (de bienes y servicios), que se recaudaba a través de una elaborada burocracia de recaudadores de impuestos, tribunales, funcionarios y funcionarios locales que se instalaron como leales a la Triple Alianza.

Para 1519, la capital azteca, México-Tenochtitlan, el sitio de la actual Ciudad de México, era una de las ciudades más grandes del mundo, con una población estimada entre 200,000 y 300,000. [12]

Mesoamérica en vísperas de la conquista española Editar

Las primeras exploraciones en tierra firme fueron seguidas por una fase de expediciones y conquista por el interior. La corona española extendió el esfuerzo de la Reconquista, completado en España en 1492, a personas no católicas en nuevos territorios. En 1502 en la costa de la actual Colombia, cerca del Golfo de Urabá, exploradores españoles liderados por Vasco Núñez de Balboa exploraron y conquistaron el área cercana al río Atrato. [13]

La conquista fue de las naciones de habla chibcha, principalmente los indígenas muisca y tairona que vivían aquí. Los españoles fundaron San Sebastián de Urabá en 1509, abandonado en un año, y en 1510 el primer asentamiento permanente de España continental en América, Santa María la Antigua del Darién. [13]

Los primeros europeos en llegar a lo que es el México actual fueron los sobrevivientes de un naufragio español en 1511. Solo dos lograron sobrevivir a Gerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero hasta que se establecieron nuevos contactos con exploradores españoles años después. El 8 de febrero de 1517 una expedición dirigida por Francisco Hernández de Córdoba partió del puerto de Santiago de Cuba para explorar las costas del sur de México.

Durante el transcurso de esta expedición, muchos de los hombres de Hernández murieron, la mayoría durante una batalla cerca del pueblo de Champotón contra un ejército maya. Él mismo resultó herido y murió pocos días después de su regreso a Cuba. Este fue el primer encuentro de los europeos con una civilización en las Américas con edificios y organizaciones sociales complejas que reconocieron como comparables a las del Viejo Mundo. Hernán Cortés dirigió una nueva expedición a México desembarcando en la actual Veracruz el 22 de abril de 1519, fecha que marca el inicio de 300 años de hegemonía española sobre la región.

En general, la 'conquista española de México' denota la conquista de la región central de Mesoamérica donde se basó el Imperio Azteca. La caída de la capital azteca de Tenochtitlán en 1521 fue un evento decisivo, pero la conquista de otras regiones de México, como Yucatán, se extendió mucho después de que los españoles consolidaran el control del centro de México.La conquista española de Yucatán es la campaña mucho más larga, de 1551 a 1697, contra los pueblos mayas de la civilización maya en la península de Yucatán del actual México y el norte de Centroamérica.

Análisis de la derrota Editar

La Alianza emboscó ceremonias indígenas, como durante la Fiesta de Huitzilopochtli, que permitió a los conquistadores españoles superiores evitar luchar contra los mejores guerreros aztecas en una batalla armada directa.

ViruelaVariola mayor y Variola menor) comenzó a extenderse en Mesoamérica inmediatamente después de la llegada de los europeos. Los pueblos indígenas, que no tenían inmunidad, finalmente murieron por millones. Un tercio de todos los nativos del Valle de México sucumbieron a él a los seis meses de la llegada de los españoles.

Consecuencias de la conquista Editar

Tenochtitlan fue destruida casi por completo por fuego y cañonazos. No era una idea anticipada que el sitio de Tenochtitlan se convertiría en la capital española, pero Cortés la convirtió en la capital.

Cortés encarceló a las familias reales del valle. Para evitar otra revuelta, personalmente torturó y mató a Cuauhtémoc, el último emperador azteca Coanacoch, rey de Texcoco, y a Tetlepanquetzal, rey de Tlacopan.

Los españoles no tenían intención de entregar Tenochtitlan a los tlaxcalteca. Si bien las tropas de Tlaxcalteca continuaron ayudando a los españoles, y Tlaxcala recibió un mejor trato que otras naciones indígenas, los españoles finalmente repudiaron el tratado. Cuarenta años después de la conquista, los tlaxcaltecas debieron pagar el mismo impuesto que cualquier otra comunidad indígena. [ cita necesaria ]

  • Político. El pequeño contingente de españoles controlaba el centro de México a través de gobernantes indígenas existentes de estados políticos individuales (altepetl), quienes mantuvieron su condición de nobles en la era posterior a la conquista si cooperaban con el dominio español.
  • Religioso. Cortés prohibió inmediatamente los sacrificios humanos en todo el imperio conquistado. En 1524, solicitó al rey español que enviara frailes de las órdenes mendicantes, particularmente los franciscanos, dominicos y agustinos, para convertir a los indígenas al cristianismo. A esto se le ha llamado a menudo la "conquista espiritual de México". [14] La evangelización cristiana comenzó a principios de la década de 1520 y continuó hasta la década de 1560. Muchos de los frailes mendicantes, especialmente los franciscanos y dominicos, aprendieron los idiomas nativos y registraron aspectos de la cultura nativa, proporcionando una fuente principal para nuestro conocimiento sobre ellos. Uno de los primeros 12 franciscanos en llegar a México, Fray Toribio de Benavente Motolinia registró en español observaciones de los indígenas. Fray Alonso de Molina y fray Bernardino de Sahagún son importantes franciscanos dedicados a la recolección y preparación de materiales en lengua nativa, especialmente en náhuatl. [15]
  • Ciencias económicas. Los colonizadores españoles introdujeron el sistema de encomiendas de trabajo forzoso, que en el centro de México se basó en las tradiciones indígenas de rendir tributo y trabajo a los gobernantes en sus propias comunidades y los gobernantes locales rindieron tributo a las autoridades superiores. A los españoles se les otorgó el tributo y el trabajo o comunidades indígenas particulares, con esa población pagando tributo y realizando el trabajo localmente. Las comunidades indígenas fueron presionadas para obtener servicios laborales y tributos, pero no fueron esclavizadas. Sus gobernantes siguieron siendo élites indígenas, que conservaron su estatus bajo el dominio colonial y fueron intermediarios útiles. [16] Los españoles también utilizaron el trabajo forzoso, a menudo la esclavitud absoluta, en la minería. [17]

La captura de Tenochtitlán marcó el comienzo de un período colonial de 300 años, durante el cual México fue conocido como "Nueva España" gobernada por un virrey en nombre del monarca español. El México colonial tenía elementos clave para atraer inmigrantes españoles: (1) poblaciones indígenas densas y políticamente complejas (especialmente en la parte central) que podían verse obligadas a trabajar, y (2) enorme riqueza mineral, especialmente importantes depósitos de plata en las regiones del norte de Zacatecas. y Guanajuato. El Virreinato del Perú también tuvo esos dos elementos importantes, por lo que Nueva España y Perú fueron los sedes del poder español y la fuente de su riqueza, hasta que se crearon otros virreinatos en la América del Sur española a fines del siglo XVIII.

Esta riqueza convirtió a España en la potencia dominante en Europa y en la envidia de Inglaterra, Francia y (después de su independencia de España) los Países Bajos. La minería de plata y las casas de moneda de España crearon monedas de alta calidad, la moneda de América española, el peso de plata o dólar español que se convirtió en una moneda global.

Conquistas continuas (1521-1550) Editar

Los conquistadores españoles no controlaron todas las áreas del Imperio Azteca. Después de la caída de Tenochtitlán en 1521, se necesitaron décadas de guerras esporádicas para someter al resto de Mesoamérica, particularmente a las regiones mayas del sur de Nueva España y en lo que ahora es Centroamérica. Pero las conquistas españolas en las regiones zapoteca y mixteca del sur de Mesoamérica fueron relativamente rápidas.

Fuera de la zona de civilizaciones mesoamericanas asentadas eran nómadas del norte indios bárbaros ("indios salvajes") que lucharon ferozmente contra los españoles y sus aliados indígenas, como los tlaxcaltecas, en la Guerra Chichimeca (1576-1606). Las poblaciones indígenas del norte habían ganado movilidad a través de los caballos que los españoles habían importado al Nuevo Mundo. El desierto del norte solo era interesante para los españoles por sus ricos depósitos de plata. Los asentamientos mineros españoles y las líneas troncales a la Ciudad de México debían estar seguros para que los suministros se movieran hacia el norte y la plata para el sur, hacia el centro de México.

Economía del período colonial temprano Editar

La fuente más importante de riqueza fue el tributo indígena y el trabajo forzado, movilizado en los primeros años después de la conquista del centro de México a través de la encomienda. La encomienda era una concesión del trabajo de un asentamiento indígena en particular a un español individual y sus herederos. Los conquistadores esperaban recibir estos premios y el primer conquistador Hernán Cortés en su carta al rey español justificó su propia asignación de estas concesiones. Los españoles eran los destinatarios de los productos indígenas tradicionales que se habían rendido en tributo a sus señores locales y al imperio azteca. El primer virrey español, Don Antonio de Mendoza, recibe su nombre del título de un manuscrito azteca del Códice Mendoza, que enumera en forma glífica los tipos de bienes tributarios y las cantidades rendidas de determinados pueblos indígenas bajo el dominio azteca. Los primeros poseedores de encomiendas, los encomenderos fueron los conquistadores involucrados en la campaña que condujo a la caída de Tenochtitlán, y más tarde sus herederos y personas con influencia pero no conquistadores. El trabajo forzoso podría dirigirse al desarrollo de la tierra y la industria en el área donde vivían los indios encomenderos españoles. La tierra fue una fuente secundaria de riqueza durante este período de conquista inmediata. Donde la mano de obra indígena estaba ausente o necesitaba ser complementada, los españoles traían esclavos africanos, a menudo como trabajadores calificados o artesanos, o como jefes de trabajo de los indios encomiendas.

Evolución de la mezcla de razas

Durante los tres siglos de dominio colonial, menos de 700.000 españoles, la mayoría hombres, se establecieron en México. [ cita necesaria ] Europeos, africanos e indígenas entremezclados, creando una población de casta mixta en un proceso conocido como mestizaje. Los mestizos, personas de ascendencia mixta europeo-indígena, constituyen la mayoría de la población de México.

Contornos del período colonial (1521-1821) Editar

El México colonial fue parte del Imperio español y fue administrado por el Virreinato de Nueva España. La corona española reclamó todo el hemisferio occidental al oeste de la línea establecida entre España y Portugal por el Tratado de Tordesillas. Esto incluyó a toda América del Norte y América del Sur, excepto Brasil. El virreinato de Nueva España tenía jurisdicción sobre el imperio del norte de España en América. Cuando España estableció una colonia en Filipinas a finales del siglo XVI, el Virreinato de Nueva España tenía jurisdicción sobre ella, ya que había más contacto directo entre los dos que Filipinas con España.

Hernán Cortés había conquistado el gran imperio de los aztecas y había establecido a Nueva España como la colonia española más grande e importante. Durante el siglo XVI, España se centró en conquistar áreas con densas poblaciones que habían producido civilizaciones precolombinas. Estas poblaciones eran una fuerza laboral disciplinada y una población para convertirse al cristianismo.


Los territorios poblados por pueblos nómadas eran más difíciles de conquistar, y aunque los españoles exploraron gran parte de América del Norte en busca del legendario "El Dorado", no hicieron ningún esfuerzo concertado para asentar las regiones desérticas del norte en lo que hoy es Estados Unidos hasta el final de el siglo XVI (Santa Fe, 1598).

Se introdujo la ley colonial de origen indígena pero con antecedentes históricos españoles, creando un equilibrio entre la jurisdicción local (los Cabildos) y la de la Corona, por lo que las altas oficinas administrativas se cerraron a los nativos, incluso a los de pura sangre española. La administración se basaba en una separación racial de la población entre las Repúblicas de Españoles, Indios y Mestizos, autónomas y directamente dependientes del rey. La población de Nueva España se dividió en cuatro grupos o clases principales. El grupo al que pertenecía una persona estaba determinado por el origen racial y el lugar de nacimiento. El grupo más poderoso eran los españoles, gente nacida en España y enviada al otro lado del Atlántico para gobernar la colonia. Solo los españoles podían ocupar puestos de alto nivel en el gobierno colonial.

El segundo grupo, llamados criollos, eran personas de origen español pero nacidas en México. Muchos criollos eran terratenientes y comerciantes prósperos. Pero incluso los criollos más ricos tenían poco que decir en el gobierno.

El tercer grupo, los mestizos, eran personas que tenían algunos antepasados ​​españoles y algunos antepasados ​​indígenas. La palabra mestizo significa "mixto" en español. Los mestizos tenían una posición mucho más baja y eran despreciados tanto por los españoles como por los criollos, quienes tenían la creencia de que las personas de origen europeo puro eran superiores a todos los demás.

El grupo más pobre y marginado de la Nueva España eran los indios, descendientes de pueblos precolombinos. Tenían menos poder y soportaron condiciones más duras que otros grupos. Los indios se vieron obligados a trabajar como jornaleros en los ranchos y granjas (llamadas haciendas) de los españoles y criollos.

Además de los cuatro grupos principales, también había algunos africanos negros en el México colonial. Estos negros africanos fueron importados como jornaleros y compartían el bajo estatus de los indios. Constituían alrededor del 4% al 5% de la población, y sus descendientes mestizos, llamados mulatos, finalmente creció hasta representar alrededor del 9%.

Desde el punto de vista económico, la Nueva España fue administrada principalmente en beneficio del Imperio y sus esfuerzos militares y defensivos. México proporcionó más de la mitad de los impuestos del Imperio y apoyó la administración de toda América del Norte y Central. Se desalentó la competencia con la metrópoli, por ejemplo, se prohibió el cultivo de uvas y aceitunas, introducido por el propio Cortés, por temor a que estos cultivos pudieran competir con los españoles.

Para proteger al país de los ataques de piratas ingleses, franceses y holandeses, así como de los ingresos de la Corona, solo dos puertos estaban abiertos al comercio exterior: Veracruz en el Atlántico y Acapulco en el Pacífico. Los piratas atacaron, saquearon y asolaron varias ciudades como Campeche (1557), Veracruz (1568) y Alvarado (1667).

La educación fue alentada por la Corona desde el principio, y México cuenta con la primera escuela primaria (Texcoco, 1523), la primera universidad, la Universidad de México (1551) y la primera imprenta (1524) de las Américas. Las lenguas indígenas fueron estudiadas principalmente por las órdenes religiosas durante los primeros siglos y se convirtieron en lenguas oficiales en la llamada República de los Indios, solo para ser proscritas e ignoradas después de la independencia por los criollos de habla hispana predominantes.

México produjo importantes logros culturales durante el período colonial, como la literatura de la monja del siglo XVII, Sor Juana Inés de la Cruz y Ruiz de Alarcón, así como catedrales, monumentos civiles, fortalezas y ciudades coloniales como Puebla, Ciudad de México. , Querétaro, Zacatecas y otros, hoy parte del Patrimonio Mundial de la Unesco.

El sincretismo entre las culturas indígena y española dio lugar a muchos de los rasgos culturales básicos mexicanos de hoy en día y de fama mundial como el tequila (desde el siglo XVI), el mariachi (XVIII), el jarabe (XVII), los charros (XVII) y la muy apreciada cocina mexicana. , fruto de la mezcla de ingredientes y técnicas autóctonas y europeas.

Los españoles nacidos en Estados Unidos (criollos), las castas mestizas y los indios a menudo no estaban de acuerdo, pero todos estaban resentidos con la pequeña minoría de españoles nacidos en la península ibérica que monopolizaban el poder político. A principios del siglo XIX, muchos españoles nacidos en Estados Unidos creían que México debería independizarse de España, siguiendo el ejemplo de Estados Unidos. El hombre que desató la revuelta contra España fue el sacerdote católico Padre Miguel Hidalgo y Costilla. Hoy se le recuerda como el Padre de la Independencia de México.

Este período estuvo marcado por acontecimientos imprevistos que trastocaron los trescientos años de dominio colonial español. La colonia pasó de gobernar por el legítimo monarca español y su virrey designado a un monarca ilegítimo y virrey establecido por un golpe. Más tarde, México vería el regreso de la legítima monarquía española y un posterior estancamiento con las fuerzas guerrilleras insurgentes. Los acontecimientos en España volcaron la situación en Nueva España una vez más, con los oficiales militares españoles derrocando al monarca absolutista y volviendo a la constitución liberal española de 1812. Los conservadores en Nueva España que habían defendido firmemente la monarquía española ahora vieron una razón para cambiar de rumbo y perseguir la independencia. El oficial del ejército realista Agustín de Iturbide se convirtió en un defensor de la independencia y convenció al líder insurgente Vicente Guerrero para que se uniera a una coalición, formando el Ejército de las Tres Garantías. A los seis meses de esa empresa conjunta, el gobierno real en Nueva España se derrumbó y se logró la independencia. La monarquía constitucional imaginada con un rey europeo en el trono no se cumplió más bien, el oficial militar criollo Iturbide se convirtió en el emperador Agustín I. Su gobierno cada vez más autocrático consternó a muchos y el golpe lo derrocó en 1823. México se convirtió en una república federada y promulgó una constitución en 1823. 1824. Mientras el general Guadalupe Victoria se convirtió en el primer presidente, cumpliendo todo su mandato, la transición presidencial se convirtió en un evento menos electoral y más por la fuerza de las armas. El general insurgente y destacado político liberal Guerrero fue brevemente presidente en 1829, luego depuesto y asesinado judicialmente por sus oponentes conservadores. En los veinte años transcurridos desde la invasión francesa de España, México había experimentado inestabilidad política y violencia, con más por venir hasta finales del siglo XIX. La presidencia cambió de manos 75 veces durante el próximo medio siglo. [18] La situación de la nueva república no promovió el crecimiento o el desarrollo económico, con las minas de plata dañadas, el comercio interrumpido y la violencia persistente. [19] [20] Aunque los comerciantes británicos establecieron una red de casas de comerciantes en las principales ciudades, la situación era desoladora. "El comercio estaba estancado, las importaciones no pagaban, el contrabando hacía bajar los precios, las deudas públicas y privadas quedaron impagadas, los comerciantes sufrieron todo tipo de injusticias y operaron a merced de gobiernos débiles y corruptibles, las casas comerciales evitaron la bancarrota". [21]

Nueva España 1808-1810 Editar

Inspirado por las revoluciones estadounidense y francesa, los insurgentes mexicanos vieron una oportunidad de independencia en 1808 cuando Napoleón invadió España y el rey español Carlos IV se vio obligado a abdicar. Napoleón colocó a su hermano José Bonaparte en el trono español. Para España y el Imperio español, este giro de los acontecimientos creó una crisis de legitimidad del gobierno. En España, la resistencia a los franceses desembocó en la Guerra de la Independencia. En Nueva España, el virrey José de Iturrigaray propuso formar provisionalmente un gobierno autónomo, con el apoyo de españoles nacidos en Estados Unidos en el ayuntamiento de la Ciudad de México. Los españoles nacidos en la península de la colonia vieron que esto socavaba su propio poder, y Gabriel J. de Yermo dio un golpe de estado contra el virrey y lo arrestó en septiembre de 1808. El oficial militar español Pedro de Garibay fue nombrado virrey por los conspiradores españoles. Su mandato fue breve, desde septiembre de 1808 hasta julio de 1809, cuando fue sustituido por Francisco Javier de Lizana y Beaumont, cuyo mandato también fue breve, hasta la llegada del virrey Francisco Javier Venegas de España. Dos días después de su entrada a la Ciudad de México el 14 de septiembre de 1810, el padre Miguel Hidalgo hizo su llamado a las armas en la aldea de Hidalgo. España fue invadida por Francia y el rey español depuesto y un usurpador rey francés impuso. Como otros en la América española colonial, el virrey de Nueva España José de Iturrigaray, que simpatizaba con los criollos, trató de crear un gobierno legítimo durante la situación. Fue derrocado por poderosos españoles peninsulares y los españoles de línea dura reprimieron cualquier noción de autonomía mexicana. Los criollos que habían esperado que hubiera un camino hacia la autonomía mexicana, tal vez dentro del Imperio español, ahora vieron que su único camino era la independencia a través de la rebelión contra el régimen colonial. Hubo una serie de conspiraciones criollas. En el norte de México, el padre Miguel Hidalgo, el oficial de la milicia criolla Ignacio Allende y Juan Aldama se reunieron para planear la rebelión. Cuando se descubrió el complot en septiembre de 1810, Hidalgo llamó a las armas a sus feligreses en el pueblo de Dolores, desencadenando una rebelión masiva en la región del Bajío.

Guerra de Independencia, 1810-1821 Editar

En 1810, los conspiradores insurgentes habían planeado una rebelión contra el gobierno real, que nuevamente estaba firmemente en manos de los españoles peninsulares. Cuando se descubrió el complot, el padre Hidalgo convocó a sus feligreses de Dolores, exhortándolos a actuar. Este evento del 16 de septiembre de 1810 ahora se llama "Grito de Dolores", ahora se celebra como el Día de la Independencia. Gritando "¡Independencia y muerte a los españoles!" Del pequeño número de aldeanos, unos 80.000 mal organizados y armados formaron una fuerza que al principio arrasó sin parar en el Bajío. El virrey tardó en responder, pero una vez que el ejército real se enfrentó a la masa no entrenada, mal armada y dirigida, derrotó a los insurgentes. Hidalgo fue capturado, destituido como sacerdote y ejecutado, con la cabeza puesta en una pica en el granero en Guanajuato como advertencia a otros insurrectos. [22]

Otro sacerdote, José María Morelos, asumió el cargo y tuvo más éxito en su búsqueda del republicanismo y la independencia. La monarquía de España fue restaurada en 1814 después de la derrota de Napoleón, y se defendió y ejecutó a Morelos en 1815. Los insurgentes dispersos formaron bandas guerrilleras.En 1820, el general de brigada del ejército real español, Agustín de Iturbide, cambió de bando y propuso la independencia, emitiendo el Plan de Iguala. Iturbide convenció al líder insurgente Vicente Guerrero para que se uniera a este nuevo impulso por la independencia. Lo persuadió el carisma e idealismo de Guerrero, así como la tenacidad de sus soldados entre los que se encontraba el mexicano de ascendencia filipina, el general Isidoro Montes de Oca, quien con pocos insurgentes mal armados infligió una verdadera derrota al realista Gabriel de Armijo y también a ellos. Consiguió el equipo suficiente para armar adecuadamente a 1.800 soldados de la libertad que en el futuro merecerán el respeto de Iturbide. Destacó por su valentía en el asedio del Puerto de Acapulco en 1813, a las órdenes del General José María Morelos y Pavón. [23] Isidoro y sus soldados del estado de Guerrero que fue colonizado por inmigrantes de Filipinas, [24] [25] [26] infligieron una derrota al ejército realista de España. Impresionado, Itubide se unió a Guerrero y exigió la independencia, una monarquía constitucional en México, el continuo monopolio religioso de la Iglesia católica y la igualdad para los españoles y los nacidos en México. Los realistas que ahora siguieron el cambio de bando de Iturbide y los insurgentes formaron el Ejército de las Tres Garantías. En seis meses, el nuevo ejército tenía el control de todos menos los puertos de Veracruz y Acapulco. El 27 de septiembre de 1821, Iturbide y el último virrey, Juan O'Donojú firmaron el Tratado de Córdoba por el que España concedía las demandas. O'Donojú había estado operando bajo instrucciones que se habían emitido meses antes del último giro de los acontecimientos. España se negó a reconocer formalmente la independencia de México y la situación se complicó aún más con la muerte de O'Donojú en octubre de 1821 [27].

Mexican Empire, 1821-23 Editar

Cuando México logró su independencia, la parte sur de la Nueva España se independizó, así como como resultado del Tratado de Córdoba, por lo que se incorporaron Centroamérica, la actual Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y parte de Chiapas. en el Imperio Mexicano. Aunque México ahora tenía su propio gobierno, no hubo ningún cambio revolucionario ni social ni económicamente. Las distinciones raciales formales y legales fueron abolidas, pero el poder permaneció en manos de las élites blancas. La monarquía era la forma de gobierno que conocían los mexicanos y no es de extrañar que inicialmente eligiera esa forma de gobierno. El poder político del gobierno real se transfirió a los militares. La Iglesia Católica Romana fue el otro pilar del gobierno institucional. Tanto el ejército como la iglesia perdieron personal con el establecimiento del nuevo régimen. Un índice de la caída de la economía fue la disminución de los ingresos de la iglesia a través del diezmo, un impuesto sobre la producción agrícola. La minería se vio especialmente afectada. Había sido el motor de la economía colonial, pero hubo combates considerables durante la guerra de independencia en Zacatecas y Guanajuato, los dos sitios de minería de plata más importantes. [28] A pesar de que el virrey O'Donojú firmó el Tratado de Córdoba dando a México su independencia, el gobierno español no lo reconoció como legítimo y reclamó la soberanía sobre México.

España puso en marcha los acontecimientos que llevaron a Iturbide, hijo de un comerciante provincial, como emperador de México. Con el rechazo del tratado por parte de España y sin que la realeza europea aceptara la oferta de ser el monarca de México, muchos criollos ahora decidieron que tener a un mexicano como su monarca era aceptable. Una guarnición del ejército local proclamó emperador a Iturbide. Dado que la iglesia se negó a coronarlo, el presidente del congreso constituyente lo hizo el 21 de julio de 1822. Su mandato a largo plazo estaba condenado al fracaso. No tenía el respeto de la nobleza mexicana. Los republicanos buscaban esa forma de gobierno en lugar de una monarquía. El emperador instaló todos los adornos de una monarquía con una corte y elegantes vestiduras de poder. Sus acciones, cada vez más dictatoriales y de cierre de las críticas, lo llevaron a cerrar el Congreso. Preocupado de que un joven y brillante coronel, Antonio López de Santa Anna, levantara una rebelión, el emperador lo relevó de su mando. En lugar de obedecer la orden, Santa Anna proclamó la república y se apresuró a convocar a que se volviera a convocar el Congreso. Cuatro días después retrocedió en su republicanismo y simplemente pidió la destitución del emperador, en el Plan de Casa Mata. Santa Anna consiguió el apoyo del general insurgente Guadalupe Victoria. El ejército se adhirió al plan y el emperador abdicó el 19 de marzo de 1823. [29]

República Federal Editar

Aquellos que derrocaron al emperador anularon el Plan de Iguala, que había pedido una monarquía constitucional, así como el Tratado de Córdoba, dejándolos libres para elegir la forma de gobierno que pudieran acordar. Iba a ser una república federal y el 4 de octubre de 1824 se establecieron los Estados Unidos Mexicanos (en español: Estados Unidos Mexicanos). La nueva constitución se inspiró en parte en la constitución de los Estados Unidos. Garantizó los derechos humanos básicos y definió a México como una república federal representativa, en la que las responsabilidades del gobierno se dividían entre un gobierno central y varias unidades más pequeñas llamadas estados. También definió al catolicismo como la religión oficial y única de la república. Centroamérica no se unió a la república federada y tomó un camino político separado desde el 1 de julio de 1823.

El establecimiento en México de una nueva forma de gobierno no probada no trajo estabilidad. El ejército siguió siendo el poder político y la Iglesia Católica Romana el único poder religioso. Tanto el ejército como la iglesia conservaron privilegios especiales en la nueva era. El general Guadalupe Victoria fue seguido en el cargo por el general Vicente Guerrero, ganando el cargo a través de un golpe de Estado después de perder las elecciones de 1828, el Partido Conservador vio la oportunidad de tomar el control y lideró un contragolpe bajo el general Anastasio Bustamante, quien se desempeñó como presidente desde 1830. a 1832, y nuevamente desde 1837 a 1841.

Inestabilidad política Editar

En gran parte de la América española poco después de su independencia, los caudillos o caudillos dominaron la política, y este período a menudo se denomina "La era del caudillismo". En México, desde finales de la década de 1820 hasta mediados de la década de 1850, el período a menudo se llama la "Edad de Santa Anna", en honor al general convertido en político, Antonio López de Santa Anna. Los liberales (federalistas) pidieron a Santa Anna que derrocara al presidente conservador Anastasio Bustamante. Después de hacerlo, declaró presidente al general Manuel Gómez Pedraza (quien ganó las elecciones de 1828). Posteriormente se llevaron a cabo elecciones y Santa Anna asumió el cargo en 1832. Se desempeñó como presidente 11 veces. [30] Cambiando constantemente sus creencias políticas, en 1834 Santa Anna derogó la constitución federal, provocando insurgencias en el estado sureste de Yucatán y la parte más septentrional del estado norteño de Coahuila y Tejas. Ambas áreas buscaron la independencia del gobierno central. Las negociaciones y la presencia del ejército de Santa Anna hicieron que Yucatán reconociera la soberanía mexicana. Luego, el ejército de Santa Anna se volvió hacia la rebelión del norte.

Los habitantes de Tejas declararon la República de Texas independiente de México el 2 de marzo de 1836 en Washington-on-the-Brazos. Se llamaban a sí mismos tejanos y estaban dirigidos principalmente por colonos angloamericanos recientes. En la batalla de San Jacinto el 21 de abril de 1836, los milicianos texanos derrotaron al ejército mexicano y capturaron al general Santa Anna. El gobierno mexicano se negó a reconocer la independencia de Texas.

Conflicto comanche Editar

Los estados del norte se volvieron cada vez más aislados, económica y políticamente, debido a los prolongados ataques y redadas comanches. Los pueblos indígenas del norte no habían reconocido los reclamos del Imperio español sobre la región, ni tampoco cuando México se convirtió en una nación independiente. México intentó convencer a sus ciudadanos para que se establecieran en la región, pero con pocos interesados. México negoció un contrato con angloamericanos para instalarse en la zona, con la esperanza y expectativa de que lo hicieran en territorio comanche, la Comanchería. En la década de 1820, cuando Estados Unidos comenzó a ejercer influencia sobre la región, Nuevo México ya había comenzado a cuestionar su lealtad a México. Para la época de la guerra entre México y Estados Unidos, los comanches habían asaltado y saqueado grandes porciones del norte de México, lo que resultó en un empobrecimiento sostenido, fragmentación política y frustración general por la incapacidad o falta de voluntad del gobierno mexicano para disciplinar a los comanches. [31]

Además de las incursiones comanches, la frontera norte de la Primera República estuvo plagada de ataques en su frontera norte por parte del pueblo apache, que fue provisto de armas por comerciantes estadounidenses. [32] Se vendieron bienes, incluidas pistolas y zapatos, a los Apache, estos últimos fueron descubiertos por las fuerzas mexicanas cuando encontraron senderos Apache tradicionales con huellas de zapatos estadounidenses en lugar de huellas de mocasines. [32]

Texas Editar

Poco después de lograr la independencia de España, el gobierno mexicano, en un esfuerzo por poblar sus territorios del norte, otorgó extensas concesiones de tierras en Coahuila y Tejas a miles de familias de Estados Unidos, con la condición de que los colonos se convirtieran al catolicismo y se convirtieran en ciudadanos mexicanos. El gobierno mexicano también prohibió la importación de esclavos. Estas condiciones fueron ignoradas en gran medida. [33]

Un factor clave en la decisión del gobierno de permitir a esos colonos fue la creencia de que (a) protegerían el norte de México de los ataques de los comanches y (b) amortiguarían los estados del norte contra la expansión hacia el oeste de Estados Unidos. La política fracasó en ambos aspectos: los estadounidenses tendieron a establecerse lejos de las zonas de asalto comanche y utilizaron el fracaso del gobierno mexicano para reprimir las redadas como pretexto para declarar la independencia. [31]

los Revolución de Texas o Guerra de Independencia de Texas fue un conflicto militar entre México y los colonos en la parte de Texas del estado mexicano de Coahuila y Tejas.

La guerra duró desde el 2 de octubre de 1835 hasta el 21 de abril de 1836. Sin embargo, una guerra en el mar entre México y Texas continuó hasta la década de 1840. La animosidad entre el gobierno mexicano y los colonos estadounidenses en Texas, así como entre muchos residentes de Texas de ascendencia mexicana, comenzó con las Siete Leyes de 1835, cuando el presidente mexicano y el general Antonio López de Santa Anna abolieron la Constitución federal de 1824 y proclamaron la más centralizando la constitución de 1835 en su lugar.

La guerra comenzó en Texas el 2 de octubre de 1835 con la Batalla de Gonzales. Los primeros éxitos del ejército texano en La Bahía y San Antonio pronto se encontraron con una aplastante derrota en los mismos lugares unos meses después. La guerra terminó en la Batalla de San Jacinto, donde el General Sam Houston condujo al Ejército de Texas a la victoria sobre una parte del Ejército Mexicano al mando de Santa Anna, quien fue capturado poco después de la batalla. El final de la guerra dio lugar a la creación de la República de Texas en 1836. En 1845, el Congreso de los Estados Unidos ratificó la petición de Texas de convertirse en estado.

Guerra México-Estadounidense (1846-1848) Editar

En respuesta a una masacre mexicana de un destacamento del ejército de Estados Unidos en territorio en disputa, el Congreso de Estados Unidos declaró la guerra el 13 de mayo de 1846 México hizo lo mismo el 23 de mayo. La guerra entre México y Estados Unidos se desarrolló en dos teatros: el oeste (dirigido a California) y el centro de México (destinado a capturar la Ciudad de México).

En marzo de 1847, el presidente de los Estados Unidos, James K. Polk, envió un ejército de 12.000 soldados regulares y voluntarios del ejército de los Estados Unidos al mando del general Winfield Scott al puerto de Veracruz. Los 70 barcos de las fuerzas invasoras arribaron a la ciudad el 7 de marzo e iniciaron un bombardeo naval. Después de desembarcar a sus hombres, caballos y suministros, Scott comenzó el Asedio de Veracruz. [34]

La ciudad (en ese momento todavía amurallada) fue defendida por el general mexicano Juan Morales con 3.400 hombres. Veracruz respondió lo mejor que pudo con artillería al bombardeo desde tierra y mar, pero las murallas de la ciudad se redujeron. Después de 12 días, los mexicanos se rindieron. Scott marchó hacia el oeste con 8.500 hombres, mientras que Santa Anna se atrincheró con artillería y 12.000 soldados en la carretera principal a medio camino de la Ciudad de México. En la batalla de Cerro Gordo, Santa Anna fue flanqueada y derrotada.

Scott avanzó hacia Puebla, la segunda ciudad más grande de México, que capituló sin resistencia el 1 de mayo: los ciudadanos eran hostiles a Santa Anna. Después de la Batalla de Chapultepec (13 de septiembre de 1847), la Ciudad de México fue ocupada. Scott se convirtió en su gobernador militar. También fueron ocupadas muchas otras partes de México. Algunas unidades mexicanas lucharon con distinción. Una de las unidades justamente conmemoradas fue un grupo de seis jóvenes cadetes del Colegio Militar (ahora considerados héroes nacionales mexicanos), que lucharon a muerte defendiendo su colegio durante la Batalla de Chapultepec.

La guerra terminó con el Tratado de Guadalupe Hidalgo, que estipulaba que (1) México debe vender sus territorios del norte a los EE. UU. Por US $ 15 millones (2) EE. UU. Otorgaría plena ciudadanía y derechos de voto, y protegería los derechos de propiedad de los mexicanos que viven en los territorios cedidos y (3) EE. UU. asumiría una deuda de $ 3.25 millones de México con los estadounidenses. [35] La guerra fue el primer encuentro de México con un ejército moderno, bien organizado y bien equipado. La derrota de México se ha atribuido a su problemática situación interna, de desunión y desorganización.

El fin de la regla de Santa Anna Editar

A pesar del papel de Santa Anna en la catástrofe de la guerra entre México y Estados Unidos, regresó al poder una vez más. Un último acto condenó su papel político. Cuando EE. UU. Descubrió que una ruta de ferrocarril mucho más fácil a California se encontraba un poco al sur del río Gila, en México, Santa Anna vendió Gadsden Strip a los EE. UU. Por $ 10 millones en la compra de Gadsden en 1853. Esta pérdida de aún más territorio provocó una considerable indignación entre los mexicanos, pero Santa Anna afirmó que necesitaba dinero para reconstruir el ejército de la guerra. Al final, se quedó o desperdició la mayor parte. [36] Los liberales finalmente se unieron y se rebelaron con éxito contra su régimen, promulgando el Plan de Ayutla en 1854 y obligando a Santa Anna al exilio. [37] [38] Los liberales llegaron al poder y comenzaron a promulgar reformas que habían imaginado durante mucho tiempo.

Los liberales derrocaron al conservador Santa Anna en la Revolución de Ayutla y buscaron implementar la ideología liberal en una serie de leyes separadas, luego en una nueva constitución, que las incorporó. México vivió entonces veinte años de guerra civil y una intervención extranjera que estableció una monarquía con el apoyo de los conservadores mexicanos. La caída del imperio de Maximiliano de México y su ejecución en 1867 marcó el comienzo de un período de relativa paz, pero estancamiento económico durante la República Restaurada. En general, la historia que se escribe sobre esta época ha caracterizado a los liberales como forjadores de una nueva nación moderna y a los conservadores como reaccionarios oponentes de esa visión. A partir de finales del siglo XX, los historiadores están escribiendo análisis más matizados tanto de liberales como de conservadores. [39]

Caída de Santa Anna en la Revolución de Ayutla Editar

La Reforma comenzó con el derrocamiento final de Santa Anna en la Revolución de Ayutla en 1855. El liberal moderado Ignacio Comonfort asumió la presidencia. los Moderados trató de encontrar un término medio entre los liberales y los conservadores de la nación. Hay menos consenso sobre el punto final de la Reforma. [40]

Las fechas habituales son 1861, tras la victoria liberal en la Guerra de Reforma 1867, tras la victoria republicana sobre la intervención francesa en México y 1876 cuando Porfirio Díaz derrocó al presidente Sebastián Lerdo de Tejada. El liberalismo dominó a México como fuerza intelectual en el siglo XX. Los liberales defendieron la reforma y apoyaron el republicanismo, el capitalismo y el individualismo, lucharon para reducir los roles conservadores de la Iglesia en la educación, la propiedad de la tierra y la política. [40] También es importante que los liberales buscaran acabar con el estatus especial de las comunidades indígenas poniendo fin a su propiedad corporativa de la tierra.

Constitución de 1857 Editar

El coronel liberal Ignacio Comonfort asumió la presidencia en 1855 después de que una revuelta con base en Ayutla derrocara a Santa Anna. Comonfort fue un moderado que intentó y fracasó en mantener una coalición incierta de liberales radicales y moderados. Los liberales radicales redactaron la Constitución de 1857, disminuyeron el poder del ejecutivo, incorporaron las leyes de la Reforma despojando a la Iglesia Católica de sus privilegios y capacidad de poseer propiedades y control sobre la educación. [41] Otorgó libertad religiosa, declarando solo que la Iglesia Católica era la fe favorecida. Los radicales anticlericales obtuvieron una gran victoria con la ratificación de la constitución, porque debilitó a la Iglesia y liberó a los plebeyos analfabetos. La constitución era inaceptable para el ejército, el clero y los demás conservadores, así como para los liberales moderados como el presidente Comonfort. Con el Plan de Tacubaya en diciembre de 1857, opositores como Comonfort repudiaron la constitución. El general conservador Félix Zuloaga logró un golpe de Estado en la capital en enero de 1858, creando un gobierno conservador paralelo en la Ciudad de México. Comonfort renunció a la presidencia y fue sucedido por el presidente de la Corte Suprema, Benito Juárez, quien asumió la presidencia de la República. [41]

Guerra de reforma (1857-1861) Editar

La revuelta condujo a la Guerra de Reforma (diciembre de 1857 a enero de 1861), que se volvió cada vez más sangrienta a medida que avanzaba y polarizaba la política de la nación. Muchos moderados, convencidos de que había que frenar el poder político de la Iglesia, se pusieron del lado de los liberales.

Durante algún tiempo, los liberales y los conservadores administraron simultáneamente gobiernos separados, los conservadores de la Ciudad de México y los liberales de Veracruz. La guerra terminó con una victoria liberal y el presidente liberal Benito Juárez trasladó su administración a la Ciudad de México.

Intervención francesa y Segundo Imperio Mexicano (1861-1867) Editar

En 1862, el país fue invadido por Francia, que trató de cobrar las deudas que el gobierno de Juárez había incumplido, pero el propósito más amplio era instalar un gobernante bajo el control francés. Eligieron a un miembro de la dinastía Habsburgo, que había gobernado España y sus posesiones de ultramar hasta 1700. El archiduque Fernando Maximiliano de Austria fue instalado como emperador Maximiliano I de México, con el apoyo de la Iglesia católica, elementos conservadores de la clase alta y algunos Comunidades indígenas. Aunque los franceses sufrieron una derrota inicial (la batalla de Puebla el 5 de mayo de 1862, ahora conmemorada como la fiesta del Cinco de Mayo), los franceses finalmente derrotaron al ejército mexicano y colocaron a Maximiliano en el trono. La monarquía mexicano-francesa instaló la administración en la Ciudad de México, gobernando desde el Palacio Nacional. [42]

La consorte de Maximiliano era la emperatriz Carlota de México y eligieron el Castillo de Chapultepec como su hogar. La pareja imperial siguió políticas que favorecían a los mexicanos blancos de clase alta sobre la mayoría mestiza e indígena campesina. También estaban a favor de explotar los recursos de la nación para ellos y sus aliados.Esto incluyó favorecer los planes de Napoleón III de explotar las minas en el noroeste del país y cultivar algodón. [42]

Maximiliano era un liberal, un hecho que los conservadores mexicanos aparentemente no sabían cuando fue elegido para encabezar el gobierno. Favoreció el establecimiento de una monarquía limitada que compartiría el poder con un congreso elegido democráticamente. Esto era demasiado liberal para los conservadores, mientras que los liberales se negaban a aceptar a ningún monarca, considerando legítimo al gobierno republicano de Benito Juárez. Esto dejó a Maximiliano con pocos aliados entusiastas dentro de México. Mientras tanto, Juárez se mantuvo al frente del gobierno republicano. Continuó siendo reconocido por los Estados Unidos, que estaba inmerso en su Guerra Civil (1861-1865) y en ese momento no estaba en condiciones de ayudar a Juárez directamente contra la intervención francesa hasta 1865.

Francia nunca obtuvo ganancias en México y su expedición mexicana se hizo cada vez más impopular. Finalmente, en la primavera de 1865, después de que terminó la Guerra Civil de Estados Unidos, Estados Unidos exigió la retirada de las tropas francesas de México. Napoleón III obedeció en silencio. A mediados de 1867, a pesar de las repetidas pérdidas imperiales en la batalla contra el ejército republicano y el apoyo cada vez menor de Napoleón III, Maximiliano decidió quedarse en México en lugar de regresar a Europa. Fue capturado y ejecutado junto a dos simpatizantes mexicanos, inmortalizados en un famoso cuadro de Eduard Manet. Juárez permaneció en el cargo hasta su muerte en 1872.

República Restaurada (1867–1876) Editar

En 1867 con la derrota de la monarquía y la ejecución del emperador Maximiliano, se restableció la república y Juárez fue reelegido. Continuó implementando sus reformas. En 1871, fue elegido por segunda vez, para consternación de sus oponentes dentro del Partido Liberal, quienes consideraban que la reelección era algo antidemocrática. Juárez murió un año después y fue sucedido por Sebastián Lerdo de Tejada.

Parte de las reformas de Juárez incluyó la secularización total del país. A la Iglesia Católica se le prohibió poseer propiedades además de las casas de culto y los monasterios, y la educación y el matrimonio fueron puestos en manos del estado.

El gobierno de Porfirio Díaz (1876-1911) se dedicó al imperio de la ley, la supresión de la violencia y la modernización de todos los aspectos de la sociedad y la economía. [43] Díaz fue un astuto líder militar y político liberal que construyó una base nacional de seguidores. Para evitar antagonizar a los católicos, evitó la aplicación de las leyes anticlericales. La infraestructura del país mejoró enormemente gracias a una mayor inversión extranjera de Gran Bretaña y Estados Unidos, y un gobierno central fuerte y estable. [44]

El aumento de los ingresos fiscales y una mejor administración mejoraron drásticamente la seguridad pública, la salud pública, los ferrocarriles, la minería, la industria, el comercio exterior y las finanzas nacionales. Díaz modernizó el ejército y reprimió el bandidaje. Después de medio siglo de estancamiento, donde el ingreso per cápita era solo una décima parte de las naciones desarrolladas como Gran Bretaña y Estados Unidos, la economía mexicana despegó y creció a una tasa anual de 2.3% (1877 a 1910), que fue alta según los estándares mundiales. [44]

México pasó de ser un blanco de burlas al orgullo internacional. Ante el desafío de las formas tradicionales, los mexicanos urbanos debatieron la identidad nacional, el rechazo de las culturas indígenas, la nueva pasión por la cultura francesa una vez que los franceses fueron expulsados ​​de México y el desafío de crear una nación moderna mediante la industrialización y la modernización científica. [45]

Pobreza Editar

La ciudad de México era más pobre per cápita en 1876 que en 1821. Algunos comentaristas atribuyen el lento crecimiento económico al impacto negativo del dominio español, la concentración de la propiedad de la tierra por pocas familias y el papel reaccionario de la Iglesia Católica. Coatsworth rechaza esas razones y dice que los principales obstáculos fueron el transporte deficiente y la organización económica ineficiente. Bajo el régimen del Porfiriato (1876-1910), el crecimiento económico fue mucho más rápido. [46]

Orden, progreso y dictadura Editar

En 1876, Lerdo fue reelegido derrotando a Porfirio Díaz. Díaz se rebeló contra el gobierno con la proclamación del Plan de Tuxtepec, en el que se opuso a la reelección, en 1876. Díaz derrocó a Lerdo, quien huyó del país, y Díaz fue nombrado presidente. Así comenzó un período de más de 30 años (1876-1911) durante el cual Díaz fue el hombre fuerte de México. Fue elegido presidente ocho veces, traspasando el poder una vez, de 1880 a 1884, a un aliado de confianza, el general Manuel González. [47]

Este período de relativa prosperidad se conoce como el Porfiriar. Díaz permaneció en el poder manipulando elecciones y censurando a la prensa. Los posibles rivales fueron destruidos y los generales populares fueron trasladados a nuevas áreas para que no pudieran construir una base de apoyo permanente. El bandidaje en las carreteras que conducen a las principales ciudades fue reprimido en gran medida por los "Rurales", una nueva fuerza policial controlada por Díaz. El bandidaje siguió siendo una gran amenaza en áreas más remotas, porque los Rurales estaban compuestos por menos de 1000 hombres. [47]

El ejército se redujo en tamaño de 30.000 a menos de 20.000 hombres, lo que resultó en un porcentaje menor del presupuesto nacional comprometido con el ejército. Sin embargo, el ejército estaba modernizado, bien entrenado y equipado con la última tecnología. El ejército estaba repleto de 5.000 oficiales, muchos de ellos ancianos, pero veteranos políticamente bien conectados de las guerras de la década de 1860. [48]

Las habilidades políticas que Díaz utilizó con tanta eficacia antes de 1900 se desvanecieron, ya que él y sus asesores más cercanos estaban menos abiertos a las negociaciones con líderes más jóvenes. Su anuncio en 1908 de que se retiraría en 1911 desató un sentimiento generalizado de que Díaz estaba a punto de desaparecer y que había que construir nuevas coaliciones. Sin embargo, se postuló para la reelección y en una muestra de apoyo de Estados Unidos, Díaz y Taft planearon una cumbre en El Paso, Texas, y Ciudad Juárez, México, para el 16 de octubre de 1909, una primera reunión histórica entre un presidente mexicano y uno estadounidense y también la primera vez que un presidente estadounidense cruzaría la frontera hacia México. [49] Ambas partes acordaron que la franja de Chamizal en disputa que conecta El Paso con Ciudad Juárez se consideraría territorio neutral sin banderas presentes durante la cumbre, pero la reunión centró la atención en este territorio y resultó en amenazas de asesinato y otras preocupaciones graves de seguridad. [49] El día de la cumbre, Frederick Russell Burnham, el célebre explorador, y el soldado C. R. Moore, un guardabosques de Texas, descubrieron a un hombre que sostenía una pistola de mano oculta en el edificio de la Cámara de Comercio de El Paso a lo largo de la ruta de la procesión. [49] Burnham y Moore capturaron y desarmaron al asesino a solo unos metros de Díaz y Taft. [49] Ambos presidentes salieron ilesos y se celebró la cumbre. [49] En la reunión, Díaz le dijo a John Hays Hammond: "Dado que soy responsable de traer varios miles de millones de dólares en inversiones extranjeras a mi país, creo que debería continuar en mi puesto hasta que se encuentre un sucesor competente". [50] Díaz fue reelegido después de unas elecciones muy controvertidas, pero fue derrocado en 1911 y obligado a exiliarse en Francia después de que las unidades del Ejército se rebelaran.

Población y salud pública Editar

Bajo Díaz, la población creció constantemente de 11 millones en 1877 a 15 millones en 1910. Debido a la muy alta mortalidad infantil (22% de los recién nacidos murieron), la esperanza de vida al nacer era de solo 25,0 años en 1900. [51] Llegaron pocos inmigrantes. . Díaz otorgó un enorme poder y prestigio al Consejo Superior de Salud, que desarrolló una estrategia coherente y asertiva utilizando estándares científicos internacionales actualizados. Tomó el control de la certificación de enfermedades que requería la notificación inmediata de enfermedades y lanzó campañas contra enfermedades tropicales como la fiebre amarilla. [52]

Economía Editar

La estabilidad fiscal fue lograda por José Yves Limantour (1854-1935), Secretario de Finanzas de México desde 1893 hasta 1910. Fue el líder de los tecnócratas bien educados conocidos como Científicos, quienes estaban comprometidos con la modernidad y las finanzas sólidas. Limantour expandió la inversión extranjera, apoyó el libre comercio y equilibró el presupuesto por primera vez y generó un superávit presupuestario para 1894. Sin embargo, no pudo detener el aumento del costo de los alimentos, que alienó a los pobres. [53]

El pánico estadounidense de 1907 fue una recesión económica que provocó una caída repentina en la demanda de cobre, plata, oro, zinc y otros metales mexicanos. México, a su vez, redujo sus importaciones de caballos y mulas, maquinaria minera y suministros ferroviarios. El resultado fue una depresión económica en México en 1908-1909 que agrió el optimismo y aumentó el descontento con el régimen de Díaz, lo que ayudó a sentar las bases para la revolución de 1910. [54]

México era vulnerable a los choques externos debido a su débil sistema bancario. El sistema bancario estaba controlado por una pequeña oligarquía, que normalmente hacía préstamos a largo plazo a sus propios directores. Los bancos eran los brazos financieros de coaliciones empresariales extendidas basadas en el parentesco que utilizaban los bancos para obtener capital adicional para expandir las empresas. El crecimiento económico se basó en gran medida en el comercio con Estados Unidos.

México tenía pocas fábricas en 1880, pero luego la industrialización se apoderó del noreste, especialmente en Monterrey. Las fábricas producían maquinaria, textiles y cerveza, mientras que las fundiciones procesaban minerales. Los convenientes enlaces ferroviarios con los Estados Unidos cercanos dieron a los empresarios locales de siete familias adineradas de comerciantes una ventaja competitiva sobre las ciudades más distantes. Las nuevas leyes federales de 1884 y 1887 permitieron que las corporaciones fueran más flexibles. Para la década de 1920, American Smelting and Refining Company (ASARCO), una firma estadounidense controlada por la familia Guggenheim, había invertido más de 20 millones de pesos y empleaba a casi 2,000 trabajadores fundiendo cobre y fabricando alambre para satisfacer la demanda de cableado eléctrico en Estados Unidos y México. . [55]

Modernidad Editar

Los modernizadores insistieron en que las escuelas marcaran el camino y que la ciencia reemplazara a la superstición. [56] Reformaron las escuelas primarias imponiendo uniformidad, secularización y racionalidad. Estas reformas fueron consistentes con las tendencias internacionales en los métodos de enseñanza. Para romper con los hábitos campesinos tradicionales que obstaculizaban la industrialización y la racionalización, las reformas enfatizaron la puntualidad, la asiduidad y la salud de los niños. [57] En 1910, la Universidad Nacional se abrió como una escuela de élite para la próxima generación de líderes.

Las ciudades fueron reconstruidas con arquitectos modernizadores que favorecieron los últimos estilos europeos, especialmente el estilo Beaux-Arts, para simbolizar la ruptura con el pasado. Un ejemplo muy visible fue el Palacio Legislativo Federal, construido entre 1897 y 1910. [58]

Disturbios rurales Editar

Tutino examina el impacto del Porfiriato en las cuencas del altiplano al sur de la Ciudad de México, que se convirtió en el corazón zapatista durante la Revolución. El crecimiento de la población, los ferrocarriles y la concentración de la tierra en unas pocas familias generaron una expansión comercial que socavó los poderes tradicionales de los aldeanos. Los hombres jóvenes se sentían inseguros acerca de los roles patriarcales que esperaban desempeñar. Inicialmente, esta ansiedad se manifestó como violencia dentro de las familias y comunidades. Pero, después de la derrota de Díaz en 1910, los aldeanos expresaron su rabia en asaltos revolucionarios a las élites locales que más se habían beneficiado del Porfiriato. Los jóvenes se radicalizaron, ya que lucharon por sus roles tradicionales con respecto a la tierra, la comunidad y el patriarcado. [59]

La Revolución Mexicana es un término amplio para describir los cambios políticos y sociales de principios del siglo XX. La mayoría de los estudiosos consideran que abarca los años 1910-1920, desde la elección fraudulenta de Porfirio Díaz en 1910 hasta la elección de diciembre de 1920 del general norteño Álvaro Obregón. Las potencias extranjeras tenían importantes intereses económicos y estratégicos en el resultado de las luchas de poder en México, con la participación de Estados Unidos en la Revolución Mexicana jugando un papel especialmente significativo. [60]

La Revolución se hizo cada vez más amplia, radical y violenta. Los revolucionarios buscaron reformas sociales y económicas de gran alcance mediante el fortalecimiento del estado y el debilitamiento de las fuerzas conservadoras representadas por la Iglesia, los ricos terratenientes y los capitalistas extranjeros.

Algunos estudiosos consideran la promulgación de la Constitución mexicana de 1917 como el punto final de la revolución. "Las condiciones económicas y sociales mejoraron de acuerdo con las políticas revolucionarias, de modo que la nueva sociedad tomó forma dentro de un marco de instituciones revolucionarias oficiales", con la constitución proporcionando ese marco. [61] El trabajo organizado ganó un poder significativo, como se ve en el artículo 123 de la Constitución de 1917. La reforma agraria en México fue habilitada por el artículo 27. El nacionalismo económico también fue habilitado por el artículo 27, restringiendo la propiedad de empresas por parte de extranjeros. La Constitución también restringió aún más a la Iglesia Católica Romana en México, la implementación de las restricciones a fines de la década de 1920 resultó en una gran violencia en la Guerra Cristera. La prohibición de la reelección del presidente está consagrada en la Constitución y en la práctica. La sucesión política se logró en 1929 con la creación de la Partido Nacional Revolucionario (PNR), el partido político que dominó la política de México desde su creación hasta la década de 1990, ahora llamado Partido Revolucionario Institucional.

Uno de los principales efectos de la revolución fue la desaparición del Ejército Federal en 1914, derrotado por las fuerzas revolucionarias de las distintas facciones de la Revolución Mexicana. [62]

La Revolución Mexicana se basó en la participación popular. Al principio, se basó en el campesinado que exigía tierras, agua y un gobierno nacional más solidario. Wasserman encuentra que:

"La participación popular en la revolución y sus secuelas tomó tres formas. Primero, la gente común, aunque a menudo en conjunto con vecinos de élite, generó problemas locales como el acceso a la tierra, los impuestos y la autonomía de la aldea. En segundo lugar, las clases populares proporcionaron soldados para luchar en la revolución. En tercer lugar, los problemas locales defendidos por los campesinos y los trabajadores enmarcaron los discursos nacionales sobre la reforma agraria, el papel de la religión y muchas otras cuestiones ". [63]

Elección de 1910 y rebelión popular Editar

Porfirio Díaz anunció en una entrevista al periodista estadounidense James Creelman que no se postularía a la presidencia en 1910, momento en el que tendría 80 años. Esto desencadenó una ola de actividad política por parte de posibles candidatos, incluido Francisco I. Madero, miembro de una de las familias más ricas de México. Madero formó parte del Partido Antireleccionista, cuya principal plataforma fue el fin del régimen de Díaz. Pero Díaz revirtió su decisión de retirarse y volvió a correr. Creó la oficina de vicepresidente, que podría haber sido un mecanismo para facilitar la transición en la presidencia. Pero Díaz eligió a un compañero de fórmula políticamente desagradable, Ramón Corral, sobre un militar popular, Bernardo Reyes y el civil popular Francisco I. Madero. Envió a Reyes en una "misión de estudio" a Europa y encarceló a Madero. Los resultados oficiales de las elecciones declararon que Díaz había ganado casi por unanimidad y Madero recibió solo unos pocos cientos de votos. Este fraude fue demasiado flagrante y estallaron disturbios. Los levantamientos contra Díaz ocurrieron en el otoño de 1910, particularmente en el norte de México y en el estado sureño de Morelos. Ayudar a unir fuerzas de oposición fue un plan político elaborado por Madero, el Plan de San Luis Potosí, en el que llamaba al pueblo mexicano a tomar las armas y luchar contra el gobierno de Díaz. El levantamiento se fijó para el 20 de noviembre de 1910. Madero escapó de la prisión a San Antonio, Texas, donde comenzó a prepararse para derrocar a Díaz, una acción que hoy se considera el inicio de la Revolución Mexicana. Díaz trató de utilizar el ejército para reprimir las revueltas, pero la mayoría de los generales de rango eran ancianos cercanos a su edad y no actuaron con rapidez o con la energía suficiente para detener la violencia. La fuerza revolucionaria, liderada, entre otros, por Emiliano Zapata en el sur, Pancho Villa y Pascual Orozco en el norte, y Venustiano Carranza, derrotó al Ejército Federal.

Díaz dimitió en mayo de 1911 por "el bien de la paz de la nación". Los términos de su renuncia estaban detallados en el Tratado de Ciudad Juárez, pero también pedía una presidencia interina y se iban a realizar nuevas elecciones. Francisco León de la Barra se desempeñó como presidente interino. El Ejército Federal, aunque derrotado por los revolucionarios del norte, se mantuvo intacto. Francisco I. Madero, cuyo Plan de San Luis Potosí de 1910 había ayudado a movilizar fuerzas opuestas a Díaz, aceptó el acuerdo político. Hizo campaña en las elecciones presidenciales de octubre de 1911, ganó de manera decisiva y fue investido en noviembre de 1911.

La presidencia de Madero y su oposición, 1911-1913 Editar

Tras la renuncia de Díaz y una breve presidencia interina de un funcionario de alto nivel de la era de Díaz, Madero fue elegido presidente en 1911.

Los líderes revolucionarios tenían muchos objetivos diferentes, figuras revolucionarias que iban desde liberales como Madero hasta radicales como Emiliano Zapata y Pancho Villa. Como consecuencia, resultó imposible ponerse de acuerdo sobre cómo organizar el gobierno que surgió de la primera fase triunfante de la revolución. Este enfrentamiento sobre principios políticos condujo rápidamente a una lucha por el control del gobierno, un conflicto violento que duró más de 20 años.

Contrarrevolución y guerra civil, 1913-1915 Editar

Madero fue derrocado y asesinado en febrero de 1913 durante los Diez Días Trágicos. El general Victoriano Huerta, uno de los ex generales de Díaz, y sobrino de Díaz, Félix Díaz, conspiraron con el embajador de Estados Unidos en México, Henry Lane Wilson, para derrocar a Madero y reafirmar las políticas de Díaz.

Un mes después del golpe, la rebelión comenzó a extenderse en México, principalmente por el gobernador del estado de Coahuila, Venustiano Carranza, junto con viejos revolucionarios desmovilizados por Madero, como Pancho Villa. Los revolucionarios del norte lucharon bajo el nombre de Ejército Constitucionalista, con Carranza como "Primer Jefe" (primer jefe).

En el sur, Emiliano Zapata continuó su rebelión en Morelos bajo el Plan de Ayala, pidiendo la expropiación de tierras y la redistribución a los campesinos. Huerta le ofreció la paz a Zapata, quien la rechazó. [64]

Huerta convenció a Pascual Orozco, con quien luchó mientras servía en el gobierno de Madero, para que se uniera a las fuerzas de Huerta. [65] Apoyando al régimen de Huerta había intereses comerciales en México, tanto las élites terratenientes nacionales como extranjeras, la Iglesia Católica Romana, así como los gobiernos alemán y británico. El Ejército Federal se convirtió en un brazo del régimen de Huerta, aumentando a unos 200.000 hombres, muchos presionados para el servicio y la mayoría mal entrenados.

Estados Unidos no reconoció al gobierno de Huerta, pero de febrero a agosto de 1913 impuso un embargo de armas a las exportaciones a México, eximiendo al gobierno de Huerta y favoreciendo así al régimen contra las fuerzas revolucionarias emergentes.[66] Sin embargo, el presidente Woodrow Wilson envió un enviado especial a México para evaluar la situación, y los informes sobre las numerosas rebeliones en México convencieron a Wilson de que Huerta no podía mantener el orden. Las armas dejaron de fluir hacia el gobierno de Huerta, [67] lo que benefició a la causa revolucionaria.

La Marina de los Estados Unidos hizo una incursión en la Costa del Golfo, ocupando Veracruz en abril de 1914. Aunque México estaba envuelto en una guerra civil en ese momento, la intervención de Estados Unidos unió a las fuerzas mexicanas en su oposición a Estados Unidos. Las potencias extranjeras ayudaron a negociar la retirada de Estados Unidos en la conferencia de paz de las Cataratas del Niágara. Estados Unidos programó su retirada para brindar su apoyo a la facción constitucionalista de Carranza. [68]

Inicialmente, las fuerzas en el norte de México estaban unidas bajo la bandera constitucionalista, con hábiles generales revolucionarios al servicio del primer jefe civil Carranza. Pancho Villa comenzó a separarse del apoyo a Carranza cuando Huerta se estaba yendo. La ruptura no fue simplemente por motivos personalistas, sino principalmente porque Carranza era políticamente demasiado conservador para Villa. Carranza no solo fue un vestigio político de la época de Díaz, sino que también fue un rico hacendado cuyos intereses se vieron amenazados por las ideas más radicales de Villa, especialmente sobre la reforma agraria. [69] Zapata en el sur también fue hostil a Carranza debido a su postura sobre la reforma agraria.

En julio de 1914, Huerta dimitió bajo presión y se exilió. Su renuncia marcó el final de una era desde que el Ejército Federal, una fuerza de combate espectacularmente ineficaz contra los revolucionarios, dejó de existir. [70]

Con la salida de Huerta, las facciones revolucionarias decidieron reunirse y hacer "un último esfuerzo para evitar una guerra más intensa que la que derrocó a Huerta". [71] Llamados a reunirse en la Ciudad de México en octubre de 1914, los revolucionarios opuestos a la influencia de Carranza trasladaron con éxito el lugar a Aguascalientes. La Convención de Aguascalientes no reconcilió a las distintas facciones victoriosas de la Revolución Mexicana, pero fue una breve pausa en la violencia revolucionaria. La ruptura entre Carranza y Villa se hizo definitiva durante la convención. En lugar de que el Primer Jefe Carranza fuera nombrado presidente de México, se eligió al General Eulalio Gutiérrez. Carranza y Obregón salieron de Aguascalientes, con fuerzas mucho más pequeñas que las de Villa. La convención declaró a Carranza en rebelión contra ella y se reanudó la guerra civil, esta vez entre ejércitos revolucionarios que habían luchado en una causa unida para derrocar a Huerta.

Villa se alió con Zapata para formar el Ejército de la convención. Sus fuerzas se trasladaron por separado a la capital y capturaron la Ciudad de México en 1914, que las fuerzas de Carranza habían abandonado. La famosa imagen de Villa, sentada en la silla presidencial en el Palacio Nacional, y Zapata es una imagen clásica de la Revolución. Se dice que Villa le dijo a Zapata que la silla presidencial "es demasiado grande para nosotros". [72] La alianza entre Villa y Zapata no funcionó en la práctica más allá de esta victoria inicial contra los constitucionalistas. Zapata regresó a su bastión del sur en Morelos, donde continuó participando en la guerra de guerrillas bajo el Plan de Ayala. [73] Villa se preparó para obtener una victoria decisiva contra el Ejército Constitucionalista de Obregón.

Los dos ejércitos rivales de Villa y Obregón se enfrentaron del 6 al 15 de abril de 1915 en la Batalla de Celaya. Las cargas de caballería frontal de las fuerzas de Villa se enfrentaron con las tácticas militares modernas y astutas de Obregón. La victoria constitucionalista fue total. Carranza emergió en 1915 como el líder político de México con un ejército victorioso para mantenerlo en esa posición. Villa se retiró al norte, aparentemente en el olvido político. Carranza y los constitucionalistas consolidaron su posición como la facción ganadora, siendo Zapata una amenaza hasta su asesinato en 1919.

Constitucionalistas en el poder, 1915-1920 Editar

Venustiano Carranza promulgó una nueva constitución el 5 de febrero de 1917. La Constitución mexicana de 1917, con importantes enmiendas en la década de 1990, aún gobierna México.

El 19 de enero de 1917, el ministro de Relaciones Exteriores alemán envió un mensaje secreto (el Telegrama Zimmermann) a México proponiendo una acción militar conjunta contra Estados Unidos si estallaba la guerra. La oferta incluía ayuda material a México para recuperar el territorio perdido durante la guerra entre México y Estados Unidos, específicamente los estados estadounidenses de Texas, Nuevo México y Arizona. Los generales de Carranza le dijeron que México perdería frente a su vecino mucho más poderoso. Sin embargo, el mensaje de Zimmermann fue interceptado y publicado, e indignó a la opinión estadounidense, lo que llevó a una declaración de guerra a principios de abril. Carranza luego rechazó formalmente la oferta y la amenaza de guerra con Estados Unidos disminuyó. [74]

Carranza fue asesinado en 1920 durante una disputa interna entre sus antiguos partidarios sobre quién lo reemplazaría como presidente.

Generales revolucionarios del norte como presidentes Editar

Tres generales sonorenses del Ejército Constitucionalista, Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles y Adolfo de la Huerta dominaron México en la década de 1920. Su experiencia de vida en el noroeste de México, descrita como un "pragmatismo salvaje" [75], fue en una región escasamente poblada, en conflicto con los indios, con una cultura secular más que religiosa y con ganaderos y agricultores independientes y de orientación comercial. Esto era diferente de la agricultura de subsistencia de la densa población del campesinado indígena y mestizo fuertemente católico del centro de México. Obregón era el miembro dominante del triunvirato, como el mejor general del Ejército Constitucionalista, que había derrotado a Pancho Villa en batalla. Sin embargo, los tres hombres eran políticos y administradores hábiles que habían perfeccionado sus habilidades en Sonora. Allí habían "formado su propio ejército profesional, patrocinado y aliado con sindicatos, y ampliado la autoridad del gobierno para promover el desarrollo económico". Una vez en el poder, lo ampliaron al nivel nacional. [76]

Presidencia de Obregón, 1920-1924 Editar

Obregón, Calles y de la Huerta se rebelaron contra Carranza en el Plan de Agua Prieta en 1920. Después de la presidencia interina de Adolfo de la Huerta, se llevaron a cabo elecciones y Obregón fue elegido para un período presidencial de cuatro años. Además de ser el general más brillante de los constitucionalistas, Obregón fue un político inteligente y un exitoso hombre de negocios que cultivaba garbanzos. Su gobierno logró acomodar a muchos elementos de la sociedad mexicana, excepto al clero más conservador y los grandes terratenientes. No era un ideólogo, pero era un nacionalista revolucionario, que sostenía puntos de vista aparentemente contradictorios como socialista, capitalista, jacobino, espiritualista y americanófilo. [77] Pudo implementar con éxito las políticas que surgieron de la lucha revolucionaria en particular, las políticas exitosas fueron: la integración del trabajo urbano organizado en la vida política a través de la CROM, el mejoramiento de la educación y la producción cultural mexicana bajo José Vasconcelos, el movimiento de la reforma agraria y las medidas adoptadas para instituir los derechos civiles de las mujeres. Enfrentó varias tareas principales en la presidencia, principalmente de naturaleza política. Primero fue consolidar el poder estatal en el gobierno central y frenar a los hombres fuertes regionales (caudillos) el segundo fue obtener el reconocimiento diplomático de los Estados Unidos y el tercero fue la gestión de la sucesión presidencial en 1924 cuando terminó su mandato. [78] Su administración comenzó a construir lo que un académico llamó "un despotismo ilustrado, una convicción dominante de que el estado sabía lo que debía hacerse y necesitaba poderes plenarios para cumplir su misión". [79] Después de casi una década de violencia de la Revolución Mexicana, la reconstrucción en manos de un gobierno central fuerte ofreció estabilidad y un camino de modernización renovada.

Obregón sabía que era necesario que su régimen consiguiera el reconocimiento de Estados Unidos. Con la promulgación de la Constitución mexicana de 1917, el gobierno mexicano fue autorizado a expropiar los recursos naturales. Estados Unidos tenía considerables intereses comerciales en México, especialmente en el petróleo, y la amenaza del nacionalismo económico mexicano para las grandes compañías petroleras significaba que el reconocimiento diplomático podría depender del compromiso mexicano en la implementación de la constitución. En 1923, cuando las elecciones presidenciales mexicanas estaban en el horizonte, Obregón comenzó a negociar con el gobierno de los Estados Unidos en serio, y los dos gobiernos firmaron el Tratado de Bucareli. El tratado resolvió cuestiones sobre intereses petroleros extranjeros en México, en gran parte a favor de los intereses estadounidenses, pero el gobierno de Obregón obtuvo el reconocimiento diplomático estadounidense. Con eso empezaron a fluir armas y municiones a los ejércitos revolucionarios leales a Obregón. [80]

Desde que Obregón había nombrado a su colega general sonorense, Plutarco Elías Calles, como su sucesor, Obregón estaba imponiendo un "poco conocido a nivel nacional e impopular con muchos generales", [80] excluyendo así las ambiciones de sus compañeros revolucionarios, particularmente su antiguo camarada Adolfo de la. Huerta. De la Huerta protagonizó una grave rebelión contra Obregón. Pero Obregón demostró una vez más su brillantez como táctico militar que ahora contaba con armas e incluso apoyo aéreo de Estados Unidos para reprimirlo brutalmente. Cincuenta y cuatro exobregonistas fueron fusilados en el evento. [81] Vasconcelos renunció al gabinete de Obregón como ministro de Educación.

Aunque la Constitución de 1917 tenía artículos anticlericales aún más fuertes que la constitución liberal de 1857, Obregón eludió en gran medida la confrontación con la Iglesia Católica Romana en México. Dado que los partidos políticos de oposición fueron esencialmente prohibidos, la Iglesia Católica "llenó el vacío político y desempeñó el papel de una oposición sustituta". [82]

Presidencia de Calles, 1924–1928 Editar

La elección presidencial de 1924 no fue una demostración de elecciones libres y justas, pero el titular Obregón no se presentó a la reelección, reconociendo así ese principio revolucionario, y completó su mandato presidencial aún vivo, el primero desde Porfirio Díaz. El candidato Calles se embarcó en la primera campaña presidencial populista en la historia de la nación, ya que pidió la redistribución de la tierra y prometió justicia igualitaria, más educación, derechos laborales adicionales y gobernabilidad democrática. [83] Calles intentó cumplir sus promesas durante su fase populista (1924-26) y luego inició una fase represiva anticatólica (1926-28). La postura de Obregón hacia la iglesia parece pragmática, ya que había muchos otros temas de los que tenía que lidiar, pero su sucesor Calles, un vehemente anticlerical, tomó a la iglesia como institución y a los católicos religiosos cuando llegó a la presidencia, provocando violencia, conflicto sangriento y prolongado conocido como la Guerra Cristera.

Guerra Cristera (1926-1929) Editar

La Guerra Cristera de 1926 a 1929 fue una contrarrevolución contra el régimen de Calles desencadenada por su persecución a la Iglesia Católica en México [84] y específicamente por la estricta aplicación de las disposiciones anticlericales de la Constitución mexicana de 1917 y la expansión de otras leyes anticlericales.

Se discutieron varios artículos de la Constitución de 1917: a) el artículo 5 (que prohíbe las órdenes religiosas monásticas) b) el artículo 24 (que prohíbe el culto público fuera de los edificios de la iglesia) yc) el artículo 27 (que restringe los derechos de propiedad de las organizaciones religiosas) . Por último, el artículo 130 quitó los derechos civiles básicos del clero: se impidió a los sacerdotes y líderes religiosos usar sus hábitos, se les negó el derecho al voto y no se les permitió comentar sobre asuntos públicos en la prensa.

Las rebeliones formales comenzaron a principios de 1927, [85] y los rebeldes se autodenominaron Cristeros porque sentían que estaban luchando por el mismo Jesucristo. Los laicos entraron en el vacío creado por la destitución de los sacerdotes y, a la larga, la Iglesia se fortaleció. [86] La Guerra Cristera se resolvió diplomáticamente, en gran parte con la ayuda del embajador de Estados Unidos, Dwight Whitney Morrow. [87]

El conflicto se cobró alrededor de 90.000 vidas: 57.000 en el lado federal, 30.000 cristeros y civiles y cristeros muertos en incursiones anticlericales después del final de la guerra. Como se prometió en la resolución diplomática, las leyes consideradas ofensivas por los cristeros permanecieron en los libros, pero el gobierno federal no hizo ningún intento organizado para hacerlas cumplir. No obstante, la persecución de los sacerdotes católicos continuó en varias localidades, impulsada por la interpretación de la ley por parte de los funcionarios locales.

Maximato y la formación del partido gobernante Editar

Tras el mandato presidencial de Calles, que finalizó en 1928, el ex presidente Álvaro Obregón ganó la presidencia. Sin embargo, fue asesinado inmediatamente después de las elecciones de julio y hubo un vacío de poder. Calles no pudo presentarse a las elecciones de inmediato, por lo que debía haber una solución a la crisis. Los generales revolucionarios y otros miembros de la élite del poder acordaron que el Congreso debería nombrar a un presidente interino y que se celebrarían nuevas elecciones en 1928. En su discurso final al Congreso el 1 de septiembre de 1928, el presidente Calles declaró el fin del gobierno del hombre fuerte, la prohibición de que los presidentes mexicanos sirvieran nuevamente en esa oficina, y que México estaba entrando ahora en una era de gobierno por instituciones y leyes. [88] El Congreso eligió a Emilio Portes Gil como presidente interino.

Calles creó una solución más permanente a la sucesión presidencial con la fundación del Partido Nacional Revolucionario (PNR) en 1929. Era un partido nacional que era una institución permanente más que local y efímera. Calles se convirtió en el poder detrás de la presidencia en este período, conocido como el Maximato, llamado así por su título de jefe máximo (líder máximo). El partido reunió a los caudillos regionales y las organizaciones laborales integradas y las ligas campesinas en un partido que estaba en mejores condiciones de gestionar el proceso político. Durante el sexenio que ocuparía Obregón, tres presidentes ocuparon el cargo, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo L. Rodríguez, siendo Calles el poder detrás de la presidencia. En 1934, el PNR eligió al partidario de Calles Lázaro Cárdenas, un general revolucionario, que tenía una base de poder político en Michoacán, como el candidato del PNR a la presidencia mexicana. Después de un período inicial de aquiescencia al papel de Calles interviniendo en la presidencia, Cárdenas superó a su ex patrón y finalmente lo envió al exilio. Cárdenas reformó la estructura del PNR, resultando en la creación del PRM (Partido Revolucionario Mexicano), el Partido Revolucionario Mexicano, que incluía al ejército como sector del partido. Había convencido a la mayoría de los generales revolucionarios que quedaban para que entregaran sus ejércitos personales al ejército mexicano, por lo que algunos consideran que la fecha de la fundación del partido PRM es el fin de la Revolución. El partido se reestructuró nuevamente en 1946 y pasó a llamarse Partido Revolucionario Institucional (PRI) y mantuvo el poder de manera continua hasta 2000. Después de su constitución como partido gobernante, el PRI monopolizó todos los poderes políticos: no perdió un escaño en el Senado hasta 1988 o una carrera a gobernador hasta 1989. [89] No fue hasta el 2 de julio de 2000 que Vicente Fox, de la coalición opositora "Alianza por el Cambio", encabezada por el Partido Acción Nacional (PAN), fue elegido presidente. Su victoria puso fin a los 71 años del PRI en la presidencia. Fox fue sucedido por el candidato del PAN, Felipe Calderón. En las elecciones de 2012, el PRI recuperó la presidencia con su candidato Enrique Peña Nieto.

Revitalización de la revolución bajo Cárdenas Editar

Lázaro Cárdenas fue elegido personalmente por Calles como sucesor de la presidencia en 1934. Cárdenas logró unir las diferentes fuerzas del PRI y estableció las reglas que permitieron a su partido gobernar sin oposición durante las próximas décadas sin luchas internas. Nacionalizó la industria petrolera (el 18 de marzo de 1938), la industria eléctrica, creó el Instituto Politécnico Nacional e inició la reforma agraria y la distribución de libros de texto gratuitos para los niños. [90] En 1936 exilió a Calles, el último general con ambiciones dictatoriales, destituyendo al ejército del poder.

En vísperas de la Segunda Guerra Mundial, la administración de Cárdenas (1934-1940) apenas estaba estabilizando y consolidando el control sobre una nación mexicana que, durante décadas, había estado en un flujo revolucionario, [91] y los mexicanos comenzaban a interpretar la perspectiva europea. batalla entre comunistas y fascistas, especialmente la Guerra Civil Española, a través de su lente revolucionaria única. Si México se pondría del lado de Estados Unidos no estaba claro durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, ya que se mantuvo neutral. "Los capitalistas, empresarios, católicos y mexicanos de clase media que se oponían a muchas de las reformas implementadas por el gobierno revolucionario se pusieron del lado de la Falange española" [92], es decir, del movimiento fascista. [93]

El propagandista nazi Arthur Dietrich y su equipo de agentes en México manipularon con éxito las editoriales y la cobertura de Europa mediante el pago de cuantiosos subsidios a los periódicos mexicanos, incluidos los diarios Excélsior y El Universal, de gran difusión. [94] La situación se volvió aún más preocupante para los Aliados cuando las principales compañías petroleras boicotearon el petróleo mexicano luego de la nacionalización de la industria petrolera por parte de Lázaro Cárdenas y la expropiación de todas las propiedades petroleras corporativas en 1938, [95] que cortó el acceso de México a sus mercados tradicionales y llevó a México a vender su petróleo a Alemania e Italia. [96]

Presidencia de Manuel Ávila Camacho y Segunda Guerra Mundial Editar

Manuel Ávila Camacho, sucesor de Cárdenas, presidió un "puente" entre la era revolucionaria y la era de la política maquinal del PRI que duró hasta el año 2000. Ávila, alejándose de la autarquía nacionalista, se propuso crear un clima propicio para la inversión internacional, que había Ha sido una política favorecida casi dos generaciones antes por Madero. El régimen de Ávila congeló los salarios, reprimió las huelgas y persiguió a los disidentes con una ley que prohibía el "delito de disolución social". Durante este período, el PRI se desplazó hacia la derecha y abandonó gran parte del nacionalismo radical de los inicios de la era de Cárdenas. Miguel Alemán Valdés, sucesor de Ávila, incluso modificó el artículo 27 para proteger a los terratenientes de élite. [97]

México jugó un papel militar relativamente menor en la Segunda Guerra Mundial en términos de envío de tropas, pero hubo otras oportunidades para que México contribuyera significativamente. Las relaciones entre México y Estados Unidos se habían calentado en la década de 1930, particularmente después de que el presidente de Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, implementó la Política del Buen Vecino hacia los países latinoamericanos. [98] Incluso antes del estallido de las hostilidades entre el Eje y las potencias aliadas, México se alineó firmemente con Estados Unidos, inicialmente como un defensor de la "neutralidad beligerante" que Estados Unidos siguió antes del ataque a Pearl Harbor en diciembre de 1941. México sancionó empresas e individuos identificados por EE. UU.gobierno como partidarios de las potencias del Eje en agosto de 1941, México rompió los lazos económicos con Alemania, luego retiró a sus diplomáticos de Alemania y cerró los consulados alemanes en México. [99] La Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM) y la Confederación de Campesinos Mexicanos (CNC) organizaron manifestaciones masivas en apoyo al gobierno. [99] Inmediatamente después del ataque japonés a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, México entró en pie de guerra. [100]

Las mayores contribuciones de México al esfuerzo de guerra fueron en material de guerra vital y mano de obra, particularmente el Programa Bracero, un programa de trabajadores invitados en los Estados Unidos que libera a los hombres allí para luchar en los teatros de guerra de Europa y el Pacífico. Hubo una gran demanda de sus exportaciones, lo que generó cierto grado de prosperidad. [101] Un científico atómico mexicano, José Rafael Bejarano, trabajó en el proyecto secreto Manhattan que desarrolló la bomba atómica. [102]

En México y en toda América Latina, la "Política del Buen Vecino" de Franklin Roosevelt era necesaria en un momento tan delicado. Ya se había realizado mucho trabajo entre los EE. UU. Y México para crear relaciones más armoniosas entre los dos países, incluida la resolución de reclamos de ciudadanos estadounidenses contra el gobierno mexicano, inicialmente e ineficazmente negociados por la Comisión de Reclamaciones binacional mexicano-estadounidense, pero luego en forma directa. negociaciones bilaterales entre los dos gobiernos. [103] Estados Unidos no había intervenido en nombre de las compañías petroleras estadounidenses cuando el gobierno mexicano expropió petróleo extranjero en 1938, lo que permitió a México afirmar su soberanía económica pero también benefició a Estados Unidos al aliviar el antagonismo en México. La Política del Buen Vecino condujo al Acuerdo Douglas-Weichers en junio de 1941 que aseguró el petróleo mexicano solo para los Estados Unidos, [104] y el Acuerdo Global en noviembre de 1941 que puso fin a las demandas de las compañías petroleras en términos generosos para los mexicanos, un ejemplo de la Estados Unidos antepone las preocupaciones de seguridad nacional a los intereses de las compañías petroleras estadounidenses. [105] Cuando quedó claro en otras partes de América Latina que Estados Unidos y México habían resuelto sustancialmente sus diferencias, los otros países latinoamericanos estuvieron más dispuestos a apoyar los esfuerzos de Estados Unidos y los Aliados contra el Eje. [103]

Tras las pérdidas de barcos petroleros en el Golfo (el Potrero del Llano y Faja de Oro) a los submarinos alemanes (U-564 y U-106 respectivamente) el gobierno mexicano declaró la guerra a las potencias del Eje el 30 de mayo de 1942. [106]

Quizás la unidad de combate más famosa del ejército mexicano fue la Escuadrón 201, también conocido como el Águilas aztecas. [107]

Este grupo estaba formado por más de 300 voluntarios, que se habían entrenado en Estados Unidos para luchar contra Japón. los Escuadrón 201 fue la primera unidad militar mexicana entrenada para el combate en el extranjero, y luchó durante la liberación de Filipinas, trabajando con la Quinta Fuerza Aérea de los Estados Unidos en el último año de la guerra. [107]

Aunque la mayoría de los países latinoamericanos finalmente entraron en la guerra del lado de los Aliados, México y Brasil fueron las únicas naciones latinoamericanas que enviaron tropas para luchar en el extranjero durante la Segunda Guerra Mundial.

Con tantos reclutas, Estados Unidos necesitaba trabajadores agrícolas. El Programa Bracero brindó la oportunidad a 290,000 mexicanos de trabajar temporalmente en granjas estadounidenses, especialmente en Texas. [108]

"Milagro" económico (1940-1970) Editar

Durante las siguientes cuatro décadas, México experimentó un crecimiento económico impresionante (aunque desde una base baja), un logro que los historiadores llaman "El Milagro Mexicano", el Milagro Mexicano. Un componente clave de este fenómeno fue el logro de la estabilidad política, que desde la fundación del partido dominante, ha asegurado la sucesión presidencial estable y el control de sectores obreros y campesinos potencialmente disidentes a través de la participación en la estructura del partido. En 1938, Lázaro Cárdenas utilizó el artículo 27 de la Constitución de 1917, que otorgó derechos del subsuelo al gobierno mexicano, para expropiar compañías petroleras extranjeras. Fue una medida popular, pero no generó más expropiaciones importantes. Con el sucesor elegido a dedo por Cárdenas, Manuel Ávila Camacho, México se acercó a los EE. UU., Como aliado en la Segunda Guerra Mundial. Esta alianza trajo importantes ganancias económicas a México. Al suministrar materiales de guerra crudos y terminados a los Aliados, México acumuló importantes activos que en la posguerra período podría traducirse en un crecimiento sostenido y una industrialización. [109] Después de 1946, el gobierno dio un giro a la derecha bajo el presidente Miguel Alemán, quien políticas repudiadas de presidentes anteriores. México persiguió el desarrollo industrial, mediante la industrialización por sustitución de importaciones y aranceles contra las importaciones extranjeras. Industriales mexicanos, incluido un grupo en Monterrey, Nuevo León, así como empresarios adinerados de la Ciudad de México se unieron a la coalición de Alemán. Alemán dominó el movimiento obrero a favor de políticas de apoyo a los industriales. [110] [111]

El financiamiento de la industrialización provino de empresarios privados, como el grupo de Monterrey, pero el gobierno financió una cantidad significativa a través de su banco de desarrollo, Nacional Financiera. El capital extranjero a través de la inversión directa fue otra fuente de financiación para la industrialización, en gran parte de los Estados Unidos. [112] Las políticas gubernamentales transfirieron beneficios económicos del campo a la ciudad al mantener bajos los precios de la agricultura artificialmente, lo que hizo que los alimentos fueran baratos para los trabajadores industriales que vivían en la ciudad y otros consumidores urbanos. La agricultura comercial se expandió con el crecimiento de las exportaciones a los EE. UU. De frutas y verduras de alto valor, con el crédito rural destinado a los grandes productores, no a la agricultura campesina. En particular, la creación de semillas de alto rendimiento desarrolladas con el financiamiento de la Fundación Rockefeller se convirtió en lo que se conoce como la Revolución Verde, cuyo objetivo es expandir la agroindustria altamente mecanizada y orientada comercialmente. [113]

Conflicto de Guatemala Editar

El conflicto México-Guatemala fue un conflicto armado entre los países latinoamericanos de México y Guatemala, en el que la Fuerza Aérea Guatemalteca disparó contra barcos de pesca civiles. Las hostilidades se iniciaron con la instalación de Miguel Ydígoras como Presidente de Guatemala el 2 de marzo de 1958 [114].

Crisis económica (1970–1994) Editar

Aunque las administraciones del PRI lograron un crecimiento económico y una relativa prosperidad durante casi tres décadas después de la Segunda Guerra Mundial, la gestión de la economía por parte del partido condujo a varias crisis. El malestar político creció a fines de la década de 1960, culminando con la masacre de Tlatelolco en 1968. Las crisis económicas azotaron al país en 1976 y 1982, lo que llevó a la nacionalización de los bancos mexicanos, a los que se atribuyó los problemas económicos (La Década Perdida). [115]

En ambas ocasiones, el peso mexicano se devaluó y, hasta el año 2000, era normal esperar una gran devaluación y recesión al final de cada mandato presidencial. La crisis del "error de diciembre" llevó a México a una crisis económica, la peor recesión en más de medio siglo.

Terremoto de 1985 Editar

El 19 de septiembre de 1985, un terremoto (8.1 en la escala de Richter) sacudió Michoacán, causando graves daños a la Ciudad de México. Las estimaciones del número de muertos oscilan entre 6.500 y 30.000. [116] La ira pública por el mal manejo del PRI de los esfuerzos de ayuda, combinada con la crisis económica en curso, condujo a un debilitamiento sustancial del PRI. Como resultado, por primera vez desde la década de 1930, el PRI comenzó a enfrentar serios desafíos electorales.

Cambio de panorama político 1970–1990 Editar

Un fenómeno de la década de 1980 fue el crecimiento de la oposición política organizada al gobierno de facto de un solo partido por parte del PRI. El Partido Acción Nacional (PAN), fundado en 1939 y hasta la década de 1980 un partido político marginal y no un competidor serio por el poder, comenzó a ganar votantes, particularmente en el norte de México. Inicialmente obtuvieron avances en las elecciones locales, pero en 1986 el candidato del PAN a la gobernación de Chihuahua tenía muchas posibilidades de ganar. [117] La ​​Iglesia Católica tenía prohibido constitucionalmente participar en la política electoral, pero el arzobispo instó a los votantes a no abstenerse de las elecciones. El PRI intervino y puso patas arriba lo que probablemente habría sido una victoria para el PRI. Aunque el candidato del PRI se convirtió en gobernador, la percepción generalizada de fraude electoral, las críticas del arzobispo de Chihuahua y un electorado más movilizado hicieron que la victoria fuera costosa para el PRI. [118]

Elecciones presidenciales de 1988

Las elecciones generales mexicanas de 1988 fueron extremadamente importantes en la historia de México. El candidato del PRI, Carlos Salinas de Gortari, economista educado en Harvard, nunca había ocupado un cargo electo y era un tecnócrata sin vínculo directo con el legado de la Revolución Mexicana ni siquiera a través de su familia. En lugar de seguir la línea del partido, Cuauhtémoc Cárdenas, hijo del expresidente Lázaro Cárdenas, rompió con el PRI y se postuló como candidato de la Corriente Democrática, formando luego el Partido de la Revolución Democrática (PRD). [119] El candidato del PAN, Manuel Clouthier, realizó una campaña limpia en el patrón de larga data del partido.

La elección estuvo marcada por irregularidades masivas. La Gobernación controlaba el proceso electoral, lo que en la práctica significaba que el PRI lo controlaba. Durante el recuento de votos, se dijo que las computadoras del gobierno se colapsaron, algo que el gobierno llamó "una falla del sistema". Un observador dijo: "Para el ciudadano común, no fue la red de computadoras sino el sistema político mexicano lo que se derrumbó". [120] Cuando se dijo que las computadoras estaban funcionando nuevamente después de un retraso considerable, los resultados electorales que registraron fueron una victoria extremadamente estrecha para Salinas (50,7%), Cárdenas (31,1%) y Clouthier (16,8%). Se consideraba que Cárdenas había ganado las elecciones, pero Salinas fue declarado ganador. Pudo haber habido violencia a raíz de resultados tan fraudulentos, pero Cárdenas no lo pidió, "evitando al país una posible guerra civil". [121] Años más tarde, el ex presidente mexicano Miguel de la Madrid (1982-1988) fue citado en el New York Times afirmando que los resultados fueron realmente fraudulentos. [122]

Presidente Ernesto Zedillo (1994-2000) Editar

En 1995, el presidente Ernesto Zedillo enfrentó la crisis del "Error de diciembre", provocada por una repentina devaluación del peso. Hubo manifestaciones públicas en la Ciudad de México y una constante presencia militar luego del levantamiento en 1994 del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en Chiapas. [123]

Estados Unidos intervino rápidamente para frenar la crisis económica, primero comprando pesos en el mercado abierto y luego otorgando asistencia en forma de $ 50 mil millones en garantías de préstamos. El peso se estabilizó en 6 pesos por dólar. Para 1996, la economía estaba creciendo y, en 1997, México pagó, antes de lo previsto, todos los préstamos del Tesoro de Estados Unidos.

Zedillo supervisó reformas políticas y electorales que redujeron el poder del PRI. Después de las elecciones de 1988, que fueron fuertemente disputadas y posiblemente perdidas por el gobierno, se creó el IFE (Instituto Federal Electoral - Instituto Federal Electoral) a principios de la década de 1990. Dirigido por ciudadanos comunes, el IFE supervisa las elecciones con el objetivo de garantizar que se lleven a cabo de manera legal e imparcial.

TLCAN y T-MEC (1994-presente) Editar

El 1 de enero de 1994, México se convirtió en miembro de pleno derecho del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), uniéndose a Estados Unidos y Canadá. [124]

México tiene una economía de libre mercado que recientemente ingresó a la clase del billón de dólares. [125] Contiene una mezcla de industria y agricultura modernas y anticuadas, cada vez más dominada por el sector privado. Las administraciones recientes han ampliado la competencia en puertos marítimos, ferrocarriles, telecomunicaciones, generación de electricidad, distribución de gas natural y aeropuertos.

La renta per cápita es una cuarta parte de la de los Estados Unidos. La distribución de la renta sigue siendo muy desigual. El comercio con Estados Unidos y Canadá se ha triplicado desde la implementación del TLCAN. México tiene tratados de libre comercio con más de 40 países, que rigen el 90% de su comercio exterior.

Fin de la regla del PRI en 2000 Editar

Acusado muchas veces de flagrante fraude, el PRI ocupó casi todos los cargos públicos hasta finales del siglo XX. No fue sino hasta la década de 1980 que el PRI perdió su primer cargo de gobernador estatal, hecho que marcó el inicio de la pérdida de hegemonía del partido. [126] [127]

Presidente Vicente Fox Quesada (2000–2006) Editar

Enfatizando la necesidad de mejorar la infraestructura, modernizar el sistema tributario y las leyes laborales, integrarse con la economía de los Estados Unidos y permitir la inversión privada en el sector energético, Vicente Fox Quesada, el candidato del Partido Acción Nacional (PAN), fue elegido presidente número 69. de México el 2 de julio de 2000, poniendo fin al control de la oficina por 71 años del PRI. Aunque la victoria de Fox se debió en parte al descontento popular con décadas de hegemonía indiscutible del PRI, también, el oponente de Fox, el presidente Zedillo, admitió la derrota la noche de las elecciones, una primera vez en la historia de México. [128] Otra señal de la aceleración de la democracia mexicana fue el hecho de que el PAN no logró la mayoría en ambas cámaras del Congreso, situación que impidió a Fox implementar sus promesas de reforma. No obstante, la transferencia de poder en 2000 fue rápida y pacífica.

Fox era un candidato muy fuerte, pero un presidente ineficaz que se vio debilitado por el estatus minoritario del PAN en el Congreso. El historiador Philip Russell resume las fortalezas y debilidades de Fox como presidente:

Comercializado en televisión, Fox era un candidato mucho mejor que él para presidente. No pudo hacerse cargo y proporcionar liderazgo en el gabinete, no estableció prioridades y se hizo de la vista gorda ante la construcción de alianzas. Para 2006, como señaló la politóloga Soledad Loaeza, "el ansioso candidato se convirtió en un presidente renuente que evitó decisiones difíciles y pareció vacilante e incapaz de ocultar el cansancio causado por las responsabilidades y limitaciones del cargo". . Tuvo poco éxito en la lucha contra el crimen. Si bien mantuvo la estabilidad macroeconómica heredada de su predecesor, el crecimiento económico apenas superó la tasa de crecimiento demográfico. Asimismo, la falta de reforma fiscal dejó la recaudación de impuestos a una tasa similar a la de Haití. Finalmente, durante la administración de Fox, solo se crearon 1.4 millones de empleos en el sector formal, lo que provocó una inmigración masiva a Estados Unidos y un aumento explosivo del empleo informal. [129]

Presidente Felipe Calderón Hinojosa (2006–2012) Editar

El presidente Felipe Calderón Hinojosa (PAN) asumió el cargo después de una de las elecciones más disputadas en la historia reciente de México, Calderón ganó por un margen tan pequeño (.56% o 233,831 votos) [130] que el subcampeón, Andrés Manuel López Obrador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) impugnó los resultados.

A pesar de imponer un tope a los salarios de los funcionarios públicos de alto rango, Calderón ordenó un aumento en los salarios de la Policía Federal y las Fuerzas Armadas mexicanas en su primer día como presidente.

El gobierno de Calderón también ordenó redadas masivas contra los cárteles de la droga al asumir el cargo en diciembre de 2006 en respuesta a una ola de violencia cada vez más letal en su estado natal de Michoacán. La decisión de intensificar las operaciones antidrogas ha llevado a un conflicto continuo entre el gobierno federal y los carteles de la droga mexicanos.

Guerra contra las drogas (2006-presente) Editar

Bajo el presidente Calderón (2006-2012), el gobierno comenzó a librar una guerra contra las mafias regionales de la droga. [131] Hasta ahora, este conflicto ha resultado en la muerte de decenas de miles de mexicanos y las mafias de la droga siguen ganando poder. México ha sido una nación importante de tránsito y producción de drogas: se estima que el 90% de la cocaína que ingresa de contrabando a los Estados Unidos cada año pasa por México. [125] Impulsado por la creciente demanda de drogas en los Estados Unidos, el país se ha convertido en un importante proveedor de heroína, productor y distribuidor de MDMA y el mayor proveedor extranjero de cannabis y metanfetamina para el mercado estadounidense. Los principales sindicatos de la droga controlan la mayor parte del tráfico de drogas en el país y México es un importante centro de lavado de dinero. [125]

Después de que expiró la Prohibición Federal de Armas de Asalto en los EE. UU. El 13 de septiembre de 2004, las mafias de la droga mexicanas han encontrado fácil comprar armas de asalto en los Estados Unidos. [132] El resultado es que los carteles de la droga ahora tienen más poder de armas y más mano de obra debido al alto desempleo en México. [133]

Después de asumir el cargo en 2018, el presidente López Obrador adoptó un enfoque alternativo para lidiar con las mafias de la droga, pidiendo una política de "abrazos, no disparos" (abrazos, no balazos). [134] Esta política fue ineficaz y el número de muertos se ha disparado. En octubre de 2019 en Sinaloa, el gobierno de AMLO permitió que el hijo de El Chapo saliera libre luego de que el centro de Culiacán se convirtiera en zona de fuego libre. [135]

Salvador Cienfuegos fue arrestado por funcionarios estadounidenses el 15 de octubre de 2020 en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles por cargos de drogas y lavado de dinero. [136] [137] Se descubrió que había utilizado el alias "El Padrino" ("El Padrino") mientras trabajaba con el Cartel H-2. [138] El gobierno mexicano advirtió sobre la revisión de los acuerdos de seguridad con los Estados Unidos por no haber recibido notificación previa del arresto. [139]

El 18 de noviembre de 2020, las autoridades estadounidenses acordaron retirar los cargos contra Cienfuegos, que había cumplido más de un mes detenido en Estados Unidos. También acordaron enviarlo de regreso a México, donde también está bajo investigación. [140] Algunos medios de comunicación estadounidenses informaron que los cargos habían sido retirados bajo la presión del gobierno federal mexicano, que había amenazado con expulsar a los agentes de la DEA del país. Sin embargo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, negó la acusación.

Presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) Editar

El 1 de julio de 2012, Enrique Peña Nieto fue elegido presidente de México con el 38% de los votos. Es ex gobernador del estado de México y miembro del PRI. Su elección devolvió al PRI al poder después de 12 años de gobierno del PAN. Prestó juramento oficialmente en el cargo el 1 de diciembre de 2012. [141]

los Pacto por México fue una alianza entre partidos que exigió el cumplimiento de 95 goles. Fue firmado el 2 de diciembre de 2012 por los líderes de los tres principales partidos políticos en el Castillo de Chapultepec. El Pacto ha sido elogiado por expertos internacionales como un ejemplo para resolver el estancamiento político y para aprobar reformas institucionales de manera efectiva. [142] [143] [144] Entre otras leyes, pidió la reforma educativa, la reforma bancaria, la reforma fiscal y la reforma de las telecomunicaciones, todas las cuales finalmente fueron aprobadas. [145] Sin embargo, este pacto finalmente se vio comprometido cuando el PAN y el PRI de centroderecha presionaron por una revalorización y el fin del monopolio de la petrolera estatal Pemex.Esto finalmente resultó en la disolución de la alianza en diciembre de 2013 cuando el PRD de centro izquierda se negó a colaborar en una legislación que hubiera permitido la inversión extranjera en la industria petrolera de México.

Presidente Andrés Manuel López Obrador (2018-presente) Editar

El 1 de julio de 2018, Andrés Manuel López Obrador fue elegido presidente con 30,112,109 votos (53.19% del total de votos emitidos). López Obrador es el líder del Movimiento de Regeneración Nacional y encabezó la Juntos Haremos Historia coalición. La coalición también ganó 306/500 escaños en la Cámara de Diputados, 69/100 escaños en el Senado federal, varias gobernaciones y numerosas elecciones locales. [146]] [147]

La administración ha tenido que lidiar con la pandemia de coronavirus. AMLO no usa mascarilla ni practica el distanciamiento social. El número de casos ha seguido aumentando, pero México ha intentado la reapertura paulatina de la economía. Al menos 500 trabajadores de la salud cubanos están ayudando a combatir el nuevo coronavirus en la Ciudad de México, dicen las autoridades mexicanas, por lo que probablemente sea el contingente más grande que la isla liderada por los comunistas ha desplegado a nivel mundial como parte de su respuesta a la pandemia.


Resumen de la sección

La administración del presidente James K. Polk fue un período de intensa expansión para los Estados Unidos. Después de supervisar los detalles finales sobre la anexión de Texas de México, Polk negoció un acuerdo pacífico con Gran Bretaña con respecto a la propiedad del país de Oregón, que trajo a los Estados Unidos lo que ahora son los estados de Washington y Oregón. La adquisición de tierras adicionales de México, un país que muchos estadounidenses percibían como débil e inferior, no fue tan incruenta. La Cesión Mexicana agregó casi la mitad del territorio de México a los Estados Unidos, incluidos Nuevo México y California, y estableció la frontera entre Estados Unidos y México en el Río Grande. La fiebre del oro de California expandió rápidamente la población del nuevo territorio, pero también generó preocupaciones sobre la inmigración, especialmente de China.


Constitución diaria

Mayo marca dos aniversarios clave en el conflicto entre los Estados Unidos y México que puso en marcha la Guerra Civil y llevó a California, Texas y otros ocho estados a unirse a la Unión.

El 13 de mayo de 1846, el Congreso de los Estados Unidos declaró la guerra a México a petición del presidente James K. Polk. Luego, el 26 de mayo de 1848, ambas partes ratificaron el tratado de paz que puso fin al conflicto.

El conflicto se centró en la República independiente de Texas, que optó por unirse a Estados Unidos después de establecer su independencia de México una década antes.

El nuevo presidente de Estados Unidos, James K. Polk, también quería a Texas como parte de Estados Unidos, y su predecesor, John Tyler, tuvo un cambio de opinión tardío y comenzó el proceso de admisión antes de dejar el cargo. Polk y otros vieron la adquisición de Texas, California, Oregon y otros territorios como parte del Destino Manifiesto de la nación y rsquos para difundir la democracia en el continente.

Estados Unidos también trató de comprar Texas y lo que se llamó "California mexicana" de México, lo que fue visto como un insulto por México, antes de que estallara la guerra.

México consideró la anexión de Texas como un acto de guerra. Después de una serie de escaramuzas fronterizas, el presidente Polk pidió al Congreso la declaración de guerra porque, según el Artículo I, Sección 8 de la Constitución, solo el Congreso podía declarar la guerra.

En la lucha que siguió, el ejército de Estados Unidos, en su mayoría voluntario, aseguró el control de México después de una serie de batallas, y el Tratado de Guadalupe Hidalgo se firmó el 2 de febrero de 1848.

Fue el primer éxito a gran escala de una fuerza militar de los Estados Unidos en suelo extranjero.

México recibió un poco más de $ 18 millones en compensación de Estados Unidos como parte del tratado.

El pacto estableció una frontera entre Texas y México y cedió California, Nevada, Utah, Nuevo México, la mayor parte de Arizona y Colorado, y partes de Oklahoma, Kansas y Wyoming a los Estados Unidos. Su transferencia al control de Estados Unidos y rsquo también redujo el tamaño territorial de México a la mitad.

En la superficie, el resultado de la guerra y los rsquos parecía una bonanza para Estados Unidos. Pero la adquisición de tanto territorio con el tema de la esclavitud sin resolver encendió la mecha que finalmente desencadenó la Guerra Civil en 1861. Pero el problema subyacente era cómo la adición de nuevos estados y territorios alteraría el equilibrio entre los estados libres y esclavistas fue fundamental.

En el campo de batalla, Robert E. Lee, Ulysses S. Grant y Stonewall Jackson estuvieron entre los que sirvieron en la guerra contra México y que luego ganarían prominencia en la Guerra Civil estadounidense.

Podcast: Las últimas grandes decisiones de la Corte Suprema

Los corresponsales de la Corte Suprema Jess Bravin y Marcia Coyle se unen al anfitrión Jeffrey Rosen para recapitular las decisiones clave recientes del período 2020-21.


Cronología de la guerra entre México y Estados Unidos

La Guerra México-Estadounidense (1846-1848) fue un conflicto brutal entre vecinos provocado en gran parte por la anexión de Texas por parte de Estados Unidos y su deseo de tomar tierras occidentales como California lejos de México. La guerra duró aproximadamente dos años en total y resultó en una victoria para los estadounidenses, que se beneficiaron enormemente de los generosos términos del tratado de paz después de la guerra. Estas son algunas de las fechas más importantes de este conflicto.

México se independiza de España y le siguen años difíciles y caóticos.

Los colonos en Texas se rebelan y luchan por la independencia de México.

2 de Octubre: Las hostilidades entre Texas y México comienzan con la Batalla de Gonzales.

28 de octubre: La Batalla de Concepción tiene lugar en San Antonio.

6 de Marzo: El ejército mexicano arrolla a los defensores en la Batalla del Álamo, que se convierte en un grito de guerra por la independencia de Texas.

27 de marzo: Los prisioneros texanos son masacrados en la Masacre de Goliad.

21 de abril: Texas se independiza de México en la Batalla de San Jacinto.

El 12 de septiembre, Antonio López de Santa Anna es depuesto como presidente de México. Se exilia.

Marzo 1: El presidente John Tyler firma la propuesta oficial de estadidad para Texas. Los líderes mexicanos advierten que la anexión de Texas podría conducir a la guerra.

4 de julio: Los legisladores de Texas acuerdan la anexión.

25 de julio: El general Zachary Taylor y su ejército llegan a Corpus Christi, Texas.

6 de diciembre: John Slidell es enviado a México para ofrecer $ 30 millones por California, pero sus esfuerzos son rechazados.


Sociedad Mexicana de Calles de Guerra

La historia y el desarrollo del área conocida hoy como el lado norte central de Pittsburgh se remonta a su origen como un coto de caza rico, bajo y central para los primeros nativos americanos. Se encontraba justo debajo de una enorme cresta de arenisca formada al sur del gran empuje del glaciar. La documentación más antigua del asentamiento está relacionada con la distribución de la tierra al norte de los ríos Allegheny y Ohio, así como con un hombre que se considera el primer colono del Northside, James Robinson.

En 1783, la Asamblea General de Pensilvania puso en marcha el desarrollo del desierto al norte de Pittsburgh. Esta área fue designada Zona de Reserva, examinada en 3,025 acres en 1785 y "reservada" para el desarrollo de una nueva ciudad. En 1787, la legislatura estatal pidió que se elaborara un plan y le encargaron a David Redick que lo preparara. Posteriormente a un reconocimiento físico en 1788, Redick entregó el Plan de la zona de reserva opuesta a Pittsburg.

Redick diseñó la ciudad según los primeros modelos coloniales que seguían la costumbre inglesa, con una plaza, rodeada de tierras comunales y lotes periféricos. Redick centró la ciudad en la intersección de Venango Trail y Great Path, dos rutas de nativos americanos que fueron la primera huella humana en la tierra. (El sendero Venango se extendía desde la confluencia de los tres ríos hasta el lago Erie). La plaza del pueblo, los lotes del pueblo y los terrenos comunes circundantes contenían 150 acres. El tracto superior se dividió en 276 parcelas de 10 acres cada una. Los 115 acres restantes eran pedazos y pedazos de parcelas de formas extrañas esparcidas a lo largo del perímetro. El concepto general era que los colonos poseerían un lote de la ciudad para una casa y un lote para fines agrícolas.

Antes del plan de Redick, había una porción de tierra en la orilla norte despejada por primera vez por James Boggs alrededor de 1760, aunque se retiró a "Pittsburg" debido a los disturbios de los nativos americanos. A principios de la década de 1780 lo intentó de nuevo. Limpió nueve acres pero murió mientras talaba árboles en su claro. Su viuda Martha escribió al Consejo de la Commonwealth para mantener su reclamo de tierras, y el Consejo votó a su favor. En la década de 1790, Martha Boggs conoció a James Robinson, un aventurero y empresario interesado en el desarrollo inmobiliario, y se volvió a casar. Robinson continuó donde lo dejó su difunto esposo, comprando más tierra para agregar a lo que había adquirido a través del matrimonio. Además, durante este período, con las parcelas definidas en el plan de Redick asignadas y / o subastadas, la ciudad de Allegheny comenzó a tomar forma gradualmente.

El centro de la ciudad y el frente del río se desarrollaron primero, con algunas de las áreas al norte de los comunes despejadas y convertidas en tierras agrícolas. James Robinson compró dos de las tres parcelas frente a North Commons, a lo largo de lo que entonces se llamaba Shanopin Lane (ahora North Avenue).

El desarrollo más temprano dentro del área de 14 parcelas de la parte superior del tracto fue Mechanic's Retreat. Alrededor de 1815, esta tierra se subdividió y se convirtió en un área residencial para los trabajadores empleados en la industria temprana a lo largo de las orillas del río Ohio, a poca distancia al oeste. Mechanic's Retreat era un enclave rural de viviendas modestas a lo largo de Pasture Lane (ahora Brighton Road) rodeado por acres de tierra sin desarrollar. Aparte del Retiro del mecánico, no hubo ningún desarrollo al norte de los comunes durante este tiempo.

En la década de 1820, la población de Allegheny Town llegó a 1000. Se incorporó como municipio en 1828. James Robinson había adquirido el último lote en el tramo inferior, lo que lo convirtió en el propietario de todas las tierras frente a North Commons. La primera expansión de Allegheny Town en el lado norte de los comunes ocurrió en estos parcelas, en el lado oeste de Federal Street. Las calles existentes al sur de los Comunes - Beaver Street (ahora Arch), Middle Alley (ahora Reddour) y Webster Street (ahora Sherman) - se extendieron hacia el norte hasta el otro lado de los Comunes (pero no a través de los Comunes). Benton Alley (ahora Eloise) data de este período. Esta extensión de la cuadrícula de calles de la ciudad hacia las parcelas de Robinson no cruzó el desarrollo del Retiro del mecánico en evolución, donde Jackson Street se había extendido entre Federal y Pasture Lane (Brighton). Jackson Street y Carroll Street (ahora Armandale), conectadas por Coffee Street (ahora Garfield), definieron Mechanics Retreat. Hasta 1835 no hubo desarrollo real al este de Federal o al oeste de Brighton, y los parcelas de James Robinson frente a los comunes todavía se usaban para la agricultura por los agricultores arrendatarios.

En 1840, Allegheny Borough se convirtió en Allegheny City. Se estaba expandiendo por todos lados, incluso hacia el este (Deutschtown) y hacia el oeste (Allegheny West). En 1852, ambos lados de Federal se habían subdividido en su forma actual. Al este de Federal, Boyle Street (que lleva el nombre del propietario del outlot) se extendía desde North Avenue hasta Fairmount Street (ahora Henderson), cruzada por Locust (ahora Parkhurst) y Hemlock. Al oeste de Federal, Jackson Street y Beaver Street (Arch) se cruzaron. Jefferson, Carroll y Ledlie (ahora Alpine) se extendieron hacia el oeste desde Federal el ancho de los parcelas hasta Amelda Alley (ahora Saturno). Este colindaba con el extremo este de Mechanics Retreat.

Durante la década de 1840, el hijo de James Robinson, el general William Robinson, finalmente desarrolló las parcelas en el extremo oeste de North Avenue, frente a los comunes. De acuerdo con el estilo de la época, llamó a este desarrollo Buena Vista, nombrando las calles después de lugares y personas de la Guerra México-Estadounidense (de ahí el nombre posterior, Calles de la Guerra Mexicana). Este desarrollo no se integró inicialmente con la cuadrícula de calles que había crecido alrededor de estos últimos parcelas subdivididas, con la excepción de Benton Alley (Eloise). El desarrollo original de Buena Vista estaba delimitado por Taylor Street al norte y Palo Alto al este. Palo Alto era el límite oriental de las parcelas originales. El bloque entre Palo Alto y Webster (Sherman) quedó sin desarrollar.

Entre 1852 y 1872, el área de Retiro de Mecánicos se reorganizó sustancialmente. Las calles Buena Vista y Monterey, del desarrollo Buena Vista de Robinson, se extendieron hacia el norte desde Taylor hasta Carroll Street (Armandale), que pasó a llamarse Ackely Street. (Ackley era dueño de la propiedad al norte de esa línea.) En un área de 4 cuadras, las antiguas líneas de lote fueron reemplazadas por completo. Los lotes más grandes de Mechanic's Retreat con orientación norte / sur frente a Jackson y Ackely (Carroll) fueron reemplazados por nuevos lotes de 20 pies de ancho frente a Buena Vista y Monterey en la actual orientación este / oeste. El desarrollo residencial empujó hacia el oeste desde Federal por Jackson Street para encontrarse con el recientemente ampliado Monterey, el borde occidental del vecindario construido.

En ese momento, la parte baja de Buena Vista todavía estaba dominada por patios de ganado, lo que desalentó el desarrollo residencial (el callejón entre Buena Vista y Brighton todavía se llama Drovers Way). Además de la extensión de Buena Vista y Monterey, Jefferson fue empujado hacia el oeste pasando Amelda Alley (Saturn) hasta Monterey, y Davis Alley (ahora Sampsonia) fue creado proporcionando acceso trasero para los lotes a lo largo de Jackson y Taylor.

Las parcelas en el lado oeste de Irwin Avenue (renombradas como Pasture Lane) fueron subdivididas en ese momento, con Freemont Street (ahora Brighton Place) conectando Jackson Street con Washington Avenue (ahora California). Aunque la tierra en el lado oeste de Freemont era propiedad de Pittsburgh Fort Wayne & amp Chicago Railroad Company, se dividió en lotes de la ciudad, una empresa inmobiliaria relacionada con el negocio del ferrocarril. Aunque Freemont Street estaba escasamente poblada, fue la ruta elegida para una línea de tranvía que descendía desde el lado este de Union Cemetery, hasta Jackson Street, al este de Monterey, por Monterey hasta North Avenue, luego al este hasta Federal y el centro de Allegheny.

En la periferia, O'Hern Street ahora conectaba Perrysville Avenue con Irwin Ave (Brighton Rd.). Los aproximadamente 20 acres entre Ackely (Armandale) y O'Hern se dividieron en una orientación norte / sur, con las parcelas frente a Irwin Avenue ocupadas por la curtiduría de Taggart. Además de la tierra al norte de Ackley (Armandale), una gran parcela en el lado este de Coffee Street (Garfield) permaneció sin desarrollar.

En la década de 1880, la población de la ciudad de Allegheny superaba los 75.000 habitantes. El mayor avance en esta década fue la instalación de servicios de alcantarillado y agua en los barrios inferiores. Buena Vista se extendió hacia el norte para encontrarse con Perrysville Avenue, cruzando O'Hern en el proceso. Este fue un gran desafío, debido a la pendiente empinada, pero con el observatorio y la Western University of Pennsylvania en los acantilados que dominan la ciudad, la motivación fue bastante fuerte para mejorar la accesibilidad.

Con la extensión de Buena Vista, se construyeron muchos más lotes en la parte superior de Buena Vista, mientras que la mayoría de los lotes en la parte baja de Buena Vista todavía estaban disponibles, aunque ya no se encontraban en los patios de almacenamiento. Una cantidad significativa de viviendas también aparece en Freemont Street (Brighton Place), debido a la línea del tranvía. West Jefferson Street, como O'Hern, conectaba hasta Irwin Avenue (Brighton Rd).

Aunque se habían construido muchas casas, todavía quedaba una oferta abundante de lotes urbanos divididos disponibles para comprar. Casi todo se había dividido, excepto algunas parcelas grandes como las dos cuadras en el lado este de Coffee Street (Garfield).

En diez años, la población de la ciudad de Allegheny creció un 30%, a más de 100.000. Los distritos originales más bajos se beneficiaron de las comodidades modernas de alcantarillado y agua, así como de la proximidad al centro de la ciudad de Allegheny, con su Market House y el distrito comercial asociado. Además, residir en los barrios inferiores significaba que uno podía caminar hasta el centro y no tener que subir las empinadas colinas que flanqueaban Federal Street. Manchester, originalmente un municipio separado, pero ahora parte de Allegheny City, compartía estas mismas ventajas, aunque más lejos del centro.

La construcción de viviendas en 1890 es un aumento sustancial en la densidad que refleja el crecimiento de la población. Muchas de las primeras viviendas construidas en las calles de la guerra mexicana entre las décadas de 1820 y 1850 habían sido bastante modestas para los estándares victorianos. A medida que la floreciente clase media se hizo más rica, estas estructuras de tamaño insuficiente fueron remodeladas, expandidas o reemplazadas. Esta es la primera vez que Northside experimenta un período de gentrificación.

Con la excepción de las grandes casas en North Avenue, Mexican War Streets nunca fue como Millionaires Row en Ridge Avenue. Sin embargo, lo que les faltaba a estos edificios en escala lo compensaban con el estilo y la calidad de la artesanía. La nueva clase media de comerciantes y profesionales industriales construyó casas espaciosas, muchas diseñadas para incluir sirvientes, con piedra extraída de lugares cercanos como Fineview, madera flotando por el río Allegheny desde Allegheny Forest y vidrio hecho en Pittsburgh. Se construyó una amplia gama de estilos arquitectónicos victorianos, incluidos el italiano, el renacimiento gótico, el románico de Richardson, el imperio y la reina Ana.

Dada la construcción relativamente rápida y la gentrificación que se produjo, hay una consistencia victoriana consiguiente en todo el distrito en términos de estilo y paisaje urbano, así como una consistencia en términos de durabilidad. Si se ha mantenido una estructura, todavía está en servicio. La calidad y durabilidad de las viviendas en este distrito es un recordatorio del surgimiento de Pittsburgh como un centro industrial de primer nivel y la consiguiente expansión de la clase media.


Doughboys en el extranjero: el ejército de los EE. UU. A principios del siglo XX

La paga y otras condiciones de servicio eran tan malas en el Ejército de los Estados Unidos que en 1878 su fuerza efectiva era de menos de 20.000 hombres, la fuerza más pequeña en proporción a la población total de Estados Unidos en cualquier momento desde el primer mandato de Washington. El ejército estaba bien entrenado, sin embargo, porque vio un servicio de combate casi constante en las Guerras Indias.

Durante la Guerra Hispanoamericana, el ejército fue aumentado nuevamente por voluntarios en lugar de unidades de milicia. Las convocatorias de voluntarios aumentaron su tamaño a 216.029 efectivos para el 31 de agosto de 1898, 50.000 de ellos eran habituales. Debido a la guerra entre Filipinas y Estados Unidos (1899-1902), se autorizó al presidente a mantener la fuerza del ejército regular en un máximo de 65.000 miembros, y en 1901 esta cifra se elevó a 100.000. La apresurada expansión del ejército al comienzo de la guerra con España había sido caótica. El Departamento de Guerra se reveló escandalosamente ineficiente en administración, organización y dirección operativa.


Ver el vídeo: Documental: Revolución Mexicana 1910 - 1920 (Junio 2022).


Comentarios:

  1. Haligwiella

    Creo que se cometen errores. Intentemos discutir esto. Escríbeme en PM, te habla.

  2. Stowe

    Creo que están equivocados. Intentemos discutir esto. Escríbeme en PM, habla.

  3. Able

    Perdón por mi interferencia ... Entiendo esa pregunta. Nosotros lo consideraremos.

  4. Pollock

    Que palabras... super



Escribe un mensaje